viernes 21 junio 2024

AMLO nos quiere tener agachados: Anaya; le molesta todo lo que no puede controlar, asegura

por etcétera

El excandidato presidencial, Ricardo Anaya, señaló que los ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador a la UNAM, la reforma eléctrica, y los límites a la deducibilidad de donativos a las organizaciones de la sociedad civil, tienen como común denominador el afán del mandatario por querer controlarlo todo.

En un nuevo mensaje en video, expuso que su molestia con el hecho de que una empresa genere su propia energía a través de paneles solares, es que él pretende decidir a quién le da y a quien le quita la electricidad y por eso lanzó esa “contrarreforma” en materia eléctrica.

En este mismo sentido, apuntó que su enojo con que organizaciones de la sociedad civil como Greenpeace o la Cruz Roja recibieran donativos deducibles de impuestos, radica en que López Obrador quiere ser el único que apoye a la gente y así sacar raja política.

“Claro, él quisiera que las ambulancias de la Cruz Roja llevaran un letrero de la 4T y que todo se lo agradezcan a él; quiere tener el control de cualquier ayuda o de cualquier apoyo”, expresó.

Respecto a los embates presidenciales contra la UNAM, Anaya señaló que se deben a que le estorban su autonomía y libertad de pensamiento, porque él quisiera que los estudiantes y profesores estuvieran alineados con su ideología “vieja y trasnochada” e intervenir en la vida interna de la institución, imponiendo un rector a modo.

Por otra parte, el político panista consideró que todo lo anterior tiene una estrecha relación con el hecho de que se haya visto al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, cenando pato en un restaurante de lujo, porque a él, al tenerlo bajo su control, declara lo que López Obrador le conviene y a cambio recibe un trato privilegiado, mientras que a quien se le opone lo quiere someter.

“Pero si eres un opositor que no se deja controlar y cuestionas sus necedades, te trata de meter a la cárcel. O sea, al final todo se reduce a lo mismo: López Obrador quiere el control total. Nos quiere agachados y controlados, nos quiere imponer sus ideas viejas; el problema no es su edad, es que sus ideas son viejas y no funcionan cuando el México del futuro necesita ideas nuevas que sí funcionen. Los mexicanos somos fregones”, concluyó.

*arg

 

También te puede interesar