miércoles 24 abril 2024

Conade busca censurar a atletas becarios

por etcétera

No dañar en redes sociales la imagen institucional o de los dirigentes del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte es un compromiso para quienes aspiran a una beca en esas materias, según establece un reglamento reciente que busca limitar la libertad de expresión de los atletas.

En los nuevos lineamientos que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) estableció para quienes aspiren a obtener una beca de ese organismo se encuentran algunas que pueden limitar la libertad de expresión.

En el documento de lineamientos que circuló hoy en varios medios hay dos puntos en el capítulo dedicado a “Conducta”: el séptimo, sobre declaraciones a la prensa, y el octavo, sobre la conducta de los becarios deportistas en las redes sociales, que pretenden reglamentar declaraciones de los atletas.

A la letra, el punto siete dice: “Declaraciones a medios; (sic) abstenerme de declaraciones no fundadas y debidamente motivadas en contra de las instituciones deportivas estatales, nacionales, dirigentes deportivos, entrenadores o grupo multidisciplinario”.

El punto ocho establece lo siguiente: “Redes sociales; (sic) ser responsable por todas las declaraciones que emita en cualquiera de las redes sociales en las que me desenvuelvo, no dañaré la imagen institucional y/o cualquiera de los representantes del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte”.

Además, en el texto que compromete a los atletas no se establece algún tipo de sanción por incurrir en el desacato de lo establecido en el documento, sino que la Conade tomará una decisión al respecto y deberá ser obedecida.

“Manifiesto que en caso de no dar cumplimiento a lo establecido en materia de disciplina o de no lograr las metas y compromisos mencionados con antelación, admito la determinación que CONADE tome respecto a la cancelación de mi beca”, dice el documento.

Al respecto se debe mencionar que la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara, ha sido blanco de múltiples críticas (entre otros asuntos, por ejemplo, por la escasa cosecha de medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio) y hasta de acusaciones de corrupción.

Uno de los casos más difundidos que involucraron a los tribunales y a los medios durante la actual administración deportiva estuvo el de la clavadista Adriana Jiménez, quien fue dada de baja del sistema de becas. Sin embargo, interpuso una demanda legal para recuperar el apoyo, la cual ganó. Una parte del litigio fue en la prensa.

Con motivo de los Juego Olímpicos de Tokio, las fases de clasificación en el deporte mexicano también generaron polémica en medios y redes sociales. Una de las más importantes atletas del país, la clavadista Paola Espinosa, así como la ciclista Jessica Salazar, denunciaron irregularidades en la forma de calificar a la gran competencia internacional.

También te puede interesar