viernes 12 abril 2024

La toma del campo de golf será la muerte de Huatulco

por Articulista invitado

Por Raúl Bonfil

Yo viví a 100 metros del campo de golf que tanto le reclaman a Ricardo Salinas Pliego y sé perfectamente que su ocupación por el gobierno va a ser la muerte de Huatulco. No tienen idea de lo que ocurrirá en un par de años y no lo digo por la gente que juega golf o por el turismo. Es lo de menos este momento. Lo digo por el agua potable.  

Ese campo de golf es un humedal seminatural que requiere mucho cuidado especializado, con tecnología que sirve para captar todas las aguas tratadas de las dos plantas tratadoras de aguas negras que hay en Huatulco y tiene un ecosistema controlado, mismo que recarga el manto freático que abastece a los pozos de Copalita desde la línea de escurrimiento natural. También tiene un sistema de tormentas que protege el acueducto principal que abastece las zonas habitacionales populares como la Crucecita, sectores U2 y H3.  

Sin los cuidados necesarios que se tenían en ese lugar y todas las máquinas que se ocupan para bombear el agua a la red del campo de golf para mantener niveles correctos de humedad en el suelo y evitar inundaciones en la zona hotelera, probablemente este nuevo “parque natural” corra con el mismo destino que el parque Rufino Tamayo a dos kilómetros del campo de golf…  

Dicho “parque” es una zona llena de drogadictos, pandillas y violadores de estudiantes de secundaria. En donde se robaron hasta las coladeras y cables de alta tensión que mantenían el sistema de bombeo del parque. Ahora es una trampa peligrosa para la vida vegetal, lleno de basura.  

La realidad que ahora es indiscutible es que Huatulco corre un peligro oculto en esta decisión, tomada completamente con el hígado y que pone en riesgo la única fuente de agua de todo el desarrollo turístico y fuente de ingreso del 95% de los habitantes de la zona.  

¿Parque nacional Huatulco? Existe desde los 80s: este parque fue invadido por perros ferales. Hoy en ese parque la desesperación y el mal manejo del problema ha requerido que la Guardia Nacional dispare a perros dentro del parque.  

Sí, nadie cuenta esas partes tristes de la historia, ni se ve a nadie rescatando perritos ahí. En redes hay una enorme cantidad de desinformación. Dicen, por ejemplo, que el campo de golf usa agua potable y deja a la gente sin agua. Pero lo que usa son aguas residuales. Alegan “protección del medio ambiente” y tonterías idiotas…  

Tienen dos parques a menos de 10 kilómetros en completo abandono y uno de ellos es un parque nacional sin fondos, que opera con puros becarios de la UMAR, institución que medio intenta hacer algo sin pago alguno.  

Es más: los del gobierno federal tienen una zona arqueológica en completo olvido, en donde literalmente están saqueando vestigios arqueológicos desde hace décadas y ni siquiera han ido a ver la situación. 

El discurso oficialista en este tema es una completa mentira. 


Gracias al autor por su autorización para publicar este artículo.

Raúl Bonfil:  @rbonfil, https://rbonfil.me/

También te puede interesar