sábado 13 abril 2024

Xóchitl Gálvez: “Defenderemos con todo nuestro triunfo, que será el triunfo de México”

DISCURSO COMPLETO DE SU REGISTRO ANTE EL INE COMO CANDIDATA PRESIDENCIAL

por etcétera

Buenos días, consejera presidenta Guadalupe Taddei, buenos días consejeras y consejeros, saludo en lengua materna, buenos días a todos. 

Antes de comenzar con mi mensaje de hoy quiero compartirles con tristeza el fallecimiento del doctor Carlos Urzúa, quien hoy estaría aquí acompañándome en este importante momento. 

Era un servidor público con una auténtica vocación por dar lo mejor de sí mismo a su país y a su gente. Su capacidad técnica lo llevó merecidamente a la Secretaría de Hacienda, pero su honestidad y apego a sus principios lo llevó a dejar el cargo, a diferencia de quienes traicionan sus valores con tal de ejercer el poder. 

Carlos tuvo la enorme valentía de ser fiel a sus convicciones para romper con el Presidente de la República y convertirse en uno de sus críticos más punzantes y elocuentes. Descanse en paz. Les pido guardar un minuto de silencio en honor de este gran mexicano.

Minuto de silencio

Muchas gracias. Buenos días, amigas y amigos

Quiero empezar agradeciendo al pan, al PRI y al PRD el haber abierto sus procesos internos para que una ciudadana sin militancia partidista hoy sea inscrita como candidata a la Presidencia de la República, estos tres partidos han construido la escalera para que pacífica y democráticamente los ciudadanos y las ciudadanas accedamos al poder. 

En este edificio se guarda lo mejor de nuestras luchas cívicas y la versión más noble de un esfuerzo de construcción política. El Instituto Nacional Electoral se empezó a construir en un Zócalo lleno de ciudadanas y ciudadanos que junto al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, Manuel Clouthier y Rosario Ibarra de Piedra en 1988, protestaban por la caída del sistema electoral y la enorme sombra de duda sobre los resultados de las elecciones presidenciales de ese año. 

Igual que hace 36 años, apenas este domingo ese Zócalo de la Ciudad de México se volvió a llenar con la energía cívica de cientos de miles de ciudadanos. El siglo pasado el reclamo democrático demandó construir una institución que diera certidumbre al voto y a los resultados electorales. 

Ahora la lucha es por defender esta institución y los valores que representa.

La historia del INE es la historia de un pueblo plural que encontró en la democracia la mejor forma de gobierno para darle vida a esa diversidad social.

El hecho de que pensemos diferente no debe ser motivo o causa para el odio, el insulto. El presidente López Obrador llamó a quienes llenaron el Zócalo este domingo corruptos y oligarcas. La señora Sheinbaum, su candidata, los llamó falsos e hipócritas. 

No se puede un día citar la encíclica del Papa Francisco sobre la fraternidad humana y la semana siguiente, apelar al rencor colectivo para avanzar un proyecto electoral, eso, señora Sheinbaum, sí es una hipocresía y una falta de respeto a las y los mexicanos que sí tomamos en serio las palabras del Papa Francisco.

En esa multitud del Zócalo y de más de 100 plazas públicas, había personas que hace seis años decidieron votar por quien hoy los insulta desde Palacio Nacional. Precisamente el doctor Carlos Urzúa estuvo el domingo pasado en el Zócalo y hace seis años creía sinceramente en el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador, no se equivoque, no se equivoquen, presidente, es normal que en una democracia las personas piensen distinto a la autoridad. 

En una democracia los ciudadanos tienen derecho a cambiar de opinión y las autoridades a rendir cuentas de sus actos y falta de resultados. En idioma náhuatl, Tlatoani significa el que habla o el orador, en el tiempo de los Aztecas se utilizaba esta expresión para definir al máximo gobernante de una ciudad o un territorio. 

Yo quiero un México donde se escuche la voz de la plaza pública, como diría mi querido paisano, el gran periodista y Consejero Electoral Miguel Ángel Granados Chapa “Yo solo quiero un México donde no solo se puede escuchar el monólogo del tlatoani”. 

