viernes 21 junio 2024

Dominicana, con economía naranja, ¿y México?; Buen Fin, lo querían de 7 días, lo dejan en 4

por José Yuste

¿Economía naranja? Sí, es el concepto de una economía donde talento, creatividad e innovación se suman a un marco de defensa de la propiedad intelectual. El resultado: generación de bienes y servicios, es decir valor agregado, valor económico.

El BID, con buen tino, ha propuesto para las economías latinoamericanas tomarse en serio la economía naranja y, sin dejar de ser potencias en materias primas o turismo, avanzar hacia el sector de la creatividad. La economía naranja, la de las industrias de creatividad, apenas y representan el 2.2% del PIB de América Latina y El Caribe. Desde luego, se buscaría crecer. Naciones Unidas estima que la economía naranja llegará al 7% del PIB mundial para los próximos años.

La República Dominicana se lo ha tomado en serio. En México, la activa embajadora dominicana, María Isabel Castillo Báez, buscó tener eco en la presentación del libro Dominicana creativa. Talento de la economía naranja.

  • INNOVACIÓN, PERO CON PROPIEDAD INTELECTUAL

El libro promueve las industrias del cine, arquitectura, moda, gestión cultural, artesanía, gastronomía, audiovisuales y publicidad de República Dominicana.

Para la presentación del libro estuvieron, en México, José Mármol y Esteban Martínez, ejecutivos del Banco Popular, promotor del libro. Mármol explica que en República Dominicana hay una Ley del Cine que brinda facilidades fiscales a las productoras, así como una Ley de Mecenazgo cultural. Se trata de que los empresarios vean alicientes fiscales al promover la cultura y, así, generar una industria que genera valor.

Esteban Martínez nos comenta que la economía naranja en Dominicana va de la mano con el Estado de derecho, con el respeto a la propiedad intelectual. Y todos ganan.

República Dominicana ha tenido éxito en el turismo (sobre todo las convenciones en Punta Cana), pero ahora busca dar un salto importante con la economía naranja, proponiendo a inversionistas mexicanos participar con la economía caribeña, desde la industria de producción cinematográfica hasta la cultural, pasando por arquitectura, moda, artesanía, gestión cultural, gastronomía.

Los dominicanos tienen una economía más pequeña que la mexicana, pero pensando en el siglo XXI con la economía naranja, de innovación, talento y cultura, y el impulso del BID. En cambio, nosotros, en México, en muchos temas seguimos viendo por el retrovisor al siglo XX, peleándonos por las mañanas y pasando por encima el respeto al Estado de derecho.

  • CONCANACO VS. ANTAD, DIFERENCIAS POR BUEN FIN

Verdaderas batallas por la organización del Buen Fin. La Concanaco-Servytur, que reúne a los pequeños y medianos comerciantes de todo el país, quería y promovía un Buen Fin de hasta 7 días. Héctor Tejada, presidente de la Concanaco-Servytur, buscaba los 7 días, viendo las buenas experiencias de 2020 y 2021, con todo y pandemia y pospandemia.

Sin embargo, los grandes comercios se opusieron, léase tiendas de autoservicio y departamentales, reunidas en la ANTAD. El presidente ejecutivo de la ANTAD, Vicente Yáñez, nos dice que la Concanaco quería una semana o más, pero que la publicidad y promoción corriera por parte de las grandes. Y aquí la Secretaría de Economía, ahora bajo el mando de Raquel Buenrostro, la agarraron en plena transición. Pero de que el Buen Fin más largo resulta, ni dudarlo. Y los grandes tienen sus propias promociones nocturnas, por sólo mencionar un ejemplo.

Al final, el Buen Fin 2022 quedó del 18 al 21 de noviembre.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 21 de octubre de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar