jueves 29 febrero 2024

A Morena la encanta la lana

por Rubén Cortés

Qué manera de gustarle la lana al partido que gobierna a México diciendo a sus gobernados que el dinero es la mamá y el papá del Diablo. Pues ahora acaba de chutarse mil 239 millones de pesos, a través de transferencias irregulares que le hicieron sus comités en los estados.

Sí: Y eso es fresco de ahora, de acuerdo con la auditoría presentada por la Comisión de Fiscalización al Consejo General del Instituto Nacional Electoral, que revisó los ingresos de los partidos políticos. Pero Morena arrasa con la lana cada vez que tiene oportunidad, o inventa la oportunidad.

Recordemos el cobro de diezmos de Delfina Gómez para Morena, que se realizó mediante una trama similar a la del Pemexgate, aunque también fue similar al Pemexgate la trama de Morena con el fideicomiso por los sismos de 2017, que abrió para fondear la pasada campaña presidencial.

 Delfina Gómez (quien hoy tiene el encargo de que sean educados los niños mexicanos como secretaria de la SEP) en 2017 le retuvo el 10 por ciento del sueldo a cada trabajador para dárselo a Morena, mientras fue alcaldesa de Texcoco, en el Estado de México.

Delfina Gómez hasta le dijo a Carmen Aristegui que “la retención del dinero a los trabajadores fue para la causa de Morena”. Y retuvo más de 40 millones de pesos por “Nómina de Texcoco”, “Aportación de fondo de ahorro”, “Recuperación de fondos de ahorro” y “Aportaciones empleado-patrón”.

Aquel dinero fue a la cuenta 0252544745 de Banorte. Pero Delfina Gómez firmaba transferencias desde 256 mil 493 hasta 791 mil 668 pesos hacia la cuenta personal 0268279691, a nombre de un operador político, del cual se publicó su RFC en su momento.

Se trató de una trama ilegal de financiamiento político electoral, con supuestos pagos de Fonacot y cajas de ahorro, aunque Texcoco tenía cancelado el convenio con Fonacot desde 2012, por falta de pago. Un montón de lana se agenció, por escribirlo finamente.

Después, Morena repitió la receta de Delfina Gómez, con el fideicomiso “Por los demás” (número 73803, en Banca Afirme), supuestamente para ayudar a los damnificados por los sismos de 2017, pero que en realidad fue para fondear a su candidato presidencial.

De los 70 sujetos sacaron 64,5 millones en cheques de caja del famoso fideicomiso de Morena ninguno era damnificado y todos eran militantes de Morena. Y, al ser cambiados a efectivo, la autoridad no pudo seguirle el rastro.

Ahora, Morena hizo un fideicomiso para inmuebles (aunque eliminó en el Congreso los 109 fideicomisos que funcionaban hasta 2018 en el país) y se embolsó 372.4 millones de pesos; y se embolsó 866.9 millones por transferencias sin comprobar, dizque que de sus filiales locales.

Eso es Morena.

También te puede interesar