miércoles 21 febrero 2024

Xóchitl sabe corregir y por eso recupera terreno

por Orquídea Fong

Xóchitl lo está logrando. Atendiendo a las críticas de buena fe y observaciones que muchos ciudadanos y periodistas hemos hecho, está corrigiendo de manera muy notoria su estrategia de campaña y como resultado, está ganando terreno y cerrando la brecha ante Claudia Sheinbaum, a pesar de la descarada operación de Estado que AMLO puso en marcha para hacerla ganar. 

Si bien a fines del año pasado no había demasiadas razones para el optimismo, ahora mi lectura es distinta: Xóchitl está mostrando músculo, claridad, estrategia y que tiene con qué ganar las elecciones del 2 de junio. 

Así lo muestran números que se difunden hoy, de parte de la agrupación México Elige, que cada mes publica mediciones en múltiples temas de interés nacional. En esta medición se indica que Xóchitl va cerrando brecha con Claudia Sheinba, y ahora las separan solamente 10.3 puntos. 

En noviembre la brecha era de 10.4, en diciembre creció a 10.9 puntos y para este enero es de 10.3.  Xóchitl ha refinado notablemente su estrategia de campaña, la ha hecho más precisa y enfocada y los partidos políticos se conducen de manera más organizada para apoyarla. Gracias a ello la brecha se va cerrando. 

Esta mejora, que sin duda seguirá creciendo, se debe a varios factores. 

1.- Xóchitl le ha tomado muy bien el pulso a la ciudadanía y lo demostró en su discurso de cierre de precampaña este domingo 14 de enero.  

2.- ¿Cómo lo demostró? Dándole mucho peso a las grandes preocupaciones ciudadanas. A saber: inseguridad, corrupción, costo de la vida y salud.

3.- Está capitalizando cada vez mejor los gravísimos y criminales errores del gobierno de AMLO y las muchas debilidades de Claudia Sheinbaum.  

4.- Comunicó de manera impecable que los tres partidos que la postulan están unidos por sus coincidencias y que aportan a la alianza sus respectivas fortalezas: el PAN su “mística democrática y su compromiso cívico”. El PRI, “su experiencia y conocimiento de este país”. El PRD, “su vocación de justicia social y su perseverancia”.  

Xóchitl remarcó que el gobierno de AMLO ha causado más de un millón de muertos. Este es una carga que Sheinbaum no puede borrar por más que se vista con huipiles. Además, sobre ella caen montones de escándalos, como el de la titulación del fiscal suplente Ulises Lara o la revelación de que Ernestina Godoy plagió en su tesis de licenciatura y con ello, la revelación de una enorme red de complicidades que viene desde que AMLO era jefe de gobierno. 

Que no se olvide que Claudia fue parte de ese gobierno y que desde entonces conoce a Martí Batres, a René Bejarano, a Dolores Padierna. Por supuesto, se benefició del dinero que Carlos Ahumada dio a su primer esposo, Carlos Imaz. 

Qué decir de cómo la están salpicando a Claudia los escándalos de corrupción de los hijos de AMLO, como Gonzalo López Beltrán que se ha dedicado a coyotear para el Tren Maya, tal como lo reveló Latinus. La semana pasada Claudia salió a defender a Gonzalo y los otros dos hijos, diciendo que como ella “los conoce”, sabe que son incapaces de obtener un beneficio personal. De Carlos Loret no pudo decir nada contundente, porque no tiene con qué. Así que balbuceó que sus reportajes carecen de sustento.  

Ayer, en su cierre de precampaña, Xóchitl hizo gran énfasis en el tema de la inseguridad y en combatir la violencia. Dijo que México está “peor que país en guerra” y que aun así en Morena se atreven a ofrecer continuidad. También aseguró que Morena quiere que la gente siga siendo pobre. En cambio, ella ofreció trabajar para fortalecer la clase media.  En su excelente discurso abordó con fuerza las tres grandes preocupaciones del ciudadano mexicano: la inseguridad, la corrupción y el costo de la vida. 

Con toda seguridad estas definiciones muy precisas, producto de que le está tomando muy bien el pulso a la ciudadanía, son las que han hecho que vaya ganando terreno y recuperándose de las caídas que tuvo a finales de año.  

De acuerdo con México Elige, para el 24.4% de la gente el principal problema del país es la inseguridad. Para el 20.4% es la corrupción. Para 15.1% el principal es la violencia y para 7.2% es el narcotráfico.  

Cuando México Elige pregunta cuál es el principal problema de su familia, 18.9% responde que es el alto costo de la vida y 11.1% que son los bajos salarios. En tanto, 15.7% dice que el principal problema de su familia es la inseguridad y 7.6% que es la delincuencia.  

