viernes 01 marzo 2024

Ahora más que nunca quiero ser presidente de Brasil: Lula, tras declarar por corrupción

por etcétera
Lula no se entregó en Curitiba pero espera en tensa calma en São Paulo

Tras cinco horas en los juzgados federales de Curitiba, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva se dijo “perseguido políticamente” y “masacrado por la Justicia” de ese país, pero ante todo, se declaró inocente de los cargos de corrupción en el marco del caso Lava Jato, que investiga desvíos de dinero en la petrolera estatal Petrobras.


La declaración de ayer tenía como propósito esclarecer el supuesto vínculo de Lula con un departamento en el exclusivo balneario de Guarujá en Sao Paulo, que presuntamente fue regalado por la constructora OAS a cambio de “favores” comerciales, sin embargo él negó que así fuera: "No lo solicité, no lo recibí, no pagué por él".


El también ícono de la izquierda latinoamericana añadió ante el auditorio que nunca deseó más que ahora retornar al poder.



"Quiero decirles que me estoy preparando de nuevo para postularme a la presidencia de este país. Nunca quise ser presidente tanto como ahora (…) Quiero hacer más, hacerlo mejor y probar una vez más que la élite brasileña no tiene la capacidad para arreglar este país".


En su defensa, dijo en más de una ocasión, que los fiscales del caso no habían presentado ninguna evidencia concreta en su contra, por lo que cuestionó: "No quiero ser juzgado por interpretaciones, quiero ser juzgado por pruebas".


También afirmó que la declaración de hoy lo dejó decepcionado: "Pensé hoy que mi acusador me mostraría un contrato, un documento, un pago o algo que hice para apoderarme de ese apartamento que dicen que es mío. Que después de dos años de ser masacrado por ellos (en los medios) habría un documento. Que decepción”.



En concreto, Lula está acusado de corrupción, evasión de divisas y blanqueo de dinero por presuntamente haber recibido en concepto de soborno dicho apartamento de lujo de manos de una constructora.


Después de dar las explicaciones pertinentes al juez Sergio Moro y a los investigadores, el exmandatario se dirigió al centro de Curitiba, donde lo esperaban más de cuatro mil simpatizantes para expresarle su apoyo.


 


(Con información de la BBC)


cdr

También te puede interesar