lunes 22 abril 2024

Funcionario del gobierno de Sonora acosa sexualmente a una periodista

por etcétera

El viernes pasado, durante un programa de televisión transmitido en vivo en Hermosillo, Sonora, un funcionario del gobierno del Estado intentó besar en la boca a la fuerza a la periodista Alejandra León.

En el programa “El Mejor Día” transmitido por Telemax, José María Armenta se hizo el simpático y primero besó a una de las conductoras y luego sujetó del cuello a Alejandra León quien se defendió, lo empujó y así impidió que el maestro de ceremonias de la gobernadora Claudia Pavlovich culminara su agresión, con la mirada complaciente de otro participante en la emisión, Vicente Ruíz. Al ser ostensible el rechazo del que era objeto, Armenta todavía amenazó:

“Algún día le voy a dar un beso a la Ale (Alejandra León), en algún punto; no sé si en el programa que entra; o en otro programa; graben esto y guarden este tuit”.

Este acoso y hostigamiento sexual provocó el rechazo de comunicadores y periodistas del Estado, como por ejemplo, la Asociación de Editoras y Comunicadoras de Sonora (Aecson) que señaló:

“Esas conductas deben quedar erradicadas. Existe una nueva ley contra el hostigamiento y acoso sexual en detrimento de las mujeres”, expresaron las comunicadoras a través de su cuenta de Twitter.

Pero fue la directora de La Prensa Sonora, Isela Hong, quien hizo la precisión puntal sobre lo que significa esto en la ley al señalar que la conducta del funcionario del gobierno de Sonora está penalizada en el artículo 212 BIS del Código Penal del Estado que a la letra señala: “Comete el delito de acoso sexual quien asedie sexualmente a una persona de cualquier sexo y la ponga en riesgo o que lesione su dignidad”. Y ello implica, de acuerdo con la nota de la revista Proceso, la apena adicional de destituirlo del cargo e inhabilitarlo por diez años para ocupar cualquier cargo público.

Días después, en video, José María Armenta ofreció una “sentida disculpa a Ale León” porque, dijo, jamás fue su intención querer molestarla, “querer forzarla a algo”.  Declaró que su afán fue ser “divertido” e “irreverente”, reiteró su disculpa a la televisora y agradeció por la comprensión.

También te puede interesar