Yo quiero un México donde la máxima tribuna política no usa su voz para sembrar el odio y la discordia entre las personas y cosechar la violencia. La pluralidad necesita de la democracia y la democracia necesita la voluntad activa de los demócratas. 

Me preocupa que el Presidente de la República ha sido un mal perdedor cuando ha perdido una elección señala fraude y hasta cuando gana, como en el 2018, se queja con amargura de las autoridades que certificaron su triunfo. 

El INE y el Tribunal Electoral deben estar atentos de los instintos autoritarios y el activismo partidista del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

El INE y el Tribunal Electoral deben de asumir su responsabilidad histórica frente a un hombre que olvidó la Jefatura de Estado, para asumir las tareas coyunturales de una Jefatura de campaña. 

En su último libro, en su esfuerzo por ofenderme, el Presidente se insulta a sí mismo y mancha su investidura, utilizando el peor agravio con el que se puede referir a una persona de origen indígena. 

“Ladino” lo utilizaban los conquistadores de manera racista y clasista contra los indígenas que buscaban superarse. Que quede claro soy orgullosamente mujer y soy orgullosamente indígena. 

Señor presidente, le recuerdo que usted ya no estará en la boleta electoral si usted es un demócrata, usted debe estar preparado para su derrota. 

Por respeto a su candidata, por respeto a la democracia, por respeto al pueblo saque ya las manos de esta elección. 

Las fiscalías e instituciones de procuración de justicia se están usando para perseguir y espiar a candidatos y líderes de la oposición. Los programas sociales están usando para amenazar y chantajear a millones de sus legítimos beneficiarios. Los canales de la televisión pública se han convertido en herramientas de propaganda, como en los peores años del viejo presidencialismo. 

La tolerancia con el crimen organizado ha derivado en una peligrosa advertencia de los magistrados del Tribunal Electoral. Ellos han dicho que la violencia generalizada en la elección puede derivar en la anulación de los comicios. 

Hoy el crimen organizado controla vastos territorios del país. El Gobierno no debe permitir que ese control territorial trastoque la voluntad ciudadana que se expresará en las urnas el próximo 2 de junio. 

La fuerza del narcotráfico y la delincuencia es la mayor amenaza a la soberanía del Estado mexicano y un riesgo inminente sobre el funcionamiento de nuestra democracia, hasta ahora 16 aspirantes de todos los partidos políticos han sido asesinados en lo que va de este proceso electoral. Va para sus familias y pésame y mi respeto. 

La democracia y la competencia electoral deberían ser motivo de anhelos y no de tragedias. Yo quiero que la democracia sea un cimiento para la paz, la armonía y la prosperidad de los mexicanos. 

Yo quiero una democracia que fomente el respeto y la diversidad. Entre demócratas debe haber adversarios, pero no enemigos. El debate político se debe dar en contraste de argumentos y no con intercambio de insultos. Que las diferencias no sean motivo de injurias, dejo testimonio de nuestros desafíos y esperanza. 

Las mejores causas de México construyeron al INE.

Señoras y señores consejeros, confío en las mexicanas y mexicanos que contarán los votos en las Casillas, les pido que ustedes están a la altura histórica del pueblo que participará en esta elección. Mi confianza en ustedes estará basada en las evidencias y en el ejercicio vertical y honesto de su desempeño.

Defenderemos con todo nuestro triunfo que será el triunfo de México. 

Cierro con una convocatoria a la reconciliación que el mejor puente para reconciliar los ánimos sea la poesía, parafraseo al poeta Tabasqueño Carlos Pellicer, que nos regaló esta belleza: “La patria necesita de aquellos hombres y mujeres que le hagan ver la tarde sin odios, ni tristeza. Hay tanto y lo que hay es para pocos. Se olvida que la patria es para todos. El recuerdo de hombres y mujeres de otros días nos compromete para ser mejores. La patria debe ser nuestra alegría y no nuestra vergüenza por culpa de nosotros. Es difícil ser buenos, hay que ser los héroes de nosotros mismos”

Viva la democracia, viva México. Viva México, Viva México.

También te puede interesar