jueves 13 junio 2024

Las plazas hablan

por Rubén Aguilar Valenzuela

El pasado domingo en la plaza central de 100 ciudades del país se reunieron más de medio millón de mexicanos, para protestar contra una ley electoral, aprobada por Morena y sus aliados, que violenta la Constitución.

En el zócalo de la Ciudad de México se concentraron 120 000 personas, 100 000 en la plancha y 20 000 en las bocacalles, en las plazas de las otras ciudades se reunieron 400 000 personas.

Por el número de asistentes y su extensión es la más importante manifestación en la historia de México, nunca antes había habido una concentración de tal magnitud y en tantos lugares de la geografía nacional.

Esta reacción de hombres y mujeres que se sintieron convocados a hacerse presentes en las plazas marca un antes y un después en la participación ciudadana en nuestro país.

FOTO: INE/CUARTOSCURO.COM

El mensaje, el grito en esas plazas, fue el mismo: No a la regresión democrática que implica la reforma aprobada por Morena y sus aliados, que atenta contra la autonomía del INE, la institución del Estado que ha permitido elecciones libres, que garantizan el respeto a la decisión ciudadana.

El mensaje, el grito en esas plazas, fue a los magistrados que integran la SCJN: no avalen la violación flagrante a la Constitución que ha hecho Morena y sus aliados con su propuesta de ley, que regresa a procesos electorales que ya se habían quedado atrás por antidemocráticos.

El mensaje, el grito en esas plazas, fue a la propia ciudadanía: las y los mexicanos nos tenemos que involucrar en la política y en los asuntos públicos. No se los podemos dejar solo a los profesionales de la política, que tienen intereses particulares y parciales, como se ha podido ver con la ley aprobada por Morena y sus aliados.

FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

El mensaje, el grito en esas plazas, fue a la comunidad internacional, para que esté atenta al intento de regresión democrática que pretende realizar el gobierno de Morena y sus aliados. La comunidad internacional, en el marco del respeto a las reglas diplomáticas, debe pronunciarse frente a lo que pretende el actual gobierno.

La concentración de más de medio millón de ciudadanos abre un nuevo espacio a la sociedad, el gobierno actual, tampoco los que vengan en el futuro, tienen la capacidad de movilización que demostró una ciudadanía consciente y participativa.

En el futuro se verá si esta energía y fuerza sólo se dio en un momento o pasa a ser parte de una nueva dinámica en el país, donde la ciudadanía decide tomarse la plaza pública cada vez que considere se ataca a la democracia y sus derechos.

Twitter: @RubenAguilar

También te puede interesar