domingo 21 abril 2024

El Frente Amplio por México, una puerta abierta a la sociedad civil

por Claudia Castello Rebollar

El lunes 26 de junio se dio un suceso inédito para la vida democrática de nuestro país, ya que tres partidos de oposición aceptaron abrir un proceso ciudadano para elegir a la persona responsable de conformar el Frente Amplio por México. No se trata de un suceso menor, sino de la mayor trascendencia, incluir a la sociedad civil organizada en esta decisión tan importante para la participación ciudadana en el sistema político mexicano.

Cuando el jueves 12 de enero, en un evento de Va por México, los presidentes del PAN, Marko Cortés, y del PRI, Alejandro Moreno, anunciaron un acuerdo inicial para la candidatura a la presidencia de la república, nuestro presidente nacional Jesús Zambrano hizo un llamado para que se abriera el proceso a la sociedad civil, con la realización de foros públicos, encuestas y elecciones primarias, porque “sería un grave error estratégico que los partidos quisieran asumir la potestad exclusiva de decidir e imponer la candidatura presidencial […] sin escuchar las voces y propuestas de la sociedad civil y sus múltiples liderazgos en un momento de extraordinaria delicadeza para la vida del país.”

Desde ese momento el PRD, en la figura de nuestro presidente nacional, fue un actor incansable en el diálogo y cabildeo con las organizaciones civiles y los partidos de la coalición Va por México, para que se pudiera arribar al acuerdo histórico que se presentó el lunes pasado. En un ejercicio en extremo complejo debido la diversidad de puntos de vista, finalmente se logró un amplio consenso con las organizaciones de la sociedad civil y la mayoría de las y los aspirantes a encabezar el Frente Amplio por México.

Este proceso consta de tres etapas, arranca el 4 de julio, cuando las personas interesadas tendrán que registrarse y conseguir el respaldo ciudadano de sus simpatizantes, quienes mediante plataforma digital, registrarán su firma de apoyo. Aquellos que logren contar con este indispensable respaldo ciudadano, pasarán a la segunda etapa, en la cual participarán en un 1er Foro sobre las visiones de México, además de ser evaluados mediante estudios de opinión, de donde serán seleccionados los mejores perfiles, así, en la tercera etapa, las personas finalistas participarán en 5 foros temáticos regionales, serán evaluadas por una serie de encuestas y se someterán al escrutinio ciudadano, con la realización de una consulta a realizarse el 3 de septiembre.

Es la primera vez que algo así sucede en la vida política de nuestro país, es la primera vez que varios partidos políticos deciden incluir a la ciudadanía en una toma de decisión tan importante, celebro la disposición al diálogo y a la reflexión de los partidos políticos que integran Va por México, todo nuestro reconocimiento.

De igual manera, expreso mi reconocimiento a la militancia perredista y especialmente a nuestro presidente nacional. El PRD es un partido que desde su fundación se fijó como propósito la democratización del sistema político mexicano, estuvo decidido a cambiar las normas e instituciones que rigen nuestra vida política y el acceso al poder público.

El actuar del PRD en esta coyuntura ha sido congruente con su historia, con su vocación democrática, pues durante más de tres décadas luchamos y trabajamos para hacer realidad el respeto a la voluntad ciudadana expresada en las urnas, para avanzar en las distintas reformas electorales, dando paso a instituciones trascendentales como el anterior IFE y el actual INE, fue factor clave para que se lograra la alternancia en la presidencia de la república.

Incluso ahora, el PRD ha sido un férreo defensor de esas instituciones construidas por todas y todos los mexicanos, como el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), no obstante, vivimos un régimen que pone en riesgo los avances democráticos alcanzados, por ello es de la mayor trascendencia que partidos políticos y sociedad civil caminen de la mano. Una vez logrado este éxito, vayamos a un proceso que sea ejemplo y precedente de futuros ejercicios democráticos en nuestro país. 

También te puede interesar