miércoles 24 abril 2024

El nobel Molina recomienda usar cubrebocas a AMLO para dar ejemplo

por etcétera

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador va a hacer una gira, es muy importante que use cubrebocas para que ponga el ejemplo, consideró el científico Mario Molina, quien obtuvo el Premio Nobel de Química en 1995.

A pregunta acerca de si el presidente mexicano debe usar cubrebocas, Molina respondió que “un presidente, si está rodeado con sana distancia y está haciendo una conferencia de prensa, pues está bien que no se cubra; pero si va a hacer una gira del tipo en la que va a estar con mucha gente cerca, si sería importantísimo usarlo para poner el ejemplo”.

Al respecto el químico citó el caso, también muy presente, del presidente de Estados Unidos: “Es una crítica muy dura que se le hace, por ejemplo, al presidente Trump, pero él no ha entendido; él creó hasta sus propias medicinas, pero ya se comprobó que no funcionan. Él quiere tener su propia ciencia. Yo lo que le recomendaría a los líderes es que es importante usar la máscara”.

El científico señaló que fue un error de la Organización Mundial de la Salud considerar que la transmisión del virus sólo se hace “por gotas grandotas cuando uno tose o estornuda. Lo que no reconocían es que no solamente son esas gotas gigantescas sino también los aerosoles que no se ven, pero por fortuna se pueden parar con máscaras. Hay una diferencia enorme al usar cubrebocas. Antes pensaban que solamente era importante usar la máscara si uno está enfermo para no contaminar a la gente”.

El doctor Molina publicó recientemente, con otros colegas, en la revista Proceedings of The National Academy of Sciences, el estudio “Identificando la transmisión aérea como la principal fuente de contagio para Covid-19”, para conocer los efectos del uso del cubrebocas como medida de protección ante el virus SARS-CoV-2, en el que, mediante la comparación de los casos de Italia y Nueva York antes y después de la implementación obligatoria de cubrebocas, se sugiere que la transmisión por partículas en el aire tiene un papel dominante en la dispersión del coronavirus.

Dicen los autores que, entre el 6 de abril y el 9 de mayo, en Italia fueron prevenidas más de 700 mil infecciones, mientras que entre el 17 de abril y el 9 de mayo fueron 66 mil en Nueva York.  

Los autores concluyen que “esa medida protectora reduce significativamente el número de infecciones.  Otras medidas de mitigación implementadas en los Estados Unidos, tales como el guardar distancia social, no son suficientes para proteger al público. Nuestro trabajo también enfatiza la necesidad de usar ciencia fundamental para tomar las decisiones adecuadas para la pandemia actual y para las futuras”.

En una conversación, Molina comentó que “hay una diferencia enorme respecto a usar el cubrebocas o no usarlo; antes se pensaba que sólo se debía usar si uno estaba enfermo de Covid-19 para evitar contagios, pero no, ese es un grave error: es muy importante usar el cubrebocas simplemente al hablar, para evitar que salgan partículas que transporten el virus”.

Sobre el caso de la Ciudad de México, Molina señaló que se debe usar el cubrebocas de doble capa de tela, y que “ojalá de esa manera sí se puedan reducir los contagios; si no, sí habrá más contagios”. Lo recomendó especialmente en los transportes, especialmente en el Metro y en los aviones.

También te puede interesar