domingo 21 abril 2024

IP y prensa internacional señalan incertidumbre y desconfianza por consulta en Mexicali

por etcétera

La consulta realizada el pasado fin de semana en Mexicali para determinar el futuro de la cervecería de Constellation Brands ha sembrado mayor desconfianza entre los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros.

El resultado de la consulta fue que 76 por ciento de los participantes (hubo casi 38 mil votantes) se manifestaron contra la realización del proyecto de la empresa citada, en el que ya se habían invertido 900 millones de dólares de los mil 400 millones que costaría su realización.

Las opiniones de la iniciativa privada han sido contundentes en su rechazo a la consulta y al efecto de incertidumbre y desconfianza que genera entre los inversionistas.

En México el Consejo Coordinador Empresarial rechazó el proceso de consulta, el que consideró violatorio de la legalidad, lo que “genera un entorno de incertidumbre jurídica en México, estableciendo una grave señal negativa para la inversión tanto nacional como extranjera”. Con ello, agregó, el país estará en desventaja si se continúa generando incertidumbre “al no respetar el marco legal vigente”.

Por su parte la Confederación Patronal de la República Mexicana señaló como irracional la decisión del gobierno federal de cancelar con una consulta popular la edificación de la cervecera en Mexicali. En un documento sobre el asunto, expresó que “nunca es buen momento para ejecutar malas políticas. El momento que escogió el presidente López Obrador para realizar la consulta, en medio de una contingencia sanitaria, no pudo haber sido peor”.

Gustavo de Hoyos, presidente de ese organismo, comentó en una entrevista sobre la consulta que “a los posibles inversores muestra un marco normativo débil, manipulado por intereses políticos y populistas que brindan poca confiabilidad en el gobierno. En el mundo empresarial, la confianza es tan importante como en la vida privada. Cuando se pierde es muy difícil volver a recuperarla”.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación rechazó la consulta, y señaló que “una inversión multimillonaria que se ve amenazada por el egoísmo y los cálculos electoreros de unos pocos que se oponen al beneficio de todos”. Y concluyó en un comunicado al respecto: esta situación “pone en riesgo la inversión en México y con ella la recuperación económica y los empleos que tanto necesitamos. Estamos en un momento crucial para generar confianza y mantener la planta productiva activa y creciendo, para favorecer a las y los mexicanos. No podemos ahuyentar la inversión que sostiene millones de empleos en todo el país”.

A nivel internacional varios medios han criticado severamente ese ejercicio político. El diario estadounidense The Wall Street Journal destacó que las cuestionadas consultas realizadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con las cuales ha cancelado obras, son una señal negativa para la inversión extranjera en el marco de la crisis por el Covid-19. Es “una medida que corre el riesgo de socavar la inversión extranjera en México a medida que el país enfrenta una profunda crisis y contracción económica”.

Por su parte, en Gran Bretaña el Financial Times consideró a la consulta como un revés para la confianza empresarial, especialmente en medio de la pandemia cuando hay amenazas de recorte de la inversión.

The Guardian anotó: “Fue el último de una serie de proyectos controvertidos que el líder populista ha puesto en plebiscitos repentinos, que los críticos sostienen que están manipulados para inducir su resultado preferido. La votación, realizada en medio de la pandemia de coronavirus, llegó en un momento difícil para México, donde la economía se estancó y el peso se desplomó”.

Añadió: “Los inversores internacionales parecen asustados por la voluntad de López Obrador de solicitar votos anticipados en proyectos que ya están en construcción, como un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México”.

La agencia Reuters difundió lo siguiente: “El rechazo de la planta, que comenzó bajo el gobierno anterior como una de las mayores inversiones extranjeras de los últimos años, ha suscitado más preguntas sobre la fiabilidad de los acuerdos contractuales en México con López Obrador”.

El periódico español El País publicó sobre el caso que “la incertidumbre ahora es total”.

Después de que los resultados de la consulta fueron dados a conocer, López Obrador comentó lo siguiente: “Claro que nos importa la inversión. No estamos en contra de la inversión extranjera, mucho menos vamos a estar en contra de la creación de empleos, pero también tenemos que tomar en cuenta la opinión de la gente y tenemos que cuidar nuestros recursos naturales”.

Por su parte, la empresa, en un comunicado dado a conocer hoy, se manifiesta dispuesta a entablar un diálogo con el gobierno federal: “Hemos escuchado atentos las declaraciones de la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez y las