lunes 22 abril 2024

“La inseguridad tiene remedio”: Gibrán Ramírez  

por etcétera

El problema de la inseguridad “tiene remedio” y pasa por lograr la eficiencia en la actuación de las instituciones, una adecuada estrategia de seguridad y que se incremente el acceso a la justicia para toda la población mediante una procuraduría “que actúe como abogada del pueblo”, dijo el aspirante a diputado federal por Movimiento Ciudadano Gibrán Ramírez Reyes. 

Actualmente, el 92% de la población víctima de algún delito no denuncia por falta de confianza en la honestidad y capacidad de las autoridades de procuración de justicia y seguridad, de ahí que sea indispensable la implementación de nuevos protocolos de atención y víctimas, dijo. 

En el programa “En Combate”, con la participación del politólogo y especialista en seguridad Bernardo León, Ramírez Reyes dijo que el Estado está insuficientemente equipado para combatir la delincuencia y sobre todo, para responder al “rebote” que implica ir contra grupos delictivos. Es decir, se puede detener y aprehender a delincuentes, pero al estar “cartelizados”, toman represalias, como se ha visto en mucho estados donde hacen quema de vehículos, bloqueos y saqueo de tiendas.  

Las mayores represiones, agregó Ramírez, se hacen al nivel de las policías municipales, que son las peor equipadas y capacitadas. El analista señaló que en el país hay “enormes zonas de silencio” en donde la autoridad no tiene incidencia alguna. 

Por su parte, León Olea dijo que para resolver la inseguridad es necesario utilizar de manera eficiente las instituciones que ya se tienen y además, propuso la creación de una Procuraduría o Secretaría de Justicia. 

Esta dependencia articularía las acciones de seguridad y Fiscalía “en una sola dependencia”. León dijo que es necesaria “una supersecretaría” que se aviente “todo el paquete completo” en lugar de fraccionar las acciones de seguridad en varias dependencias, lo cual no es eficiente y si a eso se suma la corrupción, la ineptitud y la fallida estrategia de “abrazos, no balazos”, los resultados son terribles. 

Ambos especialistas coincidieron en la necesidad de que el Poder Judicial fortalezca su independencia y autonomía, que las policías tengan formación profesional y técnica de alto nivel, así como equipamiento idóneo. Además, se debe “dejar de afrontar el crimen como si fuera una guerra, transitar hacia estrategias de inteligencia y lograr que la Procuraduría de Justicia abogue por el pueblo”. 

ofv

También te puede interesar