viernes 21 junio 2024

Feminicidios, récord del gobierno de Morena

por Karen Quiroga Anguiano

Tomar la Glorieta de Colón no es más que el reflejo del hartazgo contra la violencia e impunidad que se vive en el país. Es un acto de valentía de las mujeres que luchan por cambiar las condiciones de vida, un verdadero homenaje a todas las quedaron en el camino por el ambiente criminal e inseguridad que azota a nuestro país.

El falso feminismo en el Gobierno creyó que poner el monumento de una “mujer indígena” sería un acto incluyente y que representa a las mujeres, que estaríamos contentas cuando lo que de verdad importa es terminar con la violencia, ya que quitar un monumento no borra el pasado ni lo hace trascendente, garantizar la vida y seguridad de las mujeres sí.

Sin embargo, la omisión del Estado frente a los feminicidios, violaciones sexuales, desapariciones, llamadas de auxilio, violencia dentro del núcleo familiar, abusos e injusticias contra las mujeres, -además de no saber atender la otra pandemia, la del Covid-19, en donde las mujeres han sido todavía más violentadas-, son la muestra de que no somos prioridad, ni lo seremos después de casi tres años de gobierno.

Sabemos que en esta administración federal se han registrado los meses más violentos en asesinatos de mujeres, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que hubo 107 víctimas de feminicidio durante el mes de agosto, la cifra más alta desde 2015.

Agencia Reforma

Mientras que la Fiscal General de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy, dice todo lo contrario, asegurando que existe una disminución del 21 por ciento en el delito de feminicidio entre enero de 2020 y agosto de 2021, cuando las Alcaldías con más casos de violencia durante los últimos ocho meses son Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuajimalpa y Miguel Hidalgo.

Cuáles han sido las medidas de seguridad que se han implementado para la protección de las mujeres a pesar de saber que el 96.3 por ciento de casos con riesgo de violencia feminicida son del ámbito familiar, y que el 58 por ciento de los ataques son por parte del concubino o pareja de la mujer.

Detectamos que, en los 32 Códigos Penales, así como las Leyes para una vida libre de violencia no hay uniformidad en las penas, ni en las sanciones.

Por lo que desde el PRD hemos hecho un llamado para unificar sanciones de feminicidio para lograr una disminución de violencia contra las mujeres; contar con un protocolo nacional para la investigación del delito de feminicidio, además de procurar armonizar las sanciones por este tipo de crímenes, especialmente ahora que la violencia contra las mujeres ha arreciado.

No hay duda de que las cifras en todos lados son alarmantes y el Gobierno no hace nada, que la pandemia por el Covid en algún momento deberá terminar y ser superada por los capitalinos, pero la pandemia por la violencia de género se quedará y ocasionará la más grande mortandad de mujeres en México.

También te puede interesar