domingo 21 abril 2024

Peniley fue una heroína para Villamil y Astillero, y ahora la condenan

por Angélica Recillas

Diciembre de 2020. La periodista Peniley Ramírez da a conocer su libro “Los millonarios de la guerra”, donde documenta una red de corrupción que Genaro García Luna, tejió durante su encargo como secretario de Seguridad Pública Federal en el sexenio de Felipe Calderón, para desviar cerca de 8 mil millones de pesos en el contexto de la llamada “guerra contra el narco”.

Según la sinopsis de dicho texto, tras una investigación que le tomó casi ocho años y la revisión de más de 17 mil documentos, Ramírez evidencia a quienes se beneficiaron económicamente en ese entramado que incluye políticos, proveedores, brokers, espías, empresarios, asesores, mandos policiacos, jefes militares y mercaderes de armas.

Las reacciones:

“Felicidades Peniley Ramírez por tu nuevo libro, hacia las entrañas del negocio de la guerra y de la seguridad en la década de García Luna”, escribió el 20 de diciembre de 2020 el director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Méxicano, Jenaro Villamil.

El 14 de diciembre de ese mismo año, Julio Hernández López en su espacio de YouTube “Julio Astillero”, entrevistó a Peniley Ramírez. De esa conversación las declaraciones más destacadas fueron que Felipe Calderón siempre supo quién era García Luna y lo que hacía. También que el exscretario de Seguridad estaba obsesionado con proyectar una imagen de “súper policía” y en ello gastaba recursos millonarios.

El 7 de febrero de 2021, el portal Revolución 3.0, propiedad de Epigmenio Ibarra publicó un resumen sobre el nuevo libro de la periodista cubana:

“Peniley Ramírez, escritora y periodista ha señalado que la guerra contra el narco de Felipe Calderón no solo fue desastrosa, sino que en realidad fue usada para que empresas privadas recibieron fuertes cantidades a sus cuentas de banco.

En su libro “Los millonarios de la guerra. El expediente inédito de García Luna y sus socios”, editado por Grijalbo (2020), explica la red que siguieron 8 mil millones de pesos que se repartieron entre 83 compañías dispersas por el mundo, pertenecientes a empresarios que adquirieron yates, relojes, autos de lujo y más de 30 propiedades en Miami y negocios en Panamá”, destacó el sitio digital.

A mediados de 2020, la periodista y escritora argentina Olga Wornat, lanzó el libro “Felipe, el oscuro”, sobre  Felipe Calderón. Según dijo en sus redes sociales, entrevistas a medios y artículos, el expresidente la persiguió y acosó para que dicho texto no fuera publicado.

En los agradecimientos del texto se lee lo siguiente: “A mi amiga y colega Peniley Ramírez por todo lo que hemos compartido, porque nunca se cansó de decirme ‘Este libro debe publicarse’”

En el capítulo dedicado a Genaro García Luna, reconoce que Peniley Ramírez fue de las primeras en documentar la riqueza inexplicable del exsecretario de Seguridad Pública.

“Peniley Ramírez, periodista de Univisión, fue la primera que documentó, en 2012, la residencia de lujo que habitaba García Luna en Golden Beach, con embarcadero propio, valuada en 3.3 millones de dólares. A esta mansión se agregan más de 30 propiedades fastuosas, desde oficinas hasta penthouses, adquisiciones millonarias imposibles de justificar”, dice en uno de sus párrafos.

Septiembre de 2022: Peniley Ramírez revela el día 24,  en su columna para el periódico Reforma,  un extracto del informe sobre las investigaciones del caso Ayotzinapa, en donde se acredita plenamente la participación de elementos del Ejército en el homicidio de los estudiantes desaparecidos, situación que fue ocultada por los gobiernos de Peña Nieto y López Obrador.

Las reacciones:

“Condenable la “filtración” del documento del Informe Ayotzinapa sin testar. Y más condenable la falta de elementales reglas éticas del periodismo de quien las publicó sin elemental respeto a la vida y a la dignidad de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa”, tuiteó el director  del SPR, Jenaro Villamil.

Julio Hernández, en su cuenta de Twitter, en un principio recomendó leer la columna de Peniley Ramírez, ya que da detalles clave del informe sobre Ayotzinapa dado a conocer por Alejandro Encinas, el cual apunta a mandos e instalaciones militares, además de mostrar el contubernio por el peñismo.

Pero, tras la avalancha de mensajes en redes sociales desatada por las revelaciones hechas por Ramírez, quien fue objeto de un linchamiento tuitero, el columnista estelar de La Jornada cambió de parecer y en su columna de este lunes 26 señaló:

“El manejo hecho por Peniley Ramírez pone sobre la mesa de discusión las filtraciones, la ética y el periodismo. Lo primero que ha de preguntarse un periodista es si esa filtración favorece valores supremos, como en este caso la búsqueda de castigo a los perpetradores y cómplices de crímenes nefandos o si, por el contrario, se ayuda a romper y acaso dañar de manera definitoria esas expectativas justicieras”.

Fiel a su estilo, pletórico de adjetivos y lugares comunes, Epigmenio Ibarra  publicó su videocolumna para Milenio en la que acusa: “De Mauleón primero, ahora Peniley. Cabeza de Vaca detrás del primero. Intereses aún no identificados pero igual de oscuros detrás de ella. Mercenarios de la información al servicio de la oligarquía le hacen a una oposición inútil el trabajo sucio”.

En su cuenta de Twitter, Olga Wornat, sin mencionarla, arremetió contra el trabajo de su otrora amiga, Peniley Ramírez, en los siguientes términos:

“Este artículo no tiene ninguna justificación. Ninguna. Está el despreciable que lo filtra y está quien lo recibe, lo escribe y lo publica. Por qué tanta crueldad y tanta ausencia de empatía con las víctimas? Buenas noches”, señaló la periodista que perdió una demanda civil en México por divulgar detalles de la vida íntima de la exprimera dama, Marta Sahagún.

Al igual que sucedió con Jorge Ramos y Carmen Aristegui,  la prensa oficialista al servicio del régimen de López Obrador, convierte de héroes a villanos a los periodistas según se ajusten a sus intereses particulares las informaciones que dan a conocer. Hoy fue el turno Peniley Ramírez, mañana será alguien más.

 

También te puede interesar