viernes 12 abril 2024

Frente Cívico Nacional: unidad ciudadana

por Mariana Moguel Robles

Ha nacido el Frente Cívico Nacional: una iniciativa con objetivos claros para la vida política de nuestro país, especialmente, para la construcción de un liderazgo diferente, con miras a ganar la elección presidencial de 2024. Durante el acto fundacional, que convocó a mujeres y hombres, académicos, periodistas, profesionistas, activistas, feministas, científicos, pueblos indígenas, miembros de la comunidad LGBTQ+, habitantes del campo y la ciudad, migrantes, políticos y trabajadores, entre otros sectores de la sociedad, los participantes coincidieron en una aspiración: retomar el rumbo de México y construir un mejor futuro entre todos y para beneficio de todos.

Guadalupe Acosta Naranjo, miembro del grupo promotor, advirtió en su mensaje que la democracia en el país, la división de poderes, y el sistema republicano “enfrentan un enorme riesgo”. Subrayó que el Frente Cívico Nacional busca impulsar un movimiento en todo el país que se traduzca en una oposición social y ciudadana fortalecida y capaz de vencer el abstencionismo, con el propósito de incrementar las posibilidades de victoria de la oposición. 

Destacó el proceso de elección de un candidato ciudadano surgido a través del método de una elección primaria, por lo que urgió a los partidos a permitir “entrar aire fresco” y escuchar a los ciudadanos. La unidad de los partidos es indispensable, pero que no es suficiente, puntualizó.  

Forman parte de este grupo promotor: Emilio Álvarez Icaza, incansable estudioso y promotor de los derechos humanos, el ya citado Guadalupe Acosta Naranjo, Gustavo Madero, Ernesto Ruffo, Cecilia Soto, Beatriz Pagés, Ricardo Pascoe, Carlos Navarrete, Demetrio Sodi y Juan Francisco Torres Landa, por mencionar algunos nombres.

En el mismo sentido, admiro y reconozco a Sonia Nohelia Ibarra, Marie Claire Acosta, Magdalena Carral, Alejandra Latapí, Graciela Mota, Ana Lucía Medina, Viola Prat, María Amalia Toriello, Denise Meade, Laura Carrera, Carolina Nieto, Guadalupe Ruz, Guadalupe Gámez, Claudia Bertín, Gabriela Narváez, Nora Zúñiga, Guadalupe Ramonet, Addy Gutiérrez, Sara Miguel Trujillo, Sara María Fuentes, Marisela Moheyer, Patricia Bernal, Rossana Franco, Patricia Olamendi, Juan Miguel Alcántara, Ángel Jaramillo, Jesús Reyes Heroles, Guillermo Valdés, Francisco Valdés, Octavio García, José Newman, Jorge Díaz Cuervo, Miguel Alonso y José Luis Porras, entre muchos otros. 

En este momento político definitivo para el futuro de México, el Frente Cívico Nacional convoca a la unidad como la solución para detener el deterioro acelerado provocado por el gobierno actual. Es imperativo detener el derroche de los recursos públicos en ocurrencias y obras faraónicas, rescatar la administración pública y contrarrestar el retroceso nacional en este sexenio. 

No es momento de críticas ni señalamientos entre el sector opositor, importa la unidad para enfrentar e invertir el saldo negativo que va dejando a su paso el mal gobierno.

En su manifiesto —que puede consultarse en el sitio www.fcn.mx—, el Frente Cívico Nacional hace referencia a las reformas electorales en México, que a finales del siglo XX dieron paso a la transición democrática, permitieron la competencia entre partidos políticos y, a partir de ello, la alternancia en la conducción del país desde la Presidencia de la República que parecía asemejarse de mejor manera a las democracias funcionales del mundo. 

Esta transición democrática permitió que las libertades políticas, civiles y económicas se extendieran con gran fuerza. No obstante, es necesario reconocer la persistencia de serios rezagos sociales: la enorme disparidad económica, la desigualdad social, la inseguridad y la corrupción como uno de los desafíos mayores. 

