viernes 14 junio 2024

Se espera nueva crecida del Río Tula: gobierno local lanza alerta general a pobladores

por etcétera

Luego de las severas inundaciones registradas el lunes, el gobierno de la ciudad de Tula, Hidalgo, emitió una alerta de emergencia y llamó a los pobladores que habitan cerca del Río Tula a desalojar la zona y evacuar sus viviendas, ante la posibilidad de que los cauces se desborden por las lluvias que se aproximan.

Ante la expectativa de que se desborde de nueva cuenta el río Tula, a las 5 de la tarde el gobierno de la ciudad informó, por medio de sus redes sociales, que se espera “una nueva creciente” del río en las horas subsecuentes

Una hora después, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, secundó el llamado a evacuar las zonas afectadas “para realizar las labores de auxilio y asistencia correspondientes”.

Imagen

“La alerta y el llamado es: abandonen la zona centro de Tula, y vayan a los refugios que establecimos, quienes están en las colonias afectadas, no pueden regresar hoy a sus casas, no lo intenten, puede ser altamente peligroso”, dijo el gobernador.

En respuesta, los pobladores de diversas zonas del municipio iniciaron el desalojo de sus viviendas, bajo la supervisión de la policía estatal y elementos de la Marina y el acompañamiento de personal de la Cruz Roja.

El gobierno municipal señaló que la alerta provino de la Comisión Nacional del Agua, que “pidió a toda la población que vive cerca del cauce o en cuerpos de agua cercana, que evacúen sus viviendas y resguarden su integridad”.

Reportes de algunos medios de comunicación mostraron a algunos habitantes salir de sus casas portando algunas pertenencias como ropa, documentos, computadoras y televisores, para resguardarse en un área lejana al río.

Las autoridades pidieron a la población no regresar a sus viviendas hasta nuevo aviso y a quienes se encuentran desde la víspera en albergues, permanecer ahí hasta que sea seguro volver a sus casas.

Por su parte, el director de Conagua, Germán Santoyo informó que revisó el estado de la presa Requena, para evitar “caudales sin control”. Según comentó en su perfil de Twitter, la presa se encuentra operando de manera adecuada.

Las inundaciones del lunes dejaron 17 personas muertas dentro del hospital del IMSS de Tula, debido a que se interrumpió el servicio eléctrico, el hospital no cuenta con planta de luz y no se pudo seguir suministrando oxígeno a pacientes intubados.

De acuerdo con información del diario Reforma, el gobierno municipal alertó de esta situación desde el viernes 3, pero su llamado fue desoído por parte de las autoridades federales. 

*ofv

También te puede interesar