miércoles 12 junio 2024

Trump sugiere inyecciones de desinfectante o radiaciones contra coronavirus; lo tunden

por etcétera

Durante una conferencia de prensa sobre avances en el tratamiento al Covid-19, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, preguntó si se podría combatir el coronavirus mediante inyecciones de desinfectante o mediante luz solar directamente aplicada en el cuerpo humano. Especialistas lo criticaron severamente.

El mandatario preguntó en público a William Bryan, director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional: “Veo que el desinfectante acaba (con el coronavirus) en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección dentro o casi una limpieza? Como pueden ver, entra en los pulmones y alcanza una cifra tremenda en los pulmones, por lo que sería interesante comprobarlo”. Y añadió: “No soy un médico pero, bueno, soy una persona que tiene un buen ya sabes qué”.

Bryan había explicado antes sobre los avances en investigaciones que indican que el coronavirus muere más rápido si es expuesto a la luz solar y al calor. La temperatura y la humedad también parecen ser poco propicios para el virus, no así los interiores y las condiciones secas.

Tras ello el presidente también cuestionó si era posible “meter luz solar dentro del cuerpo” y acabar con el coronavirus: “Por tanto, supongamos que exponemos al cuerpo a una tremenda cantidad de luz, ya sea ultravioleta o solo luz muy potente. Creo que ha dicho usted que eso no se ha comprobado”.

“Entonces digo, suponiendo que se pone la luz dentro del cuerpo, lo que se puede hacer a través de la piel de alguna otra manera. Creo que usted ha dicho que van a comprobar eso también”.

Deborah Birx, coordinadora de la estrategia sobre coronavirus, le respondió que no es un tratamiento: “La fiebre es algo positivo porque es una ayuda para que el cuerpo responda. Pero ni el calor ni la luz son un tratamiento”.

Pero Trump insistió: “Es algo que habrá que observar”.

Antes, Trump se había referido a los comentarios de Anthony Fauci, el responsable de la política sobre Covid-19 en Estados Unidos, quien había comentado que se necesita realizar más pruebas de detección, a lo que el presidente respondió que su país está haciendo un “gran trabajo”.

Casi de inmediato diversos especialistas e incluso compañías salieron a aclarar los disparates de Trump. Un neumólogo incluso explicó que la inyección de sustancias se trata de un método común que usan las personas cuando quieren suicidarse, mientras que otros señalaron los peligros que la radiación produce en la piel, los ojos y el sistema respiratorio.

Después el presidente comentó que en realidad hablaba con sarcasmo; dijo a un periodista: “Estaba preguntando sarcásticamente a reporteros como tú, solo para saber qué pasaría”.

Pero la expresiones reprobatorias a lo dicho por el presidente de Estados Unidos ha sido grande: por ejemplo, la compañía Reckitt Benckiser, que produce Lysol, dijo lo siguiente en un comunicado: “Debemos tener claro que bajo ninguna circunstancia nuestros productos desinfectantes deben administrarse en el cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra vía)”.

Otros fueron más contundentes: Walter Schaub, quien fue director de Ética del gobierno norteamericano, escribió: “Es incomprensible para mí que un imbécil como este tenga la oficina más alta del país y que existan personas lo suficientemente estúpidas como para pensar que esto está bien”.

También te puede interesar