jueves 13 junio 2024

Pide CNA al secretario de Hacienda cuidar relación con EU y agilizar a Senasica; CCE: hay nerviosismo

por José Yuste

El Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (Apecic) trajo una preocupación fuerte en el empresaria­do que, el día de ayer por la mañana, se reunió en Palacio Nacional con el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

RAMÍREZ DE LA O OFRECE REUNIÓN CON VILLALOBOS Y CLOUTHIER

La preocupación de Juan Cortina, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, fue clara: terciarizar (dar a otros) las funciones del Servicio Nacional de Sanidad, Calidad e Inocuidad (Senasica), puede traer consecuencias graves en la relación comercial del sector agropecuario con Estados Unidos. Imagínese que una de las 15 empresas que conge­lan sus precios, al importar, traiga una plaga o enfermedad. Dañarían a todo el sector agropecuario.

Ramírez de la O estuvo receptivo en el tema. Acordó con los empresarios tener reuniones con el gobierno de Estados Unidos, y con las secretarías de Agricultura (Víctor Villalobos) y de Economía (Tatiana Clouthier), a quienes, de manera extraña, los dejaron fuera de un acuerdo para bajar los precios.

En el sector agropecuario se saben los problemas de tra­mitología del Senasica, por lo que se propuso una mesa de trabajo para agilizar los trámites de éste con Agricultura, Economía, Hacienda y, desde luego, el Consejo Nacional Agropecuario.

9 DE LAS 15 SE COMPROMETEN: SUKARNE, TUNY, BACHOCO…

Incluso, las empresas firmantes del Apecic, al ver la canti­dad de críticas en contra de ellas porque podrán importar sin límites, enviaron una carta al Consejo Nacional Agrope­cuario, donde se comprometen a mantener los estándares de seguridad sanitaria con apego al marco regulatorio y normativo de las autoridades nacionales, es decir, con base en el Senasica y la Cofepris.

Esperemos que sea así. En juego está impedir enfermedades, plagas, y garantizar la inocuidad de los alimentos.

Las empresas firmantes de la carta fueron nueve, no las quince. Las firmantes fueron SuKarne, Tuny, Bachoco, Sigma, atún Dolores, Carnes Gusi, Proan, Minsa y Opormex.

Llamó la atención que Maseca no haya firmado el com­promiso de introducir insumos basándose en el marco de Senasica y la Cofepris.

CERVANTES A RAMÍREZ DE LA O: ¿POR QUÉ NO INVITARON?

Por cierto, ayer el presidente del Consejo Coordinador Em­presarial, Francisco Cervantes, sí le reclamó al secretario de Hacienda, no haberlos invitado a formar parte del nue­vo acuerdo antiinflacionario. Rogelio Ramírez de la O se comprometió a tomar en cuenta a los miembros del CCE, sólo que esté listo el programa para revisarlo con las cú­pulas empresariales.

Ahí el CCE no puede quitar el dedo del renglón. Esta vez el gobierno negoció directamente con las empresas, no con los organismos, con faltantes claras.

Por ejemplo, Cervantes dijo que si el gobierno quiere bajar la inflación, tiene que empezar con brindar seguridad en las carreteras, ya que trae sobreprecios de seguridad pri­vada y robos. Así como de disminuir tantos trámites. Inclu­so, hasta dijo, que podían ver que otros productos podrían sumarse al congelamiento de precios, más allá de los 24 productos conocidos.

Ramírez de la O, claramente no quiso invitar a las cá­maras, ya que consideró que la desregulación comercial (importaciones más fáciles) por parte de las empresas, de inmediato traería precios más bajos. Sin embargo, el ries­go de no tomar en cuenta a los sectores fue claro: importar plagas y enfermedades.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 05 de octubre de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

También te puede interesar