Además, para 55% de los mexicanos la crisis más preocupante es la de inseguridad y para el 31.3% es la económica. Un 42.6% dice que en este último mes la crisis de inseguridad empeoró y 18.3% dice que sigue igual de mal.  Sólo 21.2% opina que en este tema las cosas avanzaron. Dicho de otra manera: en México, 60.9% opina que la inseguridad está mal. Sólo 39% opina positivamente.  

En materia económica, 29.4% siente que la situación económica empeoró y 19.4% que sigue igual de mal. Es decir, que 48.8% opina negativamente y 51.2% opina positivamente. 

En materia de corrupción hay datos que Xóchitl puede y debe aprovechar de manera aún más incisiva. Un 61.7% de los encuestados opina que en el gobierno de AMLO sí hay corrupción y sólo 27.1% dice que no la hay. Un importante 41.6% dice que AMLO es muy corrupto o más menos corrupto. Diez por ciento dice que es poco corrupto. Es decir, que más de la mitad de la población no se cree el cuento urdido por López Obrador en el sentido de que es honesto.  

En la relativa opinión positiva en materia económica, influyen, con toda certeza influyen los ríos de dinero que AMLO reparte para comprar voluntades, pero el presidente ni siquiera toma en cuenta a las clases medias, a las que ha insultado ferozmente y Xóchitl sí. 

En su discurso político ha incorporado dos líneas discursivas, una dirigida a los más pobres, a los que les dice que “tú mereces más” y otra línea dirigida a las clases medias, a las que les dice que buscará que sean más fuertes. Esto, por supuesto, acude al inherente aspiracionismo de todo ser humano. Les habla a los pobres que quieren sobrevivir y convertirse en clase media y le habla a la clase media que está harta de verse empobrecida.  

Claudia Sheinbaum no sabe dirigirse a las clases medias, a pesar de que nació en ellas. Pero, como es una clasemediera, tampoco se sabe dirigir auténticamente a los más pobres, por lo que no le queda más remedio que ser una copia de AMLO.  

Otro tema fundamental en la narrativa de Xóchitl es el abasto de medicamentos. Una y otra vez ha hablado de resolver este problema que el gobierno de AMLO generó y que no ha logrado resolver ni siquiera con la farmaciotota inaugurada en diciembre pasado.  

Claudia Sheinbaum carga con esa piedra. Con el fracaso presidencial en materia de abasto de medicamentos y Xóchitl lo está aprovechando bien. No ha soltado el tema y por supuesto, no debe soltarlo. 

Según México Elige el 60.7% de los mexicanos dicen que sí hay desabasto y el 45.6% afirma que ha batallado para encontrar el medicamento que necesita. Dice también que 46.7% opina que, con AMLO, México va por mal camino. En otro rubro se informa que 48.9% dice que en el último mes los productos que suele comprar han subido mucho de precio. Sólo 5.6% dice que han bajado y un enorme 45% dice que han subido, aunque poco. 

Cierra precampaña Xóchitl Gálvez Ruiz – El Diario de Coahuila

Ahora, México Elige también arroja cifras preocupantes para Xóchitl, que ella debe tener en cuenta. Claudia Sheinbaum sigue siendo mucho más conocida que ella, con un índice de conocimiento de 50.1. Xóchitl se encuentra en quinto lugar, después de AMLO, Sheinbaum, Beatriz Gutiérrez y Gerardo Fernández Noroña. Tiene un índice de 46.4. Sin embargo, hay razones para el optimismo moderado, ya que en la medición anterior Xóchitl ocupaba el sexto lugar, abajo de Tatiana Clouthier.  

Es imperativo que Xóchitl siga trabajando en ser conocida por más mexicanos y sin duda, el trabajo en redes sociales será indispensable. Considero que no publica con suficiente frecuencia. Viene, por supuesto, el periodo de intercampañas, pues es hasta marzo que inicia formalmente la temporada electoral. 

Otro dato que no se debe dejar de lado: Morena, como partido, tiene una mayoría de intención de voto, con 53% de preferencias. Combinados, PRI, PAN y PRD se quedan muy por debajo. Eso quiere decir que si bien los partidos pueden y deben arropar y sostener a Xóchitl, la fuerza de su candidatura se encuentra en apelar directamente a los ciudadanos. Toca a Xóchitl aprovechar al máximo la estructura llamada “Xochilovers” que tendrá activarse a todo motor para el periodo electoral.  

Espero que durante este mes y medio su equipo genere maneras creativas y originales de ampliar su posicionamiento y su alcance por supuesto, sin violar la ley electoral y que cuando inicien las campañas nos encontremos con una estrategia poderosa, muy cercana a la gente, que haga intenso trabajo de territorio.  

Una campaña que no le dé espacio ni margen a Morena y que los lleve a donde pertenecen: al basurero de la historia. 

  

También te puede interesar