lunes 27 mayo 2024

Como en La Estafa Maestra, Animal Político rescata información previamente publicada, con dedicatoria a Meade

por Angélica Recillas

El pasado 10 de enero de 2018 el portal Animal Político publicó el reporte titulado: “Con Robles y Meade hubo desvíos al estilo Estafa Maestra por 540 mdp en Sedesol, revela Auditoría”, en donde se consignan presuntas irregularidades detectadas en contratos que la dependencia suscribió con diversas universidades públicas en 2015.

Dicha información, presentada como una novedad informativa, ya había sido dada a conocer desde el 21 febrero de 2017 por el semanario Proceso.

En un trabajo firmado publicado el reportero Mathieu Tourliere, se detallaron los hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF)  en la revisión de la cuenta pública de 2015, concretamente en lo relativo a los contratos que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), firmó con diferentes universidades estatales.

Sobresalen el que se adjudicó en forma directa a la Universidad Intercultural del Estado de México, donde de acuerdo con los informes de la ASF, la Sedesol pagó 61.2 millones de pesos a dos empresas subcontratadas por la casa de estudios para la aplicación de cuestionarios cuyo objetivo era detectar a personas en pobreza extrema.

También se mencionan los dos contratos por 200 millones de pesos cada uno, firmados con la Universidad Politécnica de Chiapas, para la supervisión, monitoreo y control de los comedores comunitarios en el Estado de México.

Como podrá advertir el lector, los contratos que se citan en el reporte de Proceso en febrero de 2017 y en Animal Político, el  10 de enero pasado, son exactamente los mismos.

Del 4 al 7 de septiembre de 2017, etcétera documentó que “La Estafa Maestra”, trabajo presentado por Animal Político en conjunto con Mexicanos Contra la Corrupción (MCCI), no fue una investigación periodística propiamente dicha, sino un compendio de información publicada previamente en otros medios de comunicación, como  Reforma, Expansión, Proceso, Nexos, Reporte Índigo, The Huffington Post, entre otros, con base en informes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en sus revisiones a las cuentas públicas 2013 y 2014. También esta casa editorial reconoció el mérito de sistematizar los datos y colocar en la agenda de discusión el tema de la corrupción.

Tras este recuento, el 7 de septiembre, Animal Político publicó una nota donde, en efecto, admitió que “La Estafa Maestra” empezó a ser documentada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) desde su revisión de la Cuenta Pública 2013 y a partir de las entregas posteriores del compendio, se dio el crédito correspondiente a los medios que previamente revelaron los datos.

Cuatro meses después, sin embargo, el portal digital presenta nuevamente como una primicia periodística una información previamente consignada, con el plus de poner el foco en la persona del exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, ahora precandidato presidencial del PRI, como uno de los presuntos responsables de las irregularidades.

Este elemento provocó que desde el equipo de campaña del abanderado priista se enviara una réplica al medio de comunicación en el cual subraya que “valorará la posibilidad de emprender acciones legales” por considerar que se incurre en una “injuria gratuita” a su persona. A la fecha no se ha interpuesto denuncia alguna.

No obstante, se generó una reacción en redes sociales, medios y periodistas donde se alude a un presunto intento de censura en contra de Animal Político por su investigación que involucra a Meade en actos de corrupción.

Hasta el momento el sitio no ha aclarado que al igual que en “La Estafa Maestra”, no hay una investigación como tal, donde se hayan obtenido datos nuevos, sino que la información de su reporte publicado el 10 de enero ya había sido registrada desde hace casi un año.

También te puede interesar