sábado 15 junio 2024

Claudia amaga con no reconocer el resultado de las elecciones si no le favorecen 

por etcétera

La candidata oficialista Claudia Sheinbaum amagó con toda claridad con no reconocer el resultado de las elecciones del 2 de junio en caso de que no resulte vencedora. Todo dependerá de lo que pase dijo, implicando claramente que si no gana, no reconocerá su derrota. 

Durante su participación en el programa “Tercer Grado”, de Televisa, le preguntaron “¿reconocerías cualquier resultados en cualquiera de las elecciones?”. 

Ella, de inmediato dijo que “hay que ver”. 

“Bueno, hay que ver cómo se desarrolla. Siempre hemos dicho que nosotros confiamos en el pueblo de México y esa es la confianza que tenemos de que van a salir masivamente a votar”.  

El amago se encuentra justamente en el “hay que ver cómo se desarrolla”. Esa respuesta implica que si el conteo de votación no le favorece o si no se ganan las gubernaturas que espera, se colocará en la misma postura que adoptó AMLO en 2006, en que alegó fraude electoral y montó un plantón en Reforma. 

El panorama es preocupante desde el punto de vista que la elección se antoja sumamente cerrada y la propia Sheinbaum lo sabe, toda vez que en el último debate presidencial, su mensaje final fue para pedir a la base morenista que salieran a votar “masivamente”. 

Tenemos que lograr que la diferencia sea clara, exigió. 

Su declaración en Tercer Grado, en donde por otro lado, disfrutó de una entrevista amable y considerada la mayor parte del tiempo,  también llamó al voto masivo. 

René Delgado fue quien le preguntó sobre los resultados de la votación y la posibilidad de impugnación. 

“A raíz de las medidas cautelares a las que se ha hecho acreedor el presidente López Obrador por su intervención en el proceso electoral se comienza a hablar de la impugnación del proceso y eventualmente de la nulidad de la elección, ¿es algo que te preocupe a ti?”, dijo. 

Sheinbaum respondió: “en el debate, en la última intervención hice un llamado a nuestros simpatizantes, un llamado a todas y a todos a votar, para que la diferencia entre el primero y segundo lugar sea muy grande . Creo que estamos en esa posibilidad y se hace si la gente sale a votar. En esa medida cualquier otro tema que pudiera generar la impugnación de la elección pues quedaría muy minimizado. Sería un escenario distinto si quedáramos muy parejos. No parece, por las encuestas, pero lo que estamos haciendo es el llamado a votar”.  

Este llamado a votar es una clara señal dirigida al líder de Morena, Mario Delgado, quien está encargado de movilizar el voto duro del partido, operando por medio de los censos de beneficiarois de programas sociales. 

En esta tarea también están implicados los Servidores de la Nación. En redes sociales muchos ciudadanos han denunciado que reciben la visita de promotores de la Secretaría del Bienestar y de Morena, para pedir el voto en favor de Sheinbaum y ofrecer beneficios económicos a cambio del sufragio. 

Otra estrategia paralela es la amenaza directa de quitar los programas sociales. Decir que si Gálvez gana se perderán.  

En el último debate, Sheinbaum señaló que “nosotros somos los únicos” que podemos dar los programas sociales. Una clara mentira porque, como ellos mismos han presumido, los programas ya están establecidos en la Constitución. 

Justamente, lo elevaron a categoría constitucional para que nadie los quitara. Ahora, ese recurso se vuelve en contra de ellos.  

El 13 de febrero pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que respetaría los resultados, “porque es el pueblo el que manda” y porque “la voz del pueblo es la voz de dios”. 

Sin embargo, agregó que había que recordar la canción de Chava Flores, “a qué le tiras cuando sueñas mexicano”, y se soltó a reír.  

ofv

También te puede interesar