martes 21 mayo 2024

La metamorfosis de @LOVREGA

por Angélica Recillas

Todavía a mediados de 2022, era una de las más convencidas defensoras de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo en los últimos meses del año la tuitera Vero Islas (@LOVREGA) dio un sorprendente viraje y no solo ha confesado sentirse decepcionada del mandatario y de la llamada cuarta transformación, sino que se ha convertido en una de sus principales críticas.

Para sorpresa de muchos seguidores de López Obrador y del actual gobierno, fue una de las más feroces críticas de la militarización del país, de la marcha a que convocó el mandatario el pasado 27 de noviembre y de la propuesta de reforma electoral. Casi a diario escribe varios mensajes críticos a López Obrador y Morena, que antes eran impensables en ella y con los cuales parece querer reforzar su nueva postura.

Como es de esperarse, las reacciones en Twitter al cambio de Vero Islas no se han hecho esperar; entre los seguidores del lopezobradorismo predominan las que la tachan de “traidora”, “vendida” o “aliada de la derecha”, aunque también hay otros usuarios asiduos admiradores de AMLO, que se han permitido dialogar con ella sobre su cambio. También hay otros cibernautas que la felicitan por reconocer su error de haber apoyado al presidente por tantos años y por fin darse cuenta de cómo es en realidad.

Sus inicios en las redes

Vero Islas inició su actividad en Twitter en febrero de 2011, sin embargo, fue hasta diciembre de aquel año cuando comenzó a publicar tuits alusivos a personajes políticos como el entonces presidente Felipe Calderón, Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto. Sus mensajes de aquel entonces pasaban desapercibidos pues la mayoría de ellos no tienen retuits ni likes y casi todos son respuestas a tuits de otros internautas. El mayor porcentaje de los tuits son críticas a Calderón por la guerra contra el narco y por violaciones al Estado laico; las referencias a López Obrador en ese año fueron mínimas.

Para el primer trimestre de 2012, en los prolegómenos de la elección presidencial que tendría lugar en aquel año, la tendencia de los tuits de Vero Islas era la misma: casi sin likes ni retuits y nula interacción con otros usuarios. En este periodo se acrecientan las críticas a Felipe Calderón por una presunta intención de influir en el proceso electoral. En el segundo trimestre, conforme se acercaba el día de los comicios, aparecieron sus primeros tuits de abierto apoyo a López Obrador, en los que aseguraba que éste sería el ganador de la elección e incluso en uno de ellos invitaba a celebrar el triunfo del tabasqueño.

En los dos primeros años del sexenio de Peña Nieto, Vero Islas incrementó poco a poco sus mensajes de crítica al titular del Ejecutivo federal, sin embargo sus referencias favorables hacia López Obrador eran aún escasas y con pocas interacciones. Es a partir de la segunda mitad de 2014 cuando sus mensajes comienzan a tener más likes y retuits especialmente los tuits de críticas a Peña Nieto por el caso Ayotzinapa, los casos de corrupción como la Casa Blanca y hechos de violencia ocurridos en diferentes regiones del país.

Obradorista convencida

A partir de la segunda mitad de 2016, comenzaron a adquirir más realce los tuits de Vero Islas donde apoya abiertamente a Andrés Manuel López Obrador, con miras a la siguiente elección presidencial. En uno de ellos, publicado el 13 de diciembre de aquel año  escribió: “Andrés Manuel López Obrador es el único líder de oposición y la única opción de cambio. El panismo representa lo mismo que el PRI”. En paralelo, interactuaba con otros usuarios de Twitter que simpatizaban con otros personajes, como Margarita Zavala, a quienes confrontaba asegurando que era una corrupta y a diferencia de López Obrador, no tenía un proyecto de país.

El 30 de marzo de 2017 publicó un video donde se observa a López Obrador caminando por un camino de terracería en una comunidad de Oaxaca, acompañado de un grupo de pobladores. A este material, adjuntó el siguiente mensaje: “Cuando decimos que AMLO conoce como nadie a México, no es en sentido figurado. Él sabe de sus problemas, sus carencias y sus necesidades”. El tuit logró 85 retuits y 46 likes.

También, en defensa de AMLO, comenzaron las confrontaciones con personajes de la política como el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien el 17 de junio de 2017 escribió algunos tuits en contra del tabasqueño, que de inmediato fueron respondidos airadamente por Vero Islas. En un primer mensaje, el exmandatario poblano publicó, a manera de crítica, una fotografía sobre la toma de pozos petroleros por parte de López Obrador en Tabasco años 90. La tuitera @LOVREGA le respondió: “AMLO es un luchador social y un líder político formidable. Tú eres un ladrón, inepto y represor. Las cosas como son”.  El tuit alcanzó los 185 retuits y los 103 likes.

