domingo 21 abril 2024

Recomendamos: Nicolas Sandmann, el adolescente que demandó a The Washington Post por US$250 millones por hacerle “bullying”

por etcétera

La familia de Nicholas Sandmann, un adolescente que fue señalado por supuestamente burlarse de un indígena estadounidense, demandó al periódico The Washington Post este martes por difamar al menor en su cobertura del incidente.

En enero, se volvió viral un video que muestra a un grupo de adolescentes, entre los que se encontraba Sandmann, de 16 años, que aparentemente se ríen y acosan a un hombre indígena que entona cantos tradicionales.

“En enero de este año, el Post se comprometió en una forma moderna de macartismo, compitiendo con CNN y NBC, entre otros (medios), para hacerse con el liderazgo de una mafia de matones de medios y redes sociales que atacaron, vilipendiaron y amenazaron a Nicholas Sandmann, un inocente niño de secundaria”, dice la denuncia que presentaron los padres del joven, en representación de él, en Kentucky.

“El Post ignoró normas básicas del periodismo porque quería promover su bien conocida y fácilmente documentada agenda sesgada contra Donald Trump, impugnando a las personas que perciben como simpatizantes del presidente”, añade la demanda.

La demanda especifica que los Sandmann piden una reparación de US$250 millones, “la cantidad que Jeff Bezos, la persona más rica del mundo, pagó en efectivo por el Post cuando compró el periódico en 2013″.

Tercer grupo

El incidente ocurrió cuando Sandmann y otros estudiantes de la escuela secundaria católica de Covington, de Kentucky, acudieron a una marcha contra el aborto en Washington D.C.

Sandamann llevaba una gorra con el lema “Make America Great Again” (el eslogan de campaña de Trump) durante la manifestación.

El índigena del que supuestamente se burlaron, Nathan Phillips, participaba en otra marcha que se dirigía al Cementerio Nacional de Arlington para homenajear a los indígenas estadounidenses caídos en la Guerra de Vietnam.

Otros videos que aparecieron posteriormente en redes muestran a un tercer actor en la historia: unos afroamericanos, autodenominados hebreos israelitas, que estaban insultando a los indígenas y a los estudiantes.

Estos dos últimos grupos explicaron que habían empezado a cantar para reducir la tensión del momento.

Más información: https://bbc.in/2Se1ype

También te puede interesar