sábado 15 junio 2024

Empresario afirma que pagó campañas de Javier Corral

por etcétera

Eduardo Almeida Navarro, empresario acusado de defraudación fiscal equiparada, afirmó que financió cuatro campañas electorales a Javier Corral Jurado, exgobernador de Chihuahua, de quien fue hasta compadre. Esto ocurre en el contexto del juicio político que se perfila contra el político panista.

En una conferencia de prensa, Almeida Navarro habló de su relación con el político panista, a quien, comentó que, como Corral Jurado no tenía dinero, le patrocinó cuatro campañas políticas, dos en busca de una senaduría y otras dos para una diputación.

El empresario ha sido acusado por evasión fiscal equiparada debido al manejo indebido de un contrato de 120 millones de pesos que le otorgó el gobierno de César Duarte, de cuya administración fue uno de los proveedores en la compra de medicamentos.

En el encuentro con los periodistas Almeida Navarro recordó la relación de amistad que tuvo con Corral Jurado durante 30 años, pero que fue traicionada por este, tanto que el caso que le ha levantado “está armado hasta el absurdo” porque esos 120 millones se los puso como si fueran su ingreso.

Acerca de un depósito que el PAN le hizo, el empresario mencionó que el anterior gobernador de Chihuahua consideró que con esos recursos podría pagar una deuda que tenía con Televisa desde su primera campaña por la gubernatura. Pero esos tres millones de pesos fueron para pago a proveedores y hasta para adquirir un vehículo para la esposa de Corral Jurado.

Eduardo Almeida Navarro

Almeida Navarro refirió que le vendió un terreno al gobierno del estado para hacer la carretera Juárez-El Tornillo, pero no se llevó a cabo pese a que Banobras liberó mil 500 millones de pesos. Y acusó a Corral Jurado: esos recursos “me los puso a mí como que fue un dinero que me dio César Duarte”.

También comentó que Corral Jurado le hizo 19 auditorías a sus empresas y que sólo halló fue la falta de pago del IVA, que no es por más de 20 millones de pesos. Y señaló que, aunque el caso fue armado en el estado, fue enviado a la Federación.

El empresario agregó: “Javier era mi amigo y nunca esperé que llegara a este tipo de traiciones. En su gobierno fue un inútil, fue un estéril e ineficaz porque la Operación Justicia que tanto presumió solo recuperó en realidad 30 o 40 millones de pesos reales, pues todo lo demás está en juicio y el 90 por ciento no lo van a recuperar porque todo fue inventado”.

En días anteriores Corral Jurado llamó a Almeida Navarro “supuesto empresario”, “testigo protegido de la Co-gobernadora” y “prestanombres de César Duarte Jácquez”.

“En esos casi 30 años que conocí a Javier (que llegó a ser mi compadre) yo le pagué cuatro campañas, dos de senador y dos de diputado. Yo le pagué el arreglo de sus dientes, de todos sus dientes; parece simpático, pero sin obtener yo nada absolutamente nada, sino por la amistad y el cariño que yo le tenía en esos momentos. Le estoy hablando del 2005, del 2004; todo eso está documentado”. Y añadió que incluso le mando a operar sus pies, “no sé si se acuerdan cómo caminaba, como pato. Hasta que yo le dije: ‘Oye, no puedes ir caminando así’”, aclaró Almeida Navarro.

En agosto pasado la Comisión Jurisdiccional del Congreso del estado aprobó dar inicio al procedimiento de juicio político en contra de Corral Jurado debido a una acusación por la utilización de doble identidad ciudadana porque nació en El Paso, Texas, según la denuncia presentada por el empresario Otto Valles Baca.

También te puede interesar