viernes 24 mayo 2024

Inflación, no cantemos victoria; costo del plan B de López Obrador vs. INE

por José Yuste

La inflación anual durante la primera quincena de febrero fue de 7.76%, un poco menor al 7.9% reportada en la quincena anterior. El dato es interesante porque ya hilamos, por fin, dos quincenas a la baja en la inflación.

Sin embargo, estamos lejos de cantar victoria. Estamos todavía muy lejos del 3% de objetivo anual buscado por el Banco de México.

Durante la primera quincena de febrero, la inflación subyacente, considerada por el banco central como la inflación clave, y que es mucho menos volátil por eliminar los vaivenes de alimentos y energía, sigue siendo elevada, de 8.38% anual.

El aumento en el precio de los alimentos sigue siendo un escándalo, subieron 13.86% anual. Esto es malo porque afecta más el consumo de la canasta alimentaria, sobre todo para la población de menores ingresos.

HUEVO, A REVISAR SU COMERCIALIZACIÓN

El huevo se mantuvo como el principal problema inflacionario, al sufrir tan sólo en la 1a quincena de febrero, una elevación de 6.20% (anualmente ha subido 33.92 por ciento).

En el caso del huevo ya quedó claro que no es problema de las gallinas, sino de la gripe aviar que en Estados Unidos ha llevado al sacrificio de miles de aves, pero en México deberán revisar la comercialización del producto, y evitar acaparamiento. Algo similar ha sucedido con otro de los mayores precios de la quincena anterior, el precio del pollo, que se elevó en 2.48% tan sólo en esos 15 días.

EDUCACIÓN Y GAS LP, COSTO ELEVADO

El Gas LP, con todo y Gas Bienestar y control de precios, subió de precio un 3.07 por ciento. También fue preocupante la inflación en servicios, donde por ejemplo los educativos, particularmente las universidades, se elevaron 5.58 por ciento. La educación es costosa.

DE LA TORTILLA AL PAN DE CAJA, MUCHO MÁS QUE EL SALARIO

En términos anuales, los precios en alimentos se han elevado mucho más que cualquier salario:

—El huevo ha subido 33.92 por ciento.

—La tortilla de maíz se ha elevado en 15.41% por ciento.

—El pan de caja en 19.75 por ciento.

—El pan dulce en 18.60 por ciento.

Sin duda estamos lejos de haber domado la inflación, que, en muchos casos, tiene un componente interno que habrá que ir resolviendo, sector por sector.

Y aquí es cuando se dieron a conocer las minutas del Banco de México, en donde el voto disidente de Irene Espinosa, subgobernadora, llamó la atención porque pidió que el banco central se mantenga firme en la política restrictiva, y no mande señales acomodaticias para el mercado de sólo elevar la tasa en un cuarto de punto. Hoy en día la tasa de referencia de 11% anual del Banco de México, manda una señal de mantener un crédito alto para bajar la inflación, pero también ha funcionado para sostener las inversiones en pesos por el premio tan atractivo, y desde luego explica al superpeso.

EL COSTOSO PLAN B CONTRA EL INE

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, habla del costo del plan B del presidente López Obrador. El principal costo lo tendremos en la credibilidad de las elecciones. La reforma electoral del Presidente acaba con el servicio profesional del INE, y ese servicio son quienes levantan el padrón electoral, realizan la expedición de la credencial para votar. Y sin padrón creíble, entonces el gobierno podría hacer que hasta los muertos voten, como en antaño.

Se despediría al 84.6% del personal clave del INE. Y el costo inmediato, financiero, de despedir a 2,571 funcionarios, que representan más de 2,100 plazas, serán 3,500 millones de pesos.

El costo del plan B del Presidente será en credibilidad en las elecciones, después de años de sí confiar en el conteo de votos, pero también financiero para el INE.

Viendo estos costos, claro que se antoja llenar el Zócalo el próximo domingo.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 24 de febrero de 2023. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar