domingo 19 mayo 2024

Las pruebas del espionaje a periodistas por parte del gobierno de AMLO: recuento

por etcétera

AMLO lo ha negado muchas veces, pero pruebas obtenidas por una investigación periodística realizada por varios medios demuestran que el espionaje a civiles por medio del spyware Pegagus continúa en el gobierno actual por medio de la Sedena.

El domingo 2 de octubre los medios Proceso, Animal Político y Aristegui Noticias publicaron los resultados de una investigación conjunta. Ello, a tres día de que Latinus revelara un hackeo masivo a la Secretaría de la Defensa Nacional. Ambas investigaciones surgen mientras el gobierno busca profundizar la militarización en el país.

En la conferencia mañanera de este 4 de octubre, una de las periodistas participantes en la investigación, Nayeli Roldán, aseguró al presidente que hay pruebas de que la Sedena contrató Pegasus durante este gobierno. El presidente no sabía si negar o aceptar que lo sabía, ya que la reportera lo puso frente a una disyuntiva: si lo sabía, es que avala el espionaje, si no, es que la Sedena actúa a sus espaldas.

AMLO no negó que la Sedena haya contratado Pegasus, pero dijo que la dependencia hace “inteligencia, que no espionaje”. Y retó a la periodista a presentar pruebas, pues según él, no hay elementos. Una descripción de dichas pruebas, en poder de los periodistas, fueron publicadas desde el domingo en el portal Animal Político.

Señala el texto las siguientes:

-Registro fotográfico de un cateo a la empresa KBH Tracken, que vende el software “a instancias del gobierno mexicano”. En este cateo se hallaron computadoras, dispositivos móviles y documentos con logos de la Sedena.

– Una carta firmada por el director de NSO Group, Shalev Hulio, de enero de 2018, en donde se informa que Comercializadora Antsua sería la empresa que los representaría ante el gobierno mexicano a partir de marzo de 2018.

– Un documento en donde NSO Group asienta que Comercializadora Anstua era la única autorizada para “representar de forma exclusiva a NSO Group ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hasta el 31 de diciembre de 2019”, es decir, ya durante el gobierno de AMLO.

El oficio SGE-3335 enviado por la Sedena, en donde se registra que en abril de 2019 se concretó la compra de software a Comercializadora Antsua, mediante el pago correspondiente. Dicho oficio está clasificado como “secreto” y manifiesta que se contrató el “servicio de monitoreo remoto de información fincado a la empresa ‘Comercializadora Antsua, SA de CV’”, con vigencia del 1 al 30 de junio de 2019.

– Información sobre una garantía por 12 millones de pesos que Comercializadora Antsua obtuvo con una empresa de fianzas, como parte de los requisitos para obtener el concreto.

– Una lista de los documentos derivados del procedimiento de contratación del servicio, como la factura original, y el oficio de aceptación, con fecha de 15 de julio de 2019, en el que se informa que el usuario final (Sedena) recibió el servicio contratado.

Nayeli Roldán dijo este martes que entregaría a la Presidencia de la República estos elementos, para que el presidente pidiera cuentas a la Sedena.

*ofv

También te puede interesar