martes 21 mayo 2024

Mi experiencia en Twitter

por Berenice Aguilar Vázquez

Fue justamente hace seis años que retomé mi cuenta en Twitter. Anteriormente la había usado para interactuar con algunos lectores de historia universal y también para informarme sobre los horarios y actividades de los museos en CDMX a los que acudo con cierta frecuencia.

Corría el mes de marzo de 2018 y las campañas presidenciales habían comenzado. El clima electoral era bastante complicado porque a pesar de que el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador encabezaba las encuestas y el PAN había impuesto a Ricardo Anaya provocando una fractura con el grupo del expresidente Felipe Calderón, el partido oficial PRI, liderado por José Antonio Meade,estaba dispuesto a movilizar todo el aparato para evitar una derrota.

Yo sabía que el final estaba abierto; sin embargo, no ignoraba que AMLO había entrado anticipadamente en la senda electoral y que ese factor le concedía cierta ventaja, aunque también pesaba el hecho de que ese sería su tercer intento de obtener la presidencia de México. Pesaba tanto como su gran exposición mediática, producto de su enorme carisma y de los constantes ataques de sus críticos.

Sentí la necesidad de acceder a información actualizada sobre los candidatos y sus promesas, sus lemas, sus acusaciones,descalificaciones, derroches y mentiras.

Fue así como retomé Twitter, la herramienta más poderosa para informarse y conectarse en tiempo real con personas de todo el mundo que comparten las mismas inclinaciones.

Hello world! - The ADHD Lawyer

Comencé a seguir a varios periodistas de mi interés como el “Teacher” López Dóriga, Pablo Hiriart, Héctor de Mauleón y Rubén Cortes. Además, descubrí que esta red es el lugar ideal para encontrar análisis y opiniones de expertos en diferentes temas. Esto me ha permitido profundizar en mi conocimiento sobre política y tener una visión más amplia de los problemas que enfrenta el mundo y México en lo particular.

A las pocas semanas de estar cerca de los expertos con quienes compartía ideología e intereses políticos,asumí que mi aversión hacia López Obrador era real pero carente de fundamentos. Digamos que era una herencia de mi papá quien veía, con razón, gran similitud entre Luis Echeverría y el “caudillo” Andrés Manuel. De inmediato me di a la tarea de investigar sobre los líderes y movimientos populistas que surgieron a lo largo de los siglos XX y XXl.

Recurrí a Enrique Krauze, uno de mis autores favoritos por su dura y certera crítica al poderoso en turno y su defensa a la libertad de expresión. El pueblo soy yo y Crítica al poder presidencial me ayudaron a entender la compleja relación del líder con el pueblo y la necesidad de recuperar la concordia que hemos perdido en México.

AMLO llama "el mesías del conservadurismo" a Enrique Krauze | Proceso

Al leer sobre populismo, entendí la razón por la que AMLO se enfoca en los programas clientelares a costa de la estabilidad económica y la salud de la democracia. Con esa información en mano, pude analizar objetivamente las acciones y decisiones de quien se había convertido en el presidente de mi país. Para entonces, mi capacidad de análisis y argumentación habían mejorado notablemente y me sentí capaz de interactuar y opinar con mis propios tuits.

A través de esta red creo haber aprendido la importancia de ser crítica y reflexiva en mi pensamiento político. El hecho de seguir a personas con diferentes perspectivas, me brindó el reto de cuestionar mis propias creencias y analizar los argumentos de quienes piensan de manera diferente. Hacerlo  me ha permitido tener una visión más amplia y me ha enseñado a ser más tolerante y respetuosa con quienes tienen distintos puntos de vista.

Por otro lado, he de confesar que aún ahora hago un gran esfuerzo para manejar tanta agresividad y estridencia que se vive en todo momento en la red. El anonimato que brinda la plataforma y la superioridad moral con la que actúan los fanáticos de la 4T, provocan que se expresen sin consecuencias.

En conclusión, mi experiencia en Twitter ha sido muy grata porque me ha permitido participar en el debate público. El actuar de AMLO es un tema que nos afecta a todos y en mi opinión, es necesario estar informado y participar en la discusión. La interacción en Twitter ayuda a generar debate, intercambiar ideas y sobre todo, a mantener a los servidores públicos responsables de sus acciones.

No quiero cerrar mi texto sin antes agradecer a quienes me hacen favor de seguirme y apoyarme en este camino que a ratos parece difícil e incierto.

No puedo expresar lo agradecida que me siento por su confianza y respaldo. Deben saber que estoy totalmente comprometida con nuestra causa en común: salvar nuestra democracia y erradicar el populismo empobrecedor.


Bere Aguilar @bereaguilarv

También te puede interesar