Es conocido que el presidente actual canalizó este descontento generalizado y se erigió como la única figura capaz de impulsar un proyecto que terminara con los lastres mencionados. Pese al gran respaldo de 2018, las promesas fueron incumplidas y se ha ido conformando un régimen autoritario que ha incrementado la pobreza, la inseguridad y la corrupción. 

En su intervención, Lucero Alvarado comentó que “cuando en un gobierno, cuando en la política, las cosas van mal, nuestro día a día paga los platos rotos. Somos las personas desatendidas del sistema; en mi caso, como mujer, del mismo sistema patriarcal”.

Amplios sectores de la sociedad se sienten traicionados, frustrados y desilusionados debido al fracaso económico, el decrecimiento del empleo, el deterioro del sistema educativo —favoreciendo la deserción escolar—, el asedio a periodistas y críticos del gobierno, la coacción del voto, y la violencia criminal que se ha apoderado del país. México no vive hoy una condición de normalidad democrática. Por ello, el Frente Cívico Nacional convoca a los mexicanos a evitar que el gobierno consolide su proyecto autoritario durante el siguiente sexenio. 

Demetrio Sodi, promotor del Frente Cívico señala que “solamente con la unidad de los partidos políticos y los grupos ciudadanos podemos garantizar un triunfo y podemos convocar a que la gente salga a votar y no tenga miedo de jugársela para lograr recuperar el país”.

En nuestras manos está poner un alto en 2024, para evitar que nuestro México siga deteriorándose y retrocediendo. Un México más justo, democrático, incluyente, próspero, sustentable y digno requiere de la participación de todos y todas. Para que las libertades y los derechos –individuales y colectivos, políticos, sociales, económicos, ambientales y culturales— sean efectivos para todos. Debemos corregir el rumbo.

Más de veintitrés millones de electores depositaron su confianza en los partidos políticos de oposición en las elecciones intermedias de 2021; este mensaje debe escucharse para avanzar en la construcción de la unidad electoral con miras a las elecciones próximas en Estado de México y Coahuila, y la elección presidencial del 2024. 

Por su parte, Juan Francisco Torres Landa dijo que “ha llegado el momento de la ciudadanía. Mucho de lo que nos quejamos sobre lo que no nos gusta en el país es consecuencia directa de la indiferencia, apatía, desinterés y cierto alejamiento que tradicionalmente se ha dado respecto a tareas públicas y políticas”.

En consecuencia, se busca la unidad de la sociedad, como punto de partida para la gran alianza electoral, parlamentaria y de gobierno para lograr el triunfo en las elecciones de 2024. Porque sólo juntos construiremos un método de amplia participación ciudadana que legitime y fortalezca la candidatura y el programa. El Frente propone una elección primaria para que la ciudadanía elija un candidato presidencial de coalición, y un programa de gobierno con amplia participación de todos los sectores, guiado por la protección de los derechos humanos y las libertades. Sólo el compromiso de conformar un gobierno de coalición y la unidad legislativa nos permitirá llevar a cabo un programa de gobierno que beneficie a la población. 

A su vez, Gustavo Madero, del grupo promotor, dijo que “es el momento de articular estas tres grandes ideas fuerza: el método, el programa y el gobierno de coalición. El gobierno de coalición supera ese presidencialismo. Es el colmo que en México nos despertemos cada mañana para ver cómo se va a mover este país por las ocurrencias del gran tlatoani”.

Los mexicanos rechazamos los autoritarismos, la polarización, los militarismos, la violencia y la exclusión. Queremos terminar, de una vez, con la corrupción, la desigualdad y la impunidad. 

La propuesta del Frente Cívico Nacional es servir para lograr la unidad de las organizaciones de la sociedad civil. Es esencial el diálogo entre la sociedad y el único vehículo competitivo para participar exitosamente en las elecciones: los partidos políticos de oposición. Construyamos juntos como sociedad este proyecto porque todos somos México.

También te puede interesar