En un segundo tuit, Moreno Valle, dirigiéndose a López Obrador, le informa que entre 2015 y 2016 se detuvo a 209 personas por robo de combustible y se aseguraron un millón 700 mil 667 litros de hidrocarburos y 809 vehículos, a lo que Vero Islas le contestó: “Para tu conocimiento, Rafael Moreno Valle, el robo de combustible creció más de 3 mil por ciento durante tu sexenio. No uses a AMLO para crecer”. El mensaje fue retuiteado 135 veces.

El 22 de noviembre de 2017, dos días después de que Andrés Manuel López Obrador oficializara su tercera candidatura presidencial, Vero Islas compartió el documental “Estoy soy”, que Epigmenio Ibarra produjo expresamente para la campaña electoral. “Frente a la disyuntiva en el 2018, entre la continuidad del régimen o la transformación de México, #AMLO se define. Ve y comparte”, escribió la tuitera en su cuenta.

Al tiempo que mostraba una devoción cada vez mayor por López Obrador @LOVREGA se dio a la tarea de cuestionar duramente las candidaturas de José Antonio Meade y Ricardo Anaya. Para entonces, la popularidad de Vero Islas entre los usuarios de Twitter se había incrementado notablemente y sus mensajes en promedio superaban los 200 retuits y una cantidad similar de likes. La mayoría de quienes replicaban sus y tuits eran seguidores de López Obrador y de hecho, ella era considerada parte de ese grupo.

Durante la campaña, Vero Islas acompañó fielmente a López Obrador publicando cada una de las encuestas que le daban una cómoda ventaja sobre sus contrincantes, además de escribir mensajes de respaldo al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia. Incluso también lanzó algunas advertencias en caso de que el gobierno de Peña Nieto quisiera propiciar un fraude electoral y evitar el triunfo del tabasqueño. Así se expresó el 9 de marzo de 2018: “Si EPN cede a la tentación de cometer un fraude electoral para imponer a su candidato, algo es seguro: el país se incendia y AMLO no está dispuesto a sofocar el fuego”. Entre los que replicaron este mensaje estuvo Gerardo Fernández Noroña.

Conforme se acercaba el día de la elección, en la cuenta de Twitter de Vero Islas aparecían cada vez más mensajes de apoyo a López Obrador, en los cuales la tuitera mostraba plena seguridad en el triunfo del tabasqueño y no ocultaba su júbilo por ello. “Somos millones con AMLO y vamos a ganar”, se leía en uno de los tuits, publicado el 21 de junio acompañado del hashtag #NoSoyBot. Esto luego de que se diera a conocer un informe sobre las cuentas de redes sociales de los candidatos presidenciales en el cual se concluía que las de López Obrador eran las que más bots utilizaban.

En el periodo de transición, tuit tras tuit, Vero Islas se ufanaba de ser uno de los 30 millones de ciudadanos que votaron por López Obrador y del cambio que, desde su punto de vista, ya estaba gestando en el país. Invertía mucho tiempo en responder a los críticos del presidente electo a quienes etiquetó como “pejefóbicos” y les presumía que sin haber asumido el poder, ya estaba cumpliendo con sus promesas de campaña. Estaba plenamente convencida de que esos 30 millones de mexicanos habían tomado la decisión correcta. No tenía dudas: López Obrador acabaría con la corrupción.

Desde el 1 de diciembre de 2018 y hasta los primeros días de junio de 2022, Vero Islas, al igual que muchos otros fieles seguidores de López Obrador, celebró cada decisión de su gobierno, cada discurso, cada palabra dedicada a sus adversarios. Sus tuits ganaban cada vez más retuits y likes y eran replicados por otros usuarios afines a la llamada cuarta transformación. Como muchos de ellos, @LOVREGA interactuaba con cibernautas críticos del presidente para confrontarlos y defenderlo de lo que consideraba ataques al mandatario.

De esta forma, en poco más de tres años y medio, la tuitera se sumó sin chistar a las descalificaciones de López Obrador a periodistas, personajes y partidos de oposición e instituciones, que desde su perspectiva, son enemigos de la transformación o se han visto afectados por ella. Era una obradorista tan convencida y contenta de serlo, que en más de una ocasión sugirió que el presidente debería reelegirse.  A continuación algunos ejemplos de la férrea defensa de Vero Islas a López Obrador y su gobierno.

