miércoles 17 abril 2024

Hackeo suspende permisos y frena transporte; Banxico podría elevar su tasa hasta en 10%

por José Yuste

Hasta enero se vuelven a dar permisos y licencias en transportes, dice la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, después del hackeo recibido la semana pasada.

Esto es una verdadera pesadilla, porque fue un hackeo a la secretaría, pero también a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC). Más de 110 computadoras vulneradas.

La reacción de la secretaría y de la agencia fue postergar, ¡hasta enero!, permisos y licencias para el transporte de carga y para el sector aéreo. Es una forma de frenar una actividad, de por sí afectada por la pandemia, además de los bloqueos de cadenas de suministro y el bajo crecimiento.

La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) pidió no dejar de dar permisos, pues más del 81% del comercio nacional se hace mediante transporte de carga, y el 84% del comercio fronterizo se hace mediante transporte terrestre. Por el lado del sector aéreo, aun con la buena noticia de tratar de recuperar la Categoría 1, sin trámites ni permisos el sector se verá frenado.

¿Qué le pasa al gobierno mexicano que está siendo presa de los hackeos? Desde luego, es un tema de inversión en los sistemas.

Sin embargo, vemos otras instituciones, como, por ejemplo, el Banco de México, donde reciben hackeos cada semana, pero sus sistemas no son vulnerados. No hay magia. Se debe invertir en sistemas informáticos, en resguardos, en licencias, en antivirus. El Banco de México tiene un sistema informático de avanzada.

En esta administración hemos visto vulneraciones en Pemex (donde hasta pedían rescate por la información). Después en la Sedena (los Guacamaya Leaks). Ahora en la AFAC y la SICT, afectando el transporte terrestre y aéreo, al quedarse sin permisos hasta enero de 2023. No hay duda, en la administración pública hay ahorros mal entendidos, como el de no gastar en sistemas informáticos, que resultan muy caros para la actividad económica.

EL PESO REACCIONÓ DE INMEDIATO A LA FED

La Reserva Federal aumentó, por cuarta ocasión consecutiva, sus tasas en 75 puntos base. Llegando a un rango de entre 3.75% y 4.0 por ciento.

Como reacción inmediata, el peso mexicano ganó frente al dólar. Se cotizó en 19.67 pesos por dólar. La moneda nacional se apreció porque el mercado, ahora, espera que el Banco de México siga a la Fed y vuelva a elevar sus tasas de interés. La tasa actual del Banco de México es de 9.25%, y si el 10 de noviembre la eleva en 75 puntos base, la tasa objetivo va a llegar a 10% anual.

El Banco de México hará bien en elevar su tasa a 10 por ciento. Ha mantenido seis puntos porcentuales de diferencia respecto de la tasa de la Fed y le ha ido bien con el tipo de cambio. Además, el principal objetivo del Banxico es preservar la estabilidad de la moneda, con una inflación baja y la inflación todavía no muestra descensos contundentes, sobre todo en sus expectativas.

Así que todavía veremos un alza en tasas fuerte.

INTEGRALIA, AHORA CON VERÓNICA BAZ

Integralia Consultores, dirigida por Luis Carlos Ugalde, es una consultora en asuntos públicos que ha tenido interesantes incorporaciones. Hace un par de años llegó Carlos Ramírez como director de Desarrollo de Negocios y ahora llega Verónica Baz, quien será directora de Bienes de Consumo. Sin duda, las consultorías, así como centros de análisis, van buscando más especialidades.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 03 de noviembre de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar