domingo 21 abril 2024

Admite Cresencio Sandoval que compró departamento a proveedora de la Sedena; justifica el bajo precio 

por etcétera

Al señalar que aprovechó una “oportunidad” para comprar a bajo precio, el general Cresencio Sandoval reconoció que sí adquirió un departamento a una proveedora de la Sedena, pero aseguró que jamás tuvo trato personal con ella. 

“Yo no tuve contacto con la persona dueña. A través de agentes inmobiliarios fue que hicimos la negociación y ya hasta el día de firmar las escrituras tuvimos contacto con la persona”, dijo.   

Aseguró que el precio relativamente bajo que pagó por el inmueble, de 9 millones de pesos, se debió a que se encontraba en “obra gris” y por ello no pagó su precio de mercado.

Según él, el Banco del Ejército le pidió un avalúo para poderle dar un crédito y que la valuación del inmueble estuvo en 9 millones 800 mil pesos, pero “el precio que se manejó en las negociaciones fue de 9 millones”. 

Así, en conferencia de prensa, negó que el precio sustancialmente menor lo haya obtenido debido a que la Sedena concedió un contrato a la misma persona que le vendió el departamento, pues dijo que eso ocurrió dos años después de la venta del departamento y que, además, la contratista fue sancionada por incumplimiento con 16 millones de pesos. 

“Sobre ese departamento, que aquí casi al inicio de la administración adquirí en el precio que dice la nota, pero lo que no menciona esa nota es que el departamento era obra gris. Ese departamento tenía 11 años que había sido construido y por alguna circunstancia, las personas dueñas anteriormente de ese departamento no habían hecho los acabados, esa fue la oportunidad que tuve para adquirirlo a ese precio en ese lugar”. 

Con risa sardónica, al tiempo que también el presidente Andrés Manuel López Obrador se sonreía, el titular de la Sedena salió al paso del reportaje divulgado esta semana por Reforma, que revela la adquisición de un departamento de 407 metros cuadrados en el fraccionamiento Bosque Real, en Huixquilucan. 

Sobre la contratista de Sedena, que le vendió el departamento, dijo que su empresa ganó por única vez una licitación dos años después que él adquirió el inmueble. 

Agregó que la empresa fue penalizada por la dependencia por incumplimiento de contrato. 

“Se le multa por no dar, no cumplir con lo que estaba contratado. Entonces, esa fue la última vez que ha ganado, las demás ocasiones en que ha participado, muchas de ellas no cumplió, porque precisamente lo que se busca es que se obtengan los bienes que dentro de la ley se pueden adquirir al menor precio, con la mejor calidad y evitamos que haya esa corrupción”. 

Luego de la declaración de Sandoval, AMLO defendió al funcionario, asegurando que es honesto e incorruptible. 

“Desde que hice la revisión de todos los generales de división llegué a la conclusión que el General, entre otras características, virtudes, es una gente honesta, incorruptible”, dijo.

 *ofv

También te puede interesar