El 20 de agosto de 2019, se enfrentó con el exsenador del PAN, Javier Lozano, quien fuera funcionario en el gobierno de Felipe Calderón, debido a que éste se mofó de que el presidente asegurara que el pueblo estaba “feliz, feliz” con su gobierno. Vero Islas le respondió. “Estamos felices y somos mayoría. Felices de saber que políticos ladrones como tú están fuera del gobierno. Felices de tener un presidente honesto. Felices de ser parte del cambio. Felices porque las próximas generaciones tendrán un mejor país. Inmensamente felices”.

El 18 de enero de 2020, arremetió contra el director de Etcétera, Marco Levario Turcott y, utilizando un video donde criticaba la estratega contra la violencia del gobierno de Felipe Calderón; lo acusó, sin mayores argumentos, de ser parte del “círculo mediático” que apoya al exmandatario para “procurar su regreso al poder”. El periodista le respondió que ese material sólo demostraba que él siempre ha sido un crítico del poder, sea quien sea quien lo ostente, a diferencia de los defensores del gobierno lopezobradorista.

En febrero de ese mismo año, tras criticar la reelección del dirigente de la Coparmex y la extensión de la gestión del secretario ejecutivo del INE, Vero Islas sugirió que el presidente también debería reelegirse.

“Ya que la derecha no tiene ningún inconveniente con la reelección, votemos para que AMLO gobierne seis años más”, tuiteó en un mensaje que alcanzó los mil 70 retuits y 2 mil 740 likes.

Mes y medio después, salió al paso de las críticas al mandatario por los errores cometidos en el manejo de la crisis sanitaria del coronavirus. La tuitera estaba convencida de que López Obrador estaba tomando las decisiones correctas ante la emergencia.

“La pandemia mundial de coronavirus no es culpa de López Obrador. Solo personas sin escrúpulos o con un nivel de estupidez patológica desplegarían semejante campaña de acusaciones, exageraciones y mentiras contra el Gobierno por su gestión de la crisis. Es la oposición carroñera”, escribió el día 28 de marzo de aquel año.

El 16 de septiembre de 2021, López Obrador tuvo como invitado al su homólogo cubano, Miguel Díaz Canel, en los festejos conmemorativos de la Independencia de México. Ante las críticas recibidas por ello, Vero Islas lo defendió así en su cuenta de Twitter:

“Aunque les duela, pero jamás ningún presidente tuvo el apoyo, el cariño y la aceptación que hoy tiene AMLO. Es el amor de los olvidados, de los ignorados, de los marginados, de los engañados. Hoy tenemos un gobierno del pueblo y para el pueblo. Eso es la democracia”.

Todo el primer semestre de 2022, aún era una lopezobradorista de corazón, tal y como lo demostró con su tuit del 3 de julio en vísperas de las elecciones donde se renovarían seis gubernaturas:

“Ya quiero que sea domingo para celebrar la victoria del movimiento. Vamos a ganar seis de seis. Punto”, escribió.

El 1 de julio de ese año, a punto de cumplirse cuatro años de la victoria electoral de López Obrador, tuiteó: “El gran legado de AMLO será dejar una sociedad pensante, crítica y libre. Ya no podrán engañar a los mexicanos con la facilidad de antes”.

Vero Islas también secundó a López Obrador en sus ataques a periodistas. El 28 de abril de 2019, la tuitera pensaba que Carmen Aristegui era una de las mejores periodistas de México, sin embargo tres años después, al igual que el mandatario, consideró que la comunicadora se había pasado al bando enemigo.

“Carmen Aristegui es una periodista decadente que decidió trabajar para la derecha. No es un asunto de ideologías, ella va donde está el dinero”, escribió el 14 de abril de 2022.

También ha escrito numerosos tuits contra Carlos Loret de Mola, Víctor Trujillo, Raymundo Riva Palacio, Denise Dresser, Jorge Ramos y otros periodistas desacreditados por López Obrador.

El día en que la 4T defendió a Vero

El 21 de enero de 2021 en algunos medios de comunicación y redes sociales se dio a conocer que Twitter había suspendido cuentas de usuarios afines a López Obrador y la llamada “cuarta transformación”, entre las que destacaron @Miriam_Junne, @ElReyTuitero y también la de Vero Islas @LOVREGA. Un vocero de Twitter reveló a Milenio que la decisión obedeció a que dichas cuenta violaron las normas de la red social e incurrieron en prácticas de spam y manipulación para amplificar o suprimir información de forma artificial.

