lunes 22 abril 2024

Videgaray, Meade, González: Lozoya acusa sin pruebas

por José Yuste

Los tres exsecretarios de Hacienda coinciden en algo sencillo: Lozoya miente. Empecemos con Luis Videgaray, a quien se ve que Lozoya lo tiene en el peor de los aprecios. El exdirector de Pemex, a lo largo de su declaración presentada a la Fiscalía General de la República, acusa constantemente a Videgaray de haberle ordenado sobornar a panistas para aprobar la reforma energética.

*

VIDEGARAY: LOZOYA BUSCA CULPABLES, FUE MAL DIRECTOR DE PEMEX

Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y excanciller, quien había mantenido un perfil académico en el MIT durante los primeros dos años del gobierno de López Obrador, ayer rompió el silencio.

Videgaray le dice a Lozoya que sus acusaciones son falsas, absurdas y temerarias. Que siempre buscó culpar a otros para evadir su responsabilidad, que era conocida la mala relación entre ambos desde que Lozoya dirigía Pemex, pues desde ahí lo hizo mal y pretendía usar la reforma energética para su beneficio personal (hay versiones sobre Lozoya de que hasta cobraba las citas con empresarios).

Lo cierto, y que estalló en enero de 2016, fue la mala gestión de Lozoya como director de Pemex, prácticamente frenó toda la cadena de proveeduría del sector energético del país. Ahí fue cuando Luis Videgaray, como secretario de Hacienda y teniendo contacto con el presidente Peña Nieto, fue clave en la renuncia de Lozoya. Lozoya no se pudo levantar y no se lo perdonó a Videgaray.

*

MEADE: ACUSA SIN PRUEBAS

José Antonio Meade, excandidato presidencial y exsecretario de Hacienda, le contesta a Lozoya que abusa del criterio de oportunidad para acusar, pero sin una sola prueba. Es decir, política ficción. Según Lozoya, sin presentar una sola prueba, Meade cuando fue secretario de Energía (en el sexenio de Calderón), aprobó la entrada de Odebrecht con el proyecto Etileno XXI, y que hasta le pidió mantener dicho proyecto en el sexenio de Peña (se imagina, el canciller Meade rebasando a los secretarios de Energía, Hacienda y al propio Presidente para cuidar su proyecto, y muy obedientemente Lozoya le hacía caso). Lozoya, otra vez sin ninguna prueba, dice que le envió a Meade a su casa cuatro millones de pesos.

*

GONZÁLEZ ANAYA: AFIRMACIÓN NO APROBADA ES DIFAMACIÓN

José Antonio González, quien sucedió a Lozoya como director de Pemex, fue quien sí presentó pruebas de malversaciones y denunció en 2017 el caso de Odebrecht por irregularidades. González Anaya le recuerda a Lozoya que está acusando sin ninguna prueba. “Afirmación no probada es difamación”, le receta González Anaya a Lozoya.

Lozoya, en su denuncia, acusa y en efecto sin prueba alguna a González Anaya de recibir 4 millones 390 mil pesos en su casa. Y que tenía complicidad con su cuñado, el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Después de leer la declaración de Lozoya a la Fiscalía General de la República, y las decenas de acusaciones que realiza sin pruebas, parece que González Anaya tiene razón: “Afirmación no aprobada es difamación”.


Este artículo fue publicado en el  Excelsior el 21 de agosto de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar