jueves 29 febrero 2024

Delfina Gómez plagió en su tesis de Maestría y mintió sobre una segunda Maestría; su tesis de licenciatura no existe

por Orquídea Fong

La candidata a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez, cometió numerosos plagios en su tesis de Maestría presentada en 2001 en el Tec de Monterrey. Además, dice tener una segunda maestría, por una institución llamada CESE, sin que exista registro alguno de tal grado.

No solo eso: se dice licenciada en Educación Básica por la Universidad Pedagógica Nacional, pero en el repositorio digital de trabajos académicos de esta institución no se encuentra ninguna tesis o tesina elaborada por ella para obtener el grado de licenciatura.

Una acuciosa investigación realizada por etcétera documenta que la exsecretaria de Educación Pública plagió de manera reiterada en su trabajo de tesis de Maestría, realizada en el Tec de Monterrey.

Aún así, tanto su asesor, el maestro Romeo Farrera Blancas, como la propia institución, aprobaron el trabajo y le otorgaron el grado de Maestra en Educación con especialidad en Administración de Instituciones Educativas.

Tan fue validada y aprobada la tesis, que el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey la tiene alojada en su repositorio documental.

Respecto a lo que ella ha llamado su “otra maestría”, según su propio perfil curricular, tales estudios fueron cursados en el Centro de Estudios Superiores en Educación pero no existe ningún repositorio que aloje algún trabajo de grado, ni tampoco una cédula que valide el supuesto grado de Maestría en Pedagogía que Delfina Gómez dice haber obtenido en el el CESE.
Sobre este particular el portal The Observer Mx ya había reportado en 2017  (la anterior ocasión en que Delfina Gómez quiso ser gobernadora) la inexistencia de un trabajo de titulación. Refirió que al solicitar a la institución los datos, ésta se negó a dar información. Dijo que al consultar a un miembro del equipo de Gómez Álvarez se les respondió que “creo que no ha recogido su título”.

En relación a su grado de licenciatura, etcétera hizo un búsqueda en el repositorio digital de la UPN sin encontrar un solo registro a nombre de Delfina Gómez Álvarez como autora de ningún trabajo académico.

Plagio en la tesis de Maestría, en el Tec de Monterrey

En el año 2001, Delfina Gómez Álvarez presentó ante la Universidad Virtual del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey la tesis llamada “Planeación institucional en la escuela primaria C.E.”Nezahualcóyotl”, turno vespertino”.

Firma como sustentante la “licenciada en Educación Básica Delfina Gómez Álvarez” y funge como asesor el Maestro Romeo Farrera Blancas. La tesis está fechada en mayo de 2001 en Monterrey, Nuevo León.

El trabajo en cuestión presenta deficiencias en la redacción, falta de unidad interna, errores de mecanografía y fallas en las referencias bibliográficas.

La investigación realizada por etcétera localizó abundantes plagios, de los cuales se presentan en esta nota diez ejemplos.
Los ejemplos recuperados son plagios a dos autores: Tomás Miklos y Jorge Ahumada. El primer autor se encuentra en la lista de referencias bibligráficas, pero Jorge Ahumada no es mencionado.

Jorge Ahumada es autor de un cuadernillo muy recurrido entre estudiantes de administración. De su trabajo, Delfina Gómez plagió gran cantidad de conceptos, frases y hasta giros expresivos.

Tomás Miklos es autor de un libro clásico entre los estudiosos del ámbito. De su obra, Delfina Gómez tomó sin citar diversas frases y párrafos.

Hay que señalar que Miklos y otros autores son adecuadamente citados en diversos momentos, es decir, usando comillas e indicando la autoría de la cita. Estas citas recorren el trabajo, mezcladas con los plagios.

Diez ejemplos

De acuerdo con la Universidad Complutense de Madrid “se incurre en plagio cuando no se cita o no se cita de forma adecuada; si no se emplean las comillas en una cita literal; si se da información incorrecta sobre la fuente; al incluir frases, párrafos o ideas de otros autores o autoras sin citar su procedencia o autoría; si se abusa del parafraseado, aunque se mencione la fuente”.

En los diez ejemplos citados abajo, Delfina Gómez incurre mayoritariamente en el abuso del parafraseado. Es decir, en tomar las ideas de otros y ponerlas, como se suele decir, “en otras palabras”, pero con cambios tan mínimos que califica como una apropiación intelectual.

Recurre también a la mezcolanza de fragmentos de frases y párrafos copiados textualmente, para formar una nueva frase o párrafo. También plagia de manera literal.

En la tabla se asienta la frase o párrafo de la tesis de Delfina Gómez, citada de manera textual y en la columna de la izquierda, la página de la tesis donde se encuentra la cita.

En una tercera columna, se coloca la o las frases originales del autor plagiado. En la cuarta columna de la tabla, se indica el autor plagiado, el nombre de la obra y la página de la misma de donde se obtuvo la referencia.

También te puede interesar