miércoles 17 abril 2024

Los cárteles mexicanos en América Latina y el Caribe

por Rubén Aguilar Valenzuela

En 2022 se intensificó la presencia de grupos del crimen organizado de México en América Latina y el Caribe, de manera particular el Cártel del Pacífico (CP) y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La presencia de los cárteles mexicanos ha crecido y consolidado, desde sus estructuras en nuestro país, en Centroamérica, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador y Venezuela, dónde están desde hace años.

FOTO: SEMAR/CUARTOSCURO.COM

En el marco de una estrategia de expansión han abierto nuevos espacios en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay.

Los países de Centroamérica, América del Sur y del Caribe son tierra de mercado (compra y venta), pero también plataformas para exportar la droga hacia Estados Unidos y Europa.

Las autoridades de los países involucrados consideran que la presencia de los cárteles mexicanos explica, en parte, el aumento de la violencia en esos países. Las autoridades chilenas, para mencionar un caso, plantea “que la llegada del crimen organizado implica más violencia, más armas y más homicidios”.

En esas latitudes se asume que los cárteles mexicanos son organizaciones con estructuras sofisticadas, que operan en el marco de una planificación profesional a gran escala.

FOTO: SEMAR/CUARTOSCURO.COM

Y también son conscientes de que la región concentra solo el 8.0 por ciento de la población, pero aquí ocurre el 40% de todos los homicidios del mundo.

En versión de José Meléndez (El Universal, 13.07.22), el modelo de penetración de los cárteles mexicanos ha variado y ahora siguen modalidades adecuadas a las características de cada país de América Latina y el Caribe.

Las vías de traslado de la cocaína desde Colombia y Perú, que utilizan los cárteles mexicanos para llevarla a Estados Unidos, se ha diversificado y de manera simultánea recurren al tráfico aéreo, marítimo y terrestre.

Se señala la importancia que tiene Venezuela, para los cárteles mexicanos, desde pistas de ese país despegan aviones con cocaína que antes se ha trasladado de Colombia y Perú, para llevarla a Estados Unidos y Europa.

La capacidad operativa, en el marco de una plantación profesional, de los cárteles mexicanos no está en duda dentro y fuera del país y tampoco el componente de violencia que ejercen.

En el actual modelo mundial de lucha contra los cárteles del narcotráfico, lo único que se puede concluir, en particular para el caso de los mexicanos, es que seguirán creciendo dentro y fuera de México.

Twitter: @RubenAguilar 

También te puede interesar