miércoles 17 abril 2024

En 2023, Sector Salud pagó 107 mil millones en contratos irregulares 

por etcétera

De los miles de contratos que la Administración Pública Federal ha suscrito en 2023 con cientos de empresas, 74% se han otorgado por adjudicación directa y solo 15% por medio de licitación. El Sector Salud es el que más dinero ha entregado en esta clase de contratos. 

Una investigación de Renata Gómez, de Mexicanos Contra la Corrupción, revela el preocupante estado de la contratación en la APF, que “mantienen serios problemas de transparencia e irregularidades”. 

El dato más destacado de este reportaje se refiere a la enorme cantidad de dinero que el Sector Salud ha gastado en contratos irregulares: 107 mil millones de pesos durante 2023.  

Se califica como contrato irregular a aquel que es otorgado por fuera de la normativa o mediante lo que se llaman “procedimientos de excepción”, habitualmente adjudicación directa. También se consideran irregulares a los contratos otorgados a empresas de muy reciente creación, y naturalmente, a aquellos que se han empleado para desviar recursos. 

Ahora, cabe señalar que un contrato irregular no necesariamente implica desvío de recursos, pero, por la manera en que se concede, eleva las posibilidades de corrupción.  

El reportaje indica que de las 10 instituciones que en 2023 dieron más contratos en procedimientos de excepción, tres pertenecen al Sector Salud: IMSS, ISSSTE e INSABI (ya extinto). 

El IMSS gastó 70 mil 717 millones, el ISSSTE 27 mil 63 y el INSABI 9 mil 195 millones. En esa lista le siguen Conagua, Liconsa, Diconsa, el IPN, la SICT, el INCAN y la Sedena.  

Indica que la tendencia de este gobierno, de 7 de acada 10 contratos entregados por adjudicación se mantiene. 

“Desde la caída de Compranet en 2022, las fallas persisten. Siguen las irregularidades en la información, documentación incompleta, millones de pesos mal clasificados y vacíos de información”. 

Indica la investigación de que, de los 61 mil 714 contratos celebrados de enero a junio de 2023, de 362 no se tiene un solo documento del proceso de compra, lo cual deja 2 mil millones de pesos en la opacidad. 

Además, hay muchos casos de contratos entregados a empresas de reciente creación, que no han demostrado capacidad de entrega de bienes o servicios.  

“En el primer semestre de 2023 se realizaron 61,714 contratos por un monto total de 355,349 millones de pesos. En este periodo, se gastaron prácticamente 2 mil millones de pesos diarios —1,985 millones de pesos en promedio—, lo que equivale a 82 millones cada hora o 1.3 millones de pesos cada minuto en contrataciones públicas”, dice.    

De esa enorme cantidad de dinero público, 55% fue gastado mediante licitación y 39% mediante procedimientos de excepción.  

“Las adjudicaciones directas son uno de los principales focos rojos en los contratos públicos” destaca el reportaje.  

Agrega que “otra alerta proviene de los contratos de empresas que nunca han ganado un solo concurso, ya sea por licitación pública o invitación restringida”.  

En este sentido, informa que “cuatro de las cinco empresas que más dinero han recibido sólo a través de adjudicación directa se crearon durante este sexenio. La empresa que encabeza la lista empezó actividades en 2021. A la fecha ha recibido más de 133 millones de pesos en contratos y todos por adjudicación directa”. 

Se trata de la empresa World Diagnostics, creada apenas en febrero de 2023 y que, a dos meses de fundada, recibió su primer contrato con el IMSS y ya suma más de 120 millones de pesos en contrato.  

Enfatiza que el sector salud no solo es primer lugar en contratos sin licitación, sino también es primer lugar en dar contratos a empresas inhabilitadas o sancionadas.

*ofv

También te puede interesar