jueves 29 febrero 2024

ProPublica responde a los insultos de AMLO: seguiremos investigando la corrupción

"Se metieron en un problema", amenaza el presidente

por etcétera

El editor en jefe de ProPublica, Stephen Engelberg, mediante un artículo respondió con dureza a los insultos que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó contra el reportero Tim Golden y el medio, luego de publicar una investigación sobre el financiamiento ilícito de su campaña de 2006.

Este posicionamiento provocó a su vez una iracunda respuesta en la mañanera de este viernes, que demostró que AMLO no leyó ni comprendió el posicionamiento de ProPublica. “Se metieron en un problema”, amenazó, porque no voy a dejar de denunciarlos.

En el editorial de este viernes 9 de febrero, titulado Mexican President López Obrador Called Our Story “Slander” and Our Reporter a “Pawn.” Here Are Some Facts (El presidente mexicano López Obrador califica nuestra investigación como “calumnia” y llama “peón” a nuestro reportero. He aquí algunos hechos), el editor señala que AMLO agredió a su reportero, acusándolo de estar al servicio de la DEA y burlándose de sus premios periodísticos.

Además de señalar que AMLO ha insultado gravemente a Golden, llamándolo mercenario, Engelberg indica que el reportero no acudirá a la mañanera, a la que llama “the morning show”, pero que accederá a hablar con el mandatario en una entrevista, como con cualquier jefe de Estado.Agregó que AMLO y Jesús Ramírez Cuevas sabían que el reportaje se publicaría y lo que diría, pues se les informó por lo menos una semana antes de difundirlo, pero no quisieron responder preguntas. 

El miércoles, AMLO retó a Golden a presentarse en la mañanera para ofrecer pruebas y hablar de los motivos del reportaje publicado hace unos días que refiere que, según testigos protegidos de la DEA, miembros de la delincuencia organizada financiaron con dos millones de dólares la campaña del presidente en 2006 y el posterior plantón en la avenida Reforma, en la Ciudad de México. Según AMLO se trata de una campaña de desprestigio organizada por el gobierno de Biden.

Respondiendo a los señalamientos de que el periodista y el medio mintieron, el editor aseguró que el equipo de ProPublica se comunicó con Jesús Ramírez Cuevas para informarle a detalle de los hallazgos y pedir las opiniones de AMLO, antes de publicar el artículo. No tuvieron respuesta. 

“Nos comunicamos con el portavoz principal del presidente más de una semana antes de la publicación y le proporcionamos un resumen detallado de los hallazgos de la historia junto con una serie de preguntas. Después de numerosas solicitudes, el portavoz prometió una respuesta, pero nunca la recibimos”. 

Tim Golden hizo grandes esfuerzos para tener el punto de vista de Obrador, aseguró.  También dijo que han pedido una entrevista con el presidente. “Hablaríamos con él como lo haríamos con cualquier otro jefe de Estado, no para un episodio del segmento habitual de la mañanera que él llama “¿Quién es quién en las mentiras?”. 

Agregó que cuando en el gobierno de Joe Biden supieron que saldría el reportaje, cundió la alarma, ya que lo que menos desea el gobierno norteamericano actual es enemistarse con el mexicano, debido a lo delicado del tema migratorio. Es decir, que no se trata de una campaña planeada desde el gobierno.

El texto da abundantes y detalladas explicaciones sobre la factura de la investigación, la manera en que se accedió a las fuentes y los motivos por los que el gobierno de Estados Unidos decidió cerrar el caso: básicamente, la imposibilidad de seguir investigando sin provocar una crisis política.

Dijo también que la DEA le solicitó no revelar los nombres de las fuentes, algo que sí hizo una “reportera mexicana que escribe para la Deuschte Welle”, es decir, Anabel Hérnandez.

Esta declaración provocó en AMLO un intenso ataque de furia y de vituperios en contra del medio. “Les pidieron el reportaje, fue pedido y no quieren decir quiénes fueron las fuentes y sí calumnian eso sí lo pueden hacer”, dijo. “Ellos mismos dicen que les pidio la DEA no dar a conocer sus fuentes y le hicieron caso y hablan de una asociación de estas llamadas no gubernamentales o de la sociedad civil que son apéndices de las agencias que reciben dinero del gobierno”.

ProPublica comenta que una de sus fuentes escuchó una llamada que el narcotraficante “La Barbie” hizo con Nicolás Mollinedo. Este punto AMLO no lo entendió, puesto que aseguró que él jamás ha hablado con La Barbie, que si fuera cierto “tendría que renunciar”. Pero el texto de ProPublica no dice eso. Nunca afirma que AMLO habló personalmente con el narcotraficante, afirma que Mollinedo lo hizo.

Nuevamente, AMLO insultó a Tim Golden y lanzó amenazas: “Aquí se toparon con pared, porque nosotros no somos corruptos ni tenemos relaciones de complicidad con nadie y por eso se metieron en un problema porque yo no voy a dejar de denunciarlos y no voy a dejar de decir que ese periodista premiado dos veces es un calumniador, que estaba vinculado, cuando fue corresponsal, a Carlos Salinas”.

Dijo también que Tim Golden es peor que Carlos Loret, más corrupto incluso y que “no dudo que estén metidos los del bloque conservador de México, Claudio X. González y otros más pero esto tiene una connotación más allá de los grupos opositores del país. Es una conspiración, es un acto de subversión pero no pasa nada”, dijo, claramente desquiciado.

Sobre eso, ProPublica señaló que “la táctica de atacar a los reporteros que revelan verdades incómodas es tan vieja como la propia democracia. Pero el advenimiento de las redes sociales ha llevado a nuevas alturas los ataques contra los periodistas. Políticos como López Obrador ahora usan sus plataformas para decir lo que quieran de un reportero y luego dejar que las legiones de amigos y bots amplifiquen el mensaje a través de internet”.

“Esperamos que López Obrador nos conceda una entrevista, pero de cualquier manera seguiremos escribiendo sobre la corrupción mexicana y la política estadounidense”, advirtió. 

El texto puede leerse completo AQUI.

ofv

También te puede interesar