martes 28 mayo 2024

Economía vs. IMCO por competitividad; Coca y Pepsi, tras la selección

por José Yuste

La Secretaría de Economía decidió responder al IMCO por su Índice de Competitividad Internacional de 2022, que suele ser esperado por los analistas e inversionistas. El IMCO hace un trabajo serio, de comparación internacional basado en informaciones oficiales. Sin embargo, para Economía (Tatiana Clouthier), esta vez tuvo indicadores de otros años que no reflejaron exactamente la fotografía de 2022.

¿Por qué a Economía le molestó tanto la posición de México en el ranking si se mantuvo al igual de 2021, como el número 37, con una competitividad baja?

A Economía le molestaron los descensos, en el subíndice de Economía se vio una caída estrepitosa, perdiendo 7 posiciones (bajó del lugar 27 al 34). En el subíndice de Derecho también hubo un descenso de 2 posiciones (México bajó del lugar 39 al 41). Y conste que algunos subíndices de la economía mexicana subieron. El ejemplo de un alza fue el subíndice del Mercado de Factores, gracias a la edad de retiro, flexibilización de leyes laborales y valor agregado de la industria.

Sin embargo, a la Secretaría de Economía le cayeron mal las malas calificaciones en Economía y Derecho. Y alegó, entre otras críticas, que el IMCO había comparado datos con años anteriores, no sólo con éste.

EN ECONOMÍA, INFLACIÓN, RESERVAS, PERO TAMBIÉN CRECIMIENTO

En cuanto al subíndice de Economía, la dependencia recuerda que la inflación no es exclusiva de México, sino un fenómeno mundial, o que las Reservas Internacionales de Banxico lograron un récord hace poco (se ubican en 198 mil millones de dólares). Pero se le olvida el mal desempeño en crecimiento económico (lamentablemente crecemos muy poco). O en la inflación, sólo ha funcionado el subsidio a gasolinas porque el Pacic no logró abatir el aumento de los precios.

LA CORTE, ¿QUÉ TAN AUTÓNOMA?

En el subíndice de Derecho, la Secretaría de Economía alega que la Suprema Corte de Justicia sí es autónoma y recuerda casos como la suspensión promovida por la Cofece para que las empresas no compren excedente de gas natural a Pemex y a la CFE o cuando la Suprema Corte le dio la razón al INE para modificar lineamientos para la revocación de mandato. Aunque a Economía se le olvida, por ejemplo, cuando la Corte (tal cual lo buscaba el presidente López Obrador) hizo válida la Ley de la Industria Eléctrica, que hoy en día es un problema con Estados Unidos y la inversión privada.

Más allá del debate, qué bueno que Economía, con Clouthier al frente, discuta estos temas de competitividad en un comunicado oficial, sobre todo de organismos independientes y con trabajos serios como el IMCO, dirigido por Valeria Moy. El debate ayuda a lo que se necesita, a ser más competitivos, donde, lamentablemente, estamos en niveles bajos a nivel mundial.

¿Y SI LA SELECCIÓN JUGARA BIEN?

En los negocios es famosa la rivalidad de Coca-Cola y Pepsico. El futbol ha sido uno de sus principales encuentros, a veces poco deportivos. Y ahora ambas empresas se preparan para Qatar, donde Coca-Cola suele tener historia al haber reanudado su alianza comercial con la selección, teniendo más de 40 años con esa relación.

Pero Pepsico no se quedó atrás. Siempre ha entrado por otras puertas, esta vez no fue la excepción. Pepsico patrocina a la selección para Qatar con Sabritas y Gamesa. Comienza la competencia en viajes a consumidores, en patrocinios y, desde luego, en exposición. Los patrocinios los logró la Federación, ahora, ¿se imagina si la Selección Mexicana estuviera jugando bien?


Este artículo fue publicado en Excélsior el 19 de septiembre de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar