jueves 29 febrero 2024

Xóchitl, sometida por los partidos, camina a la irrelevancia

por etcétera
Cuartoscuro

Ante el deslucido inicio de su precampaña en pos de la candidatura presidencial del Frente Amplio por México, Xóchitl Gálvez ha sido, al mismo tiempo, sometida y abandonada por los partidos políticos de esa alianza, a cuya dinámica se ha subordinado, por lo que va camino a la irrelevancia, consideran varios comentaristas políticos.

En su columna de este jueves para El Financiero, titulada “¿Por qué quiere perder Xóchitl?”, Raymundo Riva Palacio hizo una serie de consideraciones sobre el titubeante comienzo de la precampaña presidencial de Gálvez, a la que considera que ha sido sometida por los partidos que integran el FAM, por lo que ha terminado por convertirse en “una política convencional”.

Para Riva Palacio, la hidalguense ha sido fagocitada por las dirigencias partidistas, que son parte de “una de las clases políticas más anodinas e irrelevantes en décadas”, lo que ejemplifica con Santiago Creel, un coordinador de campaña casi clandestino que nunca ha ganado una elección.

Al respecto, el columnista sentencia: “En lugar de haber aprovechado la fuerza de su personalidad que animó a la sociedad civil, se mimetizó, apagando su color, que dio paso a la grisura”.

Pero los partidos no sólo la han sometido, dice el comentarista, sino que la han abandonado en los hechos, muy ocupados en la disputa por las candidaturas para el Congreso y no en construir una aspirante fuerte que pueda competir por la Presidencia de la República.

El periodista reprocha a Gálvez que haya perdido su histrionismo y su dramatismo, los que le habían dado resultado en ocasiones como en la que se disfrazó de dinosaurio y cuando acudió en su bicicleta a Palacio Nacional para replicar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Riva Palacio añade que Gálvez “necesita quitarse las amarras de los partidos, y los partidos aceptar que las nuevas reglas del juego no las impone ella sino el electorado”, por lo que debe retornar al histrionismo y los partidos acompañarla. De otra manera, la hidalguense no sólo será derrotada por Claudia Sheinbaum, sino que hasta podría ser desplazada por Samuel García, precandidato de Movimiento Ciudadano, en la disputa con el oficialismo.

Por otra parte, no muy diferente es la opinión de Roy Campos, de la empresa encuestadora Mitosfsky. Al comentar su estudio, que da una ventaja de 26.4 puntos porcentuales a Sheinbaum sobre Gálvez, el investigador también opinó que a esta “la secuestraron los partidos”, además de que no cuenta con equipo propio: “Nunca podemos decir que nadie es de su equipo desde el momento en que Creel es su coordinador de campaña”.

En entrevista con Carlos Loret para W Radio, Campos dijo que a Xóchitl “la secuestraron los partidos; pero su ángel era no ser de los partidos, y entonces ha tenido dificultad para entrar a los partidos”.

El especialista en estudios demoscópicos indicó: “La vi ayer en Chihuahua leyendo en prompter su discurso; o sea, toda la improvisación, la espontaneidad, la ocurrencia de ella está acabada. Cuando ves los discursos de Juárez y de Chihuahua, dices: ‘Esto lo pudo haber dicho Beatriz Paredes, Santiago Creel o el que fuera’. O sea: no es ella, alguien que surgió distinto a la política”.

También el comentarista Diego Petersen señaló buena parte de lo anterior en un artículo para Informador también aparecido este jueves con el título “Xóchitl, ¿atascada en el lodo?”, en el que señala que la campaña de la hidalguense “está sufriendo un ataque de intrascendencia”, lo que “a nadie le importa” y que “eso significa estar fuera de la contienda”.

“¿Dónde está la Xóchitl irreverente, directa, capaz de llegarle a la gente con un discurso sencillo, sincero y franco? Donde no debe de estar: negociando una a una las candidaturas del Frente, gestionando la unidad, tratando de mantener unido lo que por naturaleza busca separarse”, señala Petersen.

El articulista señala que nadie cree en la campaña, “ni siquiera la misma candidata”, además de que acusa “falta de claridad discursiva”, lo que se traduce en “irrelevancia”, lo que considera su “verdadero problema”.

Por su parte, en su mesa de análisis semanal de los miércoles, al referirse a la situación de Gálvez, Joaquín López-Dóriga exclamó: “A los dueños de los partidos les vale pito Xóchitl”.

También te puede interesar