domingo 16 junio 2024

Defensa de Dolores Luna analizará demandar a La Razón reparación de daño

por etcétera

La defensa de Dolores Luna, ex editora web del periódico La Razón, analizará la posibilidad demandar al diario la reparación del daño ocasionado a su reputación por implicarla injustamente en el asalto registrado en sus instalaciones.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, la periodista y los abogados Mauricio Rojas y José Pérez Palma hicieron un recuento de los hechos y expusieron las acciones a seguir para que se le desvincule por completo de este asunto.

Luna Maya reiteró su inocencia y narró que el día de los hechos le llamó la atención la movilización policiaca en las instalaciones del periódico, se percató que uno de sus compañeros estaba detenido y se fue cuando se enteró del robo. Notificó a sus superiores de lo ocurrido y se dijo dispuesta a declarar ante la policía. Cuando se disponía hacerlo, ella también fue aprehendida, le quitaron su celular y le tomaron fotos.

Agregó que durante las diligencias supo que el testimonio de uno de los directivos, Guillermo Díaz, fue el que la implicó en el asalto, pero dijo desconocer sus motivos. Subrayó que gracias al activismo de sus familiares y amigos en las redes sociales pudo demostrar que no tuvo nada que ver. 

Por su parte, el abogado José Pérez explicó que desde un principio hubo un desaseado manejo de la información, desde la parte acusadora y la propia Procuraduría, ya que sin saber a ciencia cierta cómo había ocurrido el asalto comenzaron a difundir versiones encontradas, y sobre todo, a difundir imágenes de su defendida implicándola en lo ocurrido, violando flagrantemente el debido proceso y la presunción de inocencia.

Por su parte, el litigante Mauricio Rojas indicó que luego de la revisión de los videos se pudo demostrar que Dolores no estuvo presente durante la sustracción de la caja fuerte, aun cuando los testigos que la implicaron decían que ella era la que alertó a los ladrones. Agregó que de lo que va del proceso se desprende que, en efecto, hubo una complicidad de alguien dentro del edificio y corresponderá a las autoridades encontrar al verdadero culpable.

Ambos defensores coincidieron en que el paso siguiente será demandar al diario una disculpa pública y analizar la posibilidad de exigir una reparación del daño moral ocasionada a Dolores Luna, por esta acusación falsa en su contra.

Finalmente, Dolores Luna dijo que desde su detención y hasta la fecha, nadie del periódico se ha comunicado con ella. Se dijo confortada por haber podido demostrar su inocencia, pero a la vez decepcionada de que por una mentira se haya afectado su carrera y ahora se encuentre sin empleo.

arg

 

También te puede interesar