viernes 12 abril 2024

Recomendamos también: ¿Sabes si esta foto ha sido manipulada? Y no, no es el pez

por etcétera

La publicidad, las redes sociales… Las personas están más expuestas que nunca a imágenes falsas o manipuladas que pueden llevar a una interpretación errónea de la realidad. Y no siempre es fácil saber cuando nos la «cuelan», como demuestra, por ejemplo, la burda foto que circuló ampliamente por Twitter en la que Trump y Putin parecían tener una discusión en la pasada cumbre del G20 en Hamburgo. En realidad, Putin ni siquiera estaba sentado en esa silla. Había sido añadido a la escena con una técnica fotográfica, pero mucha gente dio por cierta la imagen, la compartió y dio su opinión al respecto en 140 caracteres.

Según una investigación de la británica Universidad de Warwick, las personas pueden detectar una imagen falsa de una escena del mundo real el 60% de las veces, e incluso entonces solo pueden decir lo que está mal en la imagen en el 45% de los casos. Es un porcentaje de acierto mayor de lo que ocurriría por casualidad, sí, pero está lejos de ser perfecto.

Los investigadores establecieron una prueba online (hacerla es divertido y apenas lleva unos minutos) en la que utilizaron un banco de 40 imágenes creadas a partir de diez imágenes originales procedentes de Google Images. Seis de las imágenes originales fueron sometidas a cinco tipos diferentes de manipulación, incluyendo algunas físicamente plausibles y otras que no lo son, para crear 30 imágenes manipuladas. A un total de 707 participantes se le mostraron 10 imágenes al azar que incluían cada uno de los cinco tipos de manipulación y cinco imágenes originales. Los participantes nunca vieron una manipulación o la forma original de la misma imagen dos veces.

Más información en: http://bit.ly/2uFHW5W

También te puede interesar