domingo 26 mayo 2024

“Aquí, y en el otro mundo, seguiré siendo Hipólito Mora”: revelan carta póstuma del líder michoacano 

por etcétera

El líder de autodefensas en Michoacán, Hipólito Mora, previó la naturaleza violenta de su muerte y pidió a sus allegados que su muerte no sea en vano y que todos los michoacanos “acabemos con este mal que nos tiene en el suelo”. 

De acuerdo con diversos medios, personas allegadas a Mora, asesinado este jueves en un atentado de extrema violencia, hicieron circular una carta que el líder escribió hace tiempo, en la que prevé que moriría por un ataque del crimen organizado y pide que los michoacanos sigan luchando. 

“Sabía que este día llegaría. Lo dije: me voy a morir peleando”

Cuando muera, “diré a la muerte: dónde estabas por qué me huías tanto” y estaré “con mi hijo Manolo. 

“Que mi muerte no sea en vano. Lo dije en muchas ocasiones; sabía que este día llegaría. Lo dije: me voy a morir peleando. Solo quiero que mi muerte no sea en vano; que los michoacanos, que todos presumimos bravura, seamos valientes una vez y acabemos con este mal que nos tiene en el suelo”. 

Afirma que siempre luchó “sin recibir nada a cambio, más que el cariño de la gente”. Aquellos que no me querían “eran los chicos malos”. No acepté jamás sobornos ni intimidaciones. 

Reitera: “Que mi muerte no sea en vano y tanto mi familia, como mis amigos y mis fieles seguidores, hagan lo que tengan que hacer, para que la lucha que yo empecé siga siendo por una causa justa para los ciudadanos”. 

Exhorta a los policías a que se den cuenta que “tienen la fuerza para acabar con esto”. Y que “el gobierno, el que esté, en el momento de mi muerte, se fije en los ciudadanos, antes que en sus campañas o en sus bolsillos”. 

Cierra diciendo:  

“Aquí y en el otro mundo, soy y seguiré siendo, Hipólito Mora Chávez”. 

Este viernes su cuerpo llegó a su casa, en La Ruana, Michoacán, para ser velado. La prensa informó que se colocó el féretro al lado de una imagen de la Virgen de Guadalupe. Previamente, los tres elementos de la Secretaría de Seguridad local que fungían como sus escoltas y que fallecieron en el atentado, recibieron un homenaje en la dependencia. Sus nombres eran Roberto Naranjo Andrade, Calixto Álvarez Andrade y Gamaliel Alcántar Reyes, Mora Chávez fue productor de limón en Michoacán.  

Se recordará que durante muchos años productores de limón y aguacate de dicha entidad han denunciado que el crimen organizado los ha hecho rehenes, exigiendo sobornos a cambio de dejarlos sembrar y comerciar sus productos. 

Diversos especialistas y también ciudadanos comunes afirman que esta situación está detrás de las periódicas carestías de ambos productos, sin que las autoridades hayan resuelto la situación. 

Desde hace años que el crimen organizado no se limita al narcotráfico, sino que también se ha adueñado de las actividades comerciales de la ciudadanía, exigiendo derecho de piso, obligando a contratar a ciertos negocios, exigiendo tributo, asaltando camiones transportistas y mucho más. 

*ofv

 

También te puede interesar