miércoles 24 abril 2024

AMLO dejó a 6 millones de niños sin vacunas y gastó más dinero 

por etcétera

Desde inicios de sexenio el desabasto de medicamentos ha sido la constante en el país y en todos los medicamentos. Una de las facetas más graves y dolorosas ha sido el desabasto de vacunas infantiles en un país que fue líder en vacunación universal infantil, puesto que en 2019 se dejó sin vacunar a 2.6 millones de niños, un incremento de 352% con respecto al gobierno anterior. 

De acuerdo con un reportaje publicado este lunes en Animal Político, de las reporteras Nayeli Roldán y Judith Méndez, tan sólo entre 2019 y 2020 el gobierno federal dejó sin vacunas contra hepatitis B, tétanos, difteria, tuberculosis, rotavirus, neumococo, sarampión y otras enfermedades a 6 millones de niños “porque no las compró o lo hizo con retraso”. 

Además, para empeorar las cosas, ni siquiera generó ahorros, como tanto presumió el presidente que haría al modificar el sistema de compras. El reportaje indica que gastó más dinero que el gobierno de Enrique Peña Nieto y compró menos. 

Afirma que en los dos primeros años del gobierno morenista, 6 millones de pequeños no fueron vacunados, al tiempo que gastó 24% más dinero que el gobierno anterior por menos dosis. Ese fue el motivo por el que en los Centros de Salud y hospitales los padres de familia no encontraban las dosis y por lo que quienes pudieron, tuvieron que acudir a la compra de las vacunas con médicos particulares. 

En 2019, la cantidad de niños que se quedaron sin vacunas fue de 2.6 millones, 352% más que con el gobierno de Peña Nieto, en que se quedaron sin vacunas 575 mil menores. 

“Por primera vez en tres décadas, el gobierno no compró en 2019 la vacuna BCG para recién nacidos que los protege contra la tuberculosis, pese a ser considerada como la segunda enfermedad infecciosa más mortífera, solo después de la COVID-19, como lo prueban los documentos obtenidos por transparencia y la revisión de contratos de adquisición de las instituciones de salud”, dice la investigación. 

Mismo caso para las vacunas DPT (difteria, tétanos y tos ferina), lo que llevó a México a ubicarse en 2019 entre los 10 países con menor índice de vacunación por ese concepto, alcanzando los niveles de Angola.  

La menor vacunación, afirma, fue una de las causas de que México fuera tan golpeado por la pandemia, a lo que se añadió la pésima gestión, la negativa a aplicar pruebas masivas (también por ahorrar) y a adquirir suficientes equipos de protección.  

Este sexenio hay menos niños vacunados que en muchos gobiernos. “En 2018 el promedio de esquema completo de vacunación en niños mayores a un año fue de 89.8%, y el año siguiente bajó a 79%. Aunque se ha ido recuperando hasta alcanzar 88% en 2022, sigue habiendo rezagos”. 

Y, aunque AMLO y sus funcionarios afirmaron en su momento que todas las falencias del sistema de salud se debían a gobiernos anteriores y a la pandemia, lo cierto es que fue la mal entendida política de austeridad la que lo provocó todo.  

El portal informa que ningún funcionario del gobierno de AMLO aceptó dar su punto de vista para el reportaje, pero gracias a información pública obtenida vía transparencia se encontró que en 2018 el gobierno de EPN compró 45 millones de dosis del cuadro básico de vacunas y que para 2019 la compra se redujo a 35 millones, pero se gastó 24% más.  

En 2021 y 2022 no hay datos en este sentido, pues el gobierno se negó a entregar información, escudándose en la extinción del INSABI y a su vez este organismo dijo que no tenía obligación de responder. 

El reportaje completo puede leerse AQUÍ. 

 

También te puede interesar