La suspensión ocurrió un día después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador mintiera en su mañanera al asegurar que el director de Twitter México era militante del PAN; el mandatario se refirió a Hugo Rodríguez Nicolat, sobre quien la red social aclaró que en efecto, esta persona era un ejecutivo de la firma, pero totalmente ajeno a la toma de decisiones sobre la suspensión de cuentas. Asimismo precisó que el director de Twitter en México era Francisco Jiménez Viesca.

Usuarios afines a López Obrador acusaron censura de Twitter, posicionaron la tendencia #TwitterEsPanista y los voceros del oficialismo salieron en defensa de los usuarios afectados por la suspensión, y algunos en particular de Vero Islas.

“Inaceptable la abierta censura de  @TwitterSeguro  a  @LOVREGA, una de las cuentas pro-4T más claras, inteligentes y auténticas en el ciberespacio. Queda perfectamente comprobado el terrible sesgo de esta plataforma y la venganza en contra de quienes se atreven a criticarla”, escribió el académico John Ackerman, a quien Vero Islas defendió cuando se cuestionó su nombramiento como integrante del consejo técnico para elegir a los nuevos consejeros del INE.

https://twitter.com/JohnMAckerman/status/1352478328003977216?s=20&t=pUNt81PUBnx8rZgW9MGEeg

“Es urgente que @TwitterMexico transparente sus criterios para la suspensión de cuentas de diversos usuarios.  No puedo entender cómo dan de baja a usuarias que emiten su opinión política y no a colectivos que promueven el acoso en esta red social y en otras”, tuiteó la senadora Citlali Hernández, quien en un segundo mensaje agregó: “Toda la solidaridad con @Miriam_Junne y @LOVREGA ante la censura de @TwitterMexico” Que no subestimen el poder de los usuarios. Si siguen así, podemos irnos”.

“Ayer unos compañeros simpatizantes de nuestro movimiento fueron censurados en Twitter. Tenemos que protestar para que haya libertad de expresión y neutralidad en las redes sociales”, dijo a su vez el presidente nacional de Morena, Mario Delgado.

“Hoy, día crucial para @TwitterMexico. Debería reactivar a @Miriam_Junne, @LOVREGA y @ElReyTuitero, para confirmar q no hay ánimo faccioso vs afines a

@lopezobrador_ y 4T. No es falsa la anterior cercanía de  @HugoRodriguezN   con panismo, pero ello no debe regir #QueTwitterRectifique”, tuiteó el columnista de La Jornada, Julio Hernández.

Unos días después las cuentas fueron reactivadas, pero aquel suceso dejó en claro que Vero Islas era considerada como parte del movimiento político de la llamada “cuarta transformación” y férrea defensora de López Obrador. En aquel entonces, nadie se imaginaba la metamorfosis que se produciría en la conocida tuitera.

El repentino viraje

“Nunca ningún presidente mexicano ha sido tan querido como lo es AMLO. Baste ver como lo adoran nuestros paisanos que radican en Estados Unidos. Es un amor incondicional, sincero, profundo. Es inconmensurable”, escribió Vero Islas el 13 julio de 2022 cuando todavía expresaba sin tapujos su amor por el lopezobradorismo, pero de pronto todo cambió.

En septiembre de 2022 comenzaron a surgir los primeros mensajes donde ya no apoyaba sin chistar las decisiones presidenciales y más aún, manifestó cierta inconformidad con algunas de ellas, por ejemplo, la militarización.

“Lo más triste de todo es que al mantener a los militares en las calles, AMLO termina dándole la razón a Calderón. Y podrá decirse que ya no es lo mismo y que ahora se respetan los derechos humanos, pero la explicación para utilizar a los soldados sigue siendo la misma”, tuiteó el 6 de septiembre. Diecisiete días después, el 23, subió de tono su crítica:

“El discurso de AMLO de regresar al ejército a los cuarteles fue un discurso tramposo y mentiroso. Siendo candidato a la presidencia en el 2006, López Obrador proponía reformar la Constitución para darle más facultades al ejército en el combate al crimen organizado”, publicó.

En un segundo mensaje agregó: “Confieso que no sabía que AMLO apoyaba la militarización en 2006. Fue una desagradable sorpresa, pero es mejor saber que vivir en la ignorancia”.

