sábado 15 junio 2024

Genaro Lozano y Fernández Noroña exhiben con descaro el autoritarismo de la 4T 

por etcétera

La victoria electoral del 2 de junio confirmó sin ambages el talante autoritario de numerosos miembros del obradorismo, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador, seguido de personajes menores como el comunicador Genaro Lozano, el líder de Morena Mario Delgado y el exaspirante a candidato presidencial Gerardo Fernández Noroña. 

El viernes 7 de junio, en el espacio de Julio Hernández López, Genaro Lozano declaró que quienes votaron en contra de Claudia Sheinbaum son únicamente una “minoría muy ruidosa”, lo cual le ganó intensas críticas en redes sociales.  

Por su parte, Fernández Noroña dijo que en la 4T no tendrán diálogo con la oposición porque son unos “majaderos” y unos farsantes. 

A su vez, el presidente López Obrador dejó en claro, desde la semana pasada, que seguirá interviniendo en política si así se  lo pide “mi presidenta” y advirtió que ejercerá su derecho “a disentir”. 

En un video que se hizo viral en el fin de semana, Lozano dijo que “el PAN, el PRI y el PRD ya no representan más que un sector muy pequeño de la votación, a un sector muy pequeño de la sociedad, a una minoría muy ruidosa, no a una mayoría silenciosa, a la que no le gusta López Obrador”. 

Noroña, en una intervención ante el Consejo General del INE dijo que en la oposición hablan de diálogo, pero que ellos no van a dialogar con “majaderos”, con personas “faltas de rigor intelectual” y “farsantes” que “no tienen el mínimo de honor. Se tenía que decir y se dijo”. 

En reacción, el director de etcétera, Marco Levario Turcott aseguró que la actitud de Lozano y de Noroña es muestra del intento autoritario de negar “la existencia del otro”. 

“Genaro Lozano dice que dice que somos minoría ruidosa. Noroña dice que no habrá diálogo con la oposición, a la que llena de epítetos. Así se configuran los regímenes autoritarios, negando la existencia del otro. Agárrense los cinturones: regresamos a los 60 y 70 para volver a exigir diálogo como aquel entonces. Tenemos derecho a existir y para ello debemos pelear por la democracia”. 

En un video difundido este domingo en redes sociales, Levario Turcott recordó que “el 2 de junio votaron 23 millones y medio de ciudadanos por una alternativa distinta a la del oficialismo”. 

Algunos internautas recordaron a Lozano, que es gay, que el colectivo LGBTI también es minoría y también es “ruidosa”, lo cual no le quita ningún derecho a ser vista y escuchada.  

El médico Héctor Rosete, activo denunciante del desabasto de medicamentos, dijo que la llamada “minoría ruidosa” es gente fiel a sus convicciones que merece respeto.  

“Vivimos en un país donde un gran porcentaje de la población no le interesa participar en las jornadas electorales, otra parte está completamente comprada por las dádivas del gobierno y programas sociales., una “minoría ruidosa” que es fiel a sus convicciones y con deseo de un país mejor. Los sectores están bien definidos, partamos de ahí”, dijo. 

En otro tuit agregó que “prefiero ser de la minoría ruidosa que de la mayoría vendida y cómplice”. 

La cuenta de X @RosarioW lanzó cifras interesantes, pues apuntó que de un padrón de 98.4 millones de personas votaron por Morena 35.9 millones, lo que significa que no votaron por Morena 62.5 millones. De quienes no votaron por Morena, 40 millones simplemente no salieron a votar. 

Fernando Belaunzarán dijo que al llamar minoría ruidosa a la oposición lo que hace Genaro Lozano es “refritear al viejo régimen”. 

ofv

También te puede interesar