jueves 13 junio 2024

Córdova se regodea con Gutiérrez Luna por Plan B

por etcétera

Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), se regodeó con el diputado morenista Sergio Gutiérrez Luna al demostrar su desconocimiento del Plan B de reforma electoral que aprobó como legislador, aunque dijo que no quería ensañarse.

En el Foro “Reflexiones en torno a la justicia electoral y la reforma electoral 2022-2023”, organizado por la Facultad de Derecho de la UNAM y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el consejero presidente del INE y el diputado federal de Morena expusieron sus visiones de la reforma electoral.

Gutiérrez Luna habló, en general, de su aversión por los consejeros Córdova y Murayama, y muy poco o nada del Plan B. Dijo que dividiría su participación, primero, en dar su testimonio de lo que vivió en el Consejo General del INE y después el análisis de “la iniciativa” (sic), el que nunca llegó.

Para evadir el tema del foro, Gutiérrez Luna repitió sus ya muy manidas denuncias contra los consejeros mencionados, a lo que llamó “contexto”. Según él, estos consideran que la reforma electoral debe ser lo que ellos quieren y no lo que decida el Poder Legislativo, y para fundamentar ello habló de la austeridad: lo que considera sus altos sueldos y la falta de sensibilidad para reducírselos.

A continuación, sin desmentir ningún punto, cuestionó los dichos y los trabajos de Murayama sobre la sobrerrepresentación que se procuró Morena para tener la mayoría de la Cámara de Diputados tras las elecciones de 2018. Dijo que los consejeros Córdova y Murayama no han sido prudentes.

El legislador morenista dijo luego, sin vincular su tema anterior con la reforma, que la iniciativa por el presidente de la República sufrió 70 modificaciones en la Cámara de Diputados, como la que él presentó para que no fuera eliminada la Sala Especializada del TEPJF.

Inmediatamente y sin dar coherencia a su discurso, saltó a denunciar “una campaña política en donde un grupo muy definido en el Instituto Nacional Electoral, que se ha empatado con la oposición, ha tomado esta bandera para contrarrestar al presidente López Obrador”.

Dijo que es una falsedad que el gobierno se quiera hacer cargo de las elecciones, así como que si se usan inmuebles públicos trastoque la ley electoral, para lo cual arguyó que “es dable optimizar algunos procesos y estructuras del INE”.

Reconoció que las personas e instituciones que sientan que los legisladores transgreden la Constitución, “pueden acudir a los medios jurisdiccionales para hacerlo valer”. Procedió a descalificar los recursos que se han hecho, de lo que dijo que se están haciendo con una “intención eminentemente política”.

Acusó que el INE se ha tomado como un “botín político”, y añadió que el debate técnico “da para más”, aunque nunca lo trató en su intervención, e insistió en que si hubiera más tiempo, podría abordar la “historia” de algunos consejeros electorales.

A continuación participó Córdova, quien señaló: “No voy a entrar en la universidad a la vulgaridad de la discusión ad hominem. El monopolio de ello se lo dejó al diputado Gutiérrez Luna; por cierto, quien hablaba de la prudencia, justo quien tiene el privilegio de ser la única persona en 30 años de transición democrática de haber roto ese arreglo fundacional de la transición habiéndonos denunciado penalmente a seis consejeras y consejeros y al secretario ejecutivo por decisiones que adoptamos, para presionar políticamente al árbitro”.

Le dijo a Gutiérrez Luna que si gusta invitarlo a ir a discutir a la Cámara de Diputados volverá a acudir porque él sí respeta las instituciones, como la universidad.

“Yo sí voy a entrar a la discusión técnica porque yo sí leí la reforma; la hemos leído y analizado, a diferencia de quienes la votaron en menos de tres horas después de que se presentó”, dijo al diputado morenista, quien ni de lejos llegó a ella.

Mencionó que el llamado Plan B es una “auténtica constelación de inconstitucionalidades”, lo que justifica los recursos de impugnación que el INE ha interpuesto y seguirá haciendo debido a que el Congreso ha vulnerado el orden constitucional y democrático.

Entre las violaciones que Córdova destacó de la reforma está el de la destitución del secretario ejecutivo del INE, que llamó “una norma ad hominem, personal, que no es abstracta, que es concreta”.

Acerca del caballito de batalla de Gutiérrez Luna y el oficialismo: que los sueldos de los consejeros están por encima del que percibe el presidente de la República, Córdova le explicó al legislador: “Tienes que llegar al artículo 41 constitucional, ya no digamos al 127, para poder entender que lo que está prohibido son remuneraciones mayores a la remuneración del presidente de la República, no sueldos”.

“No me meto a esa discusión, porque no quiero caer a donde siempre nos ha querido llevar el diputado Gutiérrez Luna. Voy a lo técnico, estamos en la escuela de Derecho… y no me quiero ensañar”, dijo, con sorna, Córdova, tras lo cual rio acompañado por la mayoría de los presentes.

El consejero presidente del INE señaló varios puntos en los que el Congreso violó la autonomía del INE y que desconoce Gutiérrez Luna, además de diversos daños que el Plan B causa en la estructura del INE y que ponen en riesgo incluso la instalación de casillas.

Sobre la intervención del gobierno en el proceso, Córdova mencionó que, según el Plan B, la Secretaría de Relaciones Exteriores validará la lista de mexicanos que votan en el extranjero, y no el INE: “La ley lo dice y dice el diputado: ‘no’, pues es la prueba enésima de que no leyó lo que votó”.

El consejero presidente recordó cuando, en el anterior gobierno, defendió los derechos de López Obrador y sufrió presiones por ello, por lo que hasta lo acusaron de militar en su favor.

“No nos dejamos del otro gobierno, no nos dejamos de este y no nos vamos a dejar de ninguno que venga, por una simple y sencilla razón: porque es la razón del INE como órgano de control, es la función que los consejeros tenemos”, afirmó Córdova.

El funcionario electoral añadió: “La democracia es una construcción colectiva, no es una construcción de una ideología ni de un partido político, y a todas y todos, que somos responsables de esa construcción colectiva, nos toca defenderla”.

Concluyó anunciando su regreso a la UNAM: “Desde esta trinchera, de esta universidad a la que vuelvo, defenderé con ustedes no solamente a la democracia sino también la autonomía de nuestra universidad frente al poder arbitrario y abusivo que recela y es repelente a todo lo que no sea el pensamiento único”.

También te puede interesar