viernes 24 mayo 2024

AMLO llama a investigar a Xóchitl; “Yo no cobro en sobres amarillos; busque”, revira ella

por etcétera
Twitter/Xóchitl Gálvez

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que inicia la persecución contra la senadora Xóchitl Gálvez: pide que sea investigada por contratos durante el gobierno de Fox y cuando fue delegada. “Revise y busque todo lo que quiera”, además de que “su gobierno me ha entregado contratos”, contestó ella, quien añadió que no recibe pagos en sobres amarillos.

En su conferencia de prensa de este miércoles, sin venir al caso porque no se hablaba de nada relacionado con ella, el presidente ofreció una “primicia” a un reportero: que le pediría a González (y a María Amparo Casar) “que haga una investigación sobre la empresa de Xóchitl, y los contratos que ha recibido del gobierno de cuando fue funcionaria en el gobierno de Fox y de cuando fue jefa de Gobierno”.

Como el presidente ni siquiera sabía el cargo que desempeñó Gálvez, el reportero tuvo que corregirlo y decirle que fue delegada. López Obrador dijo que daría tiempo a González y a Casar para que hicieran la investigación, para la que podrían solicitar información al INAI (organismo cuyo Pleno se mantiene inutilizado por orden suya a los senadores de Morena y aliados).

Por supuesto, López Obrador no mencionó ninguna atribución ni base jurídica que le faculte para hacer esa solicitud a González y a Casar.

Pero continuó en clara referencia a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad: “Si nos da el resultado de la investigación, vamos a quedar todos muy satisfechos y vamos a poder reconocer que su asociación sí está realmente en contra de la corrupción. ¿Cómo lo ven? Está bien, ¿verdad? Porque esto va a ayudar mucho”.

El presidente dijo a los reporteros que si González y Casar no hacen la investigación, ellos podrían hacerla, porque “son mirones profesionales y que hacen reportajes y periodismo de investigación. Estoy seguro”.

De inmediato uno de los periodistas dijo que fueron 14 contratos los que se le dieron a Gálvez “cuando fue directora”, y que ella misma lo había declarado.

Acerca de la denuncia que Gálvez presentó en el Instituto Nacional Electoral contra él por violencia política de género, López Obrador sólo atinó a decir: “Ah, sí, pero eso no. Yo no ofendo a las mujeres”, y citó una canción de un compositor tabasqueño, la que a continuación endilgó a los asistentes al acto.

Muy rápido Gálvez respondió contundentemente a López Obrador: “Revise y busque todo lo que quiera”, le dijo, y ofreció hacer públicos los contratos que obtuvo durante los gobiernos no sólo de Vicente Fox sino también de Felipe Calderón, e informó al presidente que su empresa también tiene contratos con el actual gobierno.

La senadora también mencionó en su respuesta a los familiares de López Obrador: “Yo no cobro en sobres amarillos, como sus hermanos”, además de que lo retó a que informe cómo su hijo José Ramón podía pagar la renta de la llamada “Casa Gris” de Houston, que era de un directivo de Baker Hughes, empresa con contratos con Pemex.

Además, le llamó a informar de los negocios que con el sector público han establecido empresas de los amigos de otro de los hijos de López Obrador, su tocayo, de los que dijo la senadora que “sí son contratos raros”.

En una conferencia de prensa realizada en Saltillo, la legisladora le informó al presidente que su empresa le ha entregado suministros al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (una de las obras emblemáticas del tabasqueño), además de tener contratos de mantenimiento con Banobras y con la Comisión Nacional del Agua. Y agregó que el gobierno le ha dado contratos “porque mi empresa es profesional”.

Gálvez informó al presidente: “Es tan chingona mi empresa que su gobierno la contrata, porque para eso estoy: para dar servicios a quien me quiera contratar, porque yo nunca he dado un cochupo ni nunca he dado un moche ni nada que se le parezca. Ni recibo sobres amarillos; insisto: los pagos a mi empresa son por transferencia electrónica, no son en sobres amarillos, como los que sus hermanos recibían”, expresó.

El desafío de Gálvez a López Obrador fue directo: “Que busque, revise y cheque”. Agregó que “él va a tratar de crear una visión de que soy una mujer corrupta y pelele, y va a inventar historias”.

La senadora también refirió las razones del tabasqueño: “El presidente va a insistir, a tratar de sembrar la duda, la insidia, el odio, porque no soporta que yo haya salido de donde vengo, que me sienta orgullosa de quien soy, que tenga años trabajando al lado de los pueblos y comunidades indígenas de esta país, y que hoy tenga una aspiración legítima. Eso es lo que el presidente transmite”.

En un video difundido en redes sociales, la senadora llamó a López Obrador a dejarse de chismo y a ponerse a trabajar. Le explicó al presidente: “La empresa que fundé hace 31 años firma contratos y recibe transferencias, no sobres amarillos por debajo de la mesa”.

Para mayor conocimiento de López Obrador, la hidalguense dijo: “Es más, su gobierno me ha entregado contratos. ¿Sabe por qué? Porque es una empresa seria, formal, que paga impuestos”.

También te puede interesar