lunes 26 febrero 2024

Estudiantes y profesores del CIDE rechazan como interlocutora a Álvarez-Buylla y piden mediación federal

por etcétera

El diálogo entre los estudiantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se aleja: la funcionaria no acepta como condición la renuncia de José Antonio Romero Tellaeche, mientras que alumnos y profesores ya buscan mediación del gobierno federal.

Después de que el sábado pasado ella misma había propuesto una reunión virtual para este lunes de las 12 a las 14 horas, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, Álvarez-Buylla dejo que no acudiría, ya que consideró “inaceptables” las condiciones que, dijo, “pretenden imponer algunos miembros de la comunidad”. Entre ellas, la renuncia de Romero Tellaeche.

Ello fue considerado por la directora del Conacyt como una postura de imposición, coacción y chantaje. Álvarez-Buylla dijo que cree en el diálogo y en la solución pacífica de las controversias, además de que dijo que ha respetado los derechos a la manifestación, a la expresión, a la reunión y a la protesta, y hasta dijo celebrar que los estudiantes se manifiesten y pidan que el CIDE sea transformado.

Dijo que para la cita de este lunes “hubo un cambio extraño y abrupto de un momento a otro” (se refería a que los estudiantes la convocaron a reunirse en el Instituto Mora), pero que el diálogo debe realizarse en el CIDE, en donde deben escuchar a Romero Tellaeche para que se convenzan de que “es un hombre académico, independiente de cualquier interés creado, y lo único que quiere es los mejor para la institución”.

E insistió en la politización del conflicto, una suerte de teoría de la conspiración, ya que dijo que se ha visto “en primera fila a personajes que más bien secuestran esta causa para su lucha (totalmente respetable también) en contra de toda esta transformación. Hemos visto a miembros importantes, por ejemplo, Mexicanos en Contra de la Corrupción, Leo Zuckerman, Denise Dresser y Aguilar Camín”.

El domingo pasado los estudiantes del CIDE respondieron a la comunicación hecha un día antes por Álvarez-Buylla: reconocieron su disposición al diálogo y celebraron que se invitara a las conversaciones a profesores y administrativos, pero, ante el fracaso de las anteriores convocatorias en el CIDE y en el Conacyt, propusieron que la cita fuera en el Instituto Mora.

Insistieron en que la funcionaria presente una carta de no represalias y en que se hagan públicos los documentos y las grabaciones de la reunión del Consejo Directivo en que fue designado Romero Tellaeche, del que también solicitaron su renuncia.

Asimismo, rechazaron la sección de preguntas y respuestas que planteó Álvarez-Buylla porque se trata de una negociación y por ello no hay lugar a aquella.

Los estudiantes esperaron este lunes en el Instituto Mora a la directora del Conacyt, quien no llegó. En un documento que una de sus representantes leyó, expresaron que se ven orillados a solicitar la presencia de un intermediario del gobierno federal “ante la actitud errática de la doctora María Elena Álvarez-Buylla”, de quien “queda claro que no está dispuesta a ceder a las exigencias de la comunidad, por lo cual hoy exigimos garantías de que ella está dispuesta a negociar las demandas de nuestro pliego. Denunciamos la violación a nuestro derecho de participar, de forma activa, en nuestra educación”.

La alumna del CIDE añadió sobre la directora del Conacyt: “Asimismo, denunciamos sus intentos por deslegitimar y difamar a la comunidad. No somos un grupo de interés ni unos cuantos miembros: somos la comunidad del CIDE, a la que está obligada a responder”.

Dejaron muy claro que si la directora del Conacyt quiere resolver el conflicto debe destituir a Romero Tellaeche como director del CIDE, a quien culpan de iniciar las agresiones.

Los estudiantes del CIDE recordaron que han convocado a una manifestación para este martes 14 de diciembre, que partirá desde la glorieta de Insurgentes y llegará al Senado de la República.

Para este martes también la comunidad del CIDE Región Centro, cita a una manifestación de protesta a las cinco de la tarde en la Exedra de Aguascalientes.

Por su parte, la Asamblea Académica Permanente del CIDE lamentó que Álvarez-Buylla cancelara el diálogo al que ella mismo había convocado y en el que los profesores habrían participado. Al igual que los estudiantes, pidió la intermediación del gobierno federal, en este caso de la Secretaría de Gobernación, porque la funcionaria ha dejado de ser una interlocutora confiable por las mentiras de sus comunicados.

En un comunicado la Asamblea detalló sus exigencias: la remoción o renuncia de Romero Tellaeche; nombramiento de un director interino que salga de la propia comunidad y reponer el proceso de nombramiento; respeto para el siguiente titular del Centro; respeto a las libertades de expresión, de investigación, de cátedra y al derecho de petición de los estudiantes; autonomía legal, y que no haya represalias.

Asimismo, este lunes también se anunció que Erik S. Maskin, premio Nobel de Economía en 2007, se sumó a la carta de apoyo al CIDE que anteriormente había sido firmada por otros dos nobel.

También te puede interesar