domingo 21 abril 2024

Allegado a Moreira confiesa desvío de recursos del erario de Coahuila

por etcétera

La Corte del Distrito Oeste ubicada en San Antonio, Texas, señala al exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, de operar en una red de conspiración que desvió recursos estatales a cuentas personales en los primeros años de su mandato (2005-2011).

La acusación se basa en una admisión de culpabilidad firmada por el empresario Rolando González Treviño, quien confesó haber trabajado con el priísta para mover los bienes gubernamentales a cuentas personales en Estados Unidos.

Si bien el documento se elaboró el pasado 3 de abril, apenas este martes se hizo pública la confesión, la cual, según autoridades estadounidenses, les hizo encontrar las pruebas necesarias para inculpar al exgobernador.

En la confesión de González no se usan nombres sino códigos. En este caso, “CC1”, identificado como Moreira, es señalado como la persona que orquestó el desvío de dinero, así como la culpable de otorgar puestos públicos a sus cómplices.

“Se estima que los fondos del estado de Coahuila robados por CC1 aproximan los cientos de millones de dólares”, se lee en la relatoría de los hechos del documento, mismo que incluye una reunión en marzo del 2009 entre el también exlíder priísta y su gabinete, donde les explicó cómo, dónde y cuándo mover los recursos a unas cuentas de Edinburg, Texas.

González precisa fechas, nombres, transacciones, transferencias financieras de millones de dólares, e incluso cómo Moreira logró comprar diversos medios de comunicación en Coahuila. Al final, confiesa que Moreira, seis cómplices y él organizaron un fraude en los fondos públicos de Coahuila que les permitió robar aproximadamente 1.85 millones de dólares.

Durante la gubernatura de Moreira, Coahuila adquirió una deuda de más de 33 mil 100 millones de pesos, de los cuales se sospecha se desviaron recursos que se utilizaron en la campaña presidencial del entonces candidato Enrique Peña Nieto. Sin embargo, y a pesar de existir una acusación formal, en noviembre del 2012 la PGR absolvió al exgobernador al no tener las pruebas suficientes para demostrar el desvío de fondos.

(Con información de Reforma)

mahy

También te puede interesar