viernes 01 marzo 2024

Luisa Alcalde y las irregularidades de Jóvenes Construyendo el Futuro 

por etcétera

Como secretaria del Trabajo, una de las “medallitas” que se colgó Luisa María Alcalde, ahora titular de Segob, fue el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, creado supuestamente para brindar a jóvenes sin empleo su primera oportunidad laboral, con un modesto ingreso, al tiempo que aprendían un oficio 

Como todos los programas y obras estrella del gobierno, este también fue un nido de irregularidades, ineficiencia y corrupción. 

Luego de que Adán Augusto López renunciase a la Segob para buscar el sueño de ser presidente, Alcalde Luján ocupó su lugar. Y su puesto al frente de la Secretaría del Trabajo lo llenó Marath Bolaños, anterior encargado del programa.  

Antes de Bolaños, fue Horacio Duarte el director de JCF, que de ahí saltó a la dirección de Aduanas y de Aduanas a coordinar la campaña electoral de Delfina Gómez. 

Desde 2019, en que se dieron a conocer los primeros análisis del programa, se han reportado gravísimas deficiencias, pagos indebidos, subejercicio, explotación de los becarios y otras anomalías. En suma, corrupción.  

Pero para AMLO no es grave. De lo contrario no hubiera nombrado secretaria de Gobernación a la responsable del fallido programa. 

Desde 2019, a pocos meses de iniciado, la prensa documentó grandes cantidades de irregularidades, muchas de ellas descubierta por la Auditoría Superior de la Federación.  

Esta es una breve cronología. 

Agosto de 2019 

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó el primer análisis profundo del funcionamiento del programa. Entre los datos más relevantes que difundieron se encontró: 

-Que el padrón de beneficiarios (que a AMLO le interesaba ‘llenar’ a toda velocidad) se incrementaba a un ritmo imposible pues “prácticamente todos los días se inscribieron la misma proporción de becarios, de hombres y mujeres, de niveles educativos y de edades”, incluso en fines de semana y días festivos. 

-Que muchos “Centros de Trabajo” registrados eran no identificables en el padrón oficial, ya que se usaban nombres como “Papelería”, “Taller Automotriz” o “Pollería”. 

-Que numerosos “Centros de Trabajo” no se encontraban en las direcciones proporcionadas o bien, se desconocía el nombre del dueño.  

-Que al visitar algunos “Centros de Trabajo”, el dueño les dijo que no estaban inscritos en el programa. 

-Que algunos “Centros de Trabajo” que en el papel decía que recibían recursos por tener aprendices, declararon que no les habían llegado candidatos y por ende, no habían recibido recursos. 

-Que en los lugares donde sí había becarios había irregularidades graves como retención de la beca, jóvenes trabajando en tareas que no correspondían con el perfil, becarios que sustituyeron a empleados formales (a menor costo para la empresa) y más. 

-Que para junio de 2019 había un subejercicio presupuestal de 68%. Que se esperaba que para diciembre el subejercicio fuera del 39%, más de 15 mil millones de pesos que el Poder Ejecutivo, por ley, podría reasignar discrecionalmente.  

 Febrero de 2021 

En este mes, surgió abundante información sobre la revisión de la Cuenta Pública 2019 de la ASF. Hubo numerosos hallazgos en torno a irregularidades, como los siguientes:  

– La Secretaría del Trabajo y Previsión Social no proporcionó datos suficientes y confiables y para evaluar el programa.  

-En 2019, JCF otorgó un millón 120 mil 543 becas a personas, cuando se planeaban dar 2 millones 300 mil becas. Esto implicó un subejercicio presupuestal importante, puesto que, de 40 mil millones asignados, se ejercieron nada más 23 mil 915 millones.  

– El padrón de beneficiarios siguió siendo poco confiable. 

– En una auditoría se determinaron 9 millones 662 mil 800 pesos pendientes de aclarar. 

-Se otorgaron indebidamente becas a 47 “Servidores de la Nación”, causando daño al erario por 507 mil 600 pesos. 

-Se dieron becas a 33 mil 909 personas que ya eran empleados formales, sea del gobierno o de empresas privadas, lo cual viola las reglas del programa.  

-En otra auditoría la ASF determinó que la STPS debía aclarar el uso de 57 millones 92 mil 400 pesos. 

-La ASF descubrió que se pagaron becas a personas ya fallecidas. El daño al erario fue cercano al medio millón de pesos. 

-Se descubrió que se dieron apoyos a 3 mil 371 personas que ya contaban con otro apoyo social. El daño al erario fue de 51 millones 213 mil 600 pesos.  

-Se descubrieron falsedades en los datos de los “Centros de Trabajo” y usurpación de datos de empresas inscritas. El daño al erario fue de 5 millones 396 mil 400 pesos. 

-Se descubrieron empresas fantasmas y/o registradas sin su consentimiento, provocando daño al erario por 51 millones 213 mil 600 pesos. 

Reciben pago 378 mil jóvenes aprendices

13 de septiembre de 2021   

El portal Animal Político informó que el gobierno federal explotó a becarios del programa JCF al ponerlos a trabajar como empleados formales en diversas dependencias, debido a que la política de austeridad del gobierno los obligó a dejar de contratar personasl.  

“El gobierno federal utilizó 322 mil becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro para subsanar en 2019 la falta de personal en dependencias como la Secretaría de Bienestar, de Agricultura, Protección Civil o el Instituto Nacional para los Adultos”, pero sin salario, solamente el pago de la beca. Y, por supuesto, sin contrato, prestaciones o antigüedad.  

Febrero de 2022  

Se dio a conocer la revisión de la Cuenta Pública 2020, en donde se encontraron irregularidades en el programa por 28.1 millones de pesos: 

– Apoyos a 38 personas fallecidas: 351 mil 720 pesos. 

– Servicio de IMSS a 17 mil 283 personas no inscritas en ninguna empresa del programa:  a 3.2 millones de pesos. 

– Becas a mil 315 personas que recibían otro apoyo social: 19.6 millones de pesos. 

– Becas a 41 personas que eran empleados del ISSSTE: 153 mil 400 pesos. 

– Becas a 71 personas que ya eran trabajadores de las empresas: 1 millón de pesos. 

– Becas a 252 personas que eran “tutores” de los becarios: equivale a 2.2 millones de pesos. 

– Becas a 106 personas “representantes de los centros laborales”:  1.5 millones de pesos. 

 31 de octubre de 2022

Se divulgó información de la ASF, de la Cuenta Pública 2021, que reveló: 

– Se dieron becas a 782 “Servidores de la Nación”, adscritos a la Secretaría del Bienestar: 3 millones 314 mil 400 pesos.  

– Se contabilizó que fueron 2 mil 692 personas las que, siendo empleadas de una empresa privada, recibieron la beca: 45 millones 91 mil 200 pesos. 

– Becas a 284 personas que estaban en el programa Becas Elisa Acuña: 2 millones 983 mil 468 pesos.

– Becas a mil 160 personas que recibían también Jóvenes Escribiendo el Futuro: 19 millones 332 mil 676 pesos. 

En febrero de 2023, senadores del PAN solicitaron la comparecencia de Alcalde Luján para explicar el elevado número de irreguladidades.

Los senadores dijeron en ese momento que las irregularidades de 2020 ascendían a 28 millones de pesos, en tanto que las de 2021 ascendían a 79 millones.

A ello hay que agregar el millonario subejercicio de 2019 y 2020.

*ofv

También te puede interesar