Ante los comentarios que comenzó a recibir sobre sus inesperadas críticas a las decisiones del presidente, el 15 de octubre escribió: “Siempre fui crítica de este gobierno y también su más férrea defensora. ¿Por qué hoy critico y no defiendo? Porque no me gusta lo que veo. Militarización, corrupción, impunidad, ineptitud, opacidad, falta de resultados y muchos etcéteras. No es difícil de entender. ¿O sí?”

El youtuber Vicente Serrano la confrontó y la retó a revelar su identidad y decir quién le pagaba para haberse puesto en contra del gobierno que antes defendió. A partir de entonces se dio un rudo intercambio entre ambos personajes y Vero Islas lo calificó como un chayotero del régimen al igual que otros personajes de medios digitales.

El cambio de postura de Vero Islas y su pleito con Vicente Serrano llamó tanto la atención que el portal de Radio Fórmula publicó una nota titulada: “El extraño caso de @LOVREGA, de influencer 4T a llamar ‘chayotero’ a Vicente Serrano”, en la que se da cuenta del repentino viraje de la tuitera frente al presidente y su gobierno.

Conforme pasaron las semanas, Vero Islas incrementó sus mensajes de crítica hacia el presidente y el 19 de noviembre escribió: “Así como López Obrador tomó un día la decisión de abandonar al PRI y comenzó a criticarlo, así muchos hemos tomado la resolución de alejarnos del movimiento y señalar sus incongruencias, falsedades y prácticas antidemocráticas. Si no lo entienden, ni modo”. Y en este tenor y a contrapelo de la postura que tuvo durante tres años y medio, @LOVREGA fue una de las más duras críticas de la marcha a la que convocó López Obrador el 27 de noviembre, para celebrar cuatro años de su administración, movilización que muchos vieron como una respuesta a la multitudinaria marcha que opositores a su gobierno realizaron en defensa del INE.

“AMLO anuncia para este 27 de noviembre la marcha de la revancha.  Anda muy dolido por el éxito de la movilización del domingo y ahora quiere convencerse a sí mismo que sigue teniendo el apoyo de la gente.  No necesito decirles que el acarreo será brutal”, tuiteó el 16 de noviembre.

Parte de la transformación de Vero Islas incluye también su cambio de opinión respecto a Ricardo Monreal, a quien todavía en junio de 2022 calificó como un personaje proclive a la traición y al servilismo con la oposición. Para noviembre, ya lo veía como víctima de una campaña de odio desde el círculo cercano al presidente.  “La campaña de odio en contra de Ricardo Monreal proviene del círculo cercano a Claudia Sheinbaum y es alentado desde Palacio Nacional. Y se dicen demócratas”, escribió el día 20.

Siete días antes había tuiteado: “Son tan lerdos en cuestiones políticas, que no alcanzan a comprender el significado de que 38 senadores de Morena respalden a Ricardo Monreal”.

Ante la oleada de críticas y comentarios que recibía en su cuenta cuestionándola sobre su cambio tan radical, Vero Islas se abrió de capa el 10 diciembre de 2022 y publicó el siguiente mensaje:

 “¿Por qué apoyé durante 4 años a Obrador? Yo pienso que fue un tiempo razonable para esperar el cumplimiento de sus promesas. Y me decepcionó”. Al día siguiente señaló:

“No cabe duda de que la esperanza y las ganas de creer obnubilan el pensamiento. AMLO mintió desde el primer día de su gobierno. Cómo pude ser tan ingenua”.

Todo parece indicar que la decepción de @LOVREGA con López Obrador y la llamada cuarta transformación es en verdad profunda, pues antes de octubre de 2022 era impensable que calificara como un bodrio una iniciativa presidencial y sin embargo, con ese adjetivo se refirió una y otra vez al proyecto de reforma electoral conocido como Plan B, ni tampoco se hubiera atrevido asegurar que López Obrador no respeta la Constitución.

Hoy fustiga la devoción de otros por López Obrador, aun cuando ella la profesó por más de tres años; es mordaz e irónica con quienes antes fueron sus iguales y se refiere a ellos como “chairos”. El tabasqueño dejó de ser para ella el presidente transformador que México nunca antes había tenido y ya lo ha colocado al nivel de sus antecesores.

“El mejor presidente en la historia moderna de México se llama Lázaro Cárdenas del Rio.  AMLO no pudo llegarle ni a los talones”, escribió el pasado 10 de enero. Con lo que queda claro que aquella @LOVREGA que estaba dispuesta a todo por López Obrador y la cuarta transformación ya no existe. Las causas reales de esa metamorfosis sólo ella las sabe.

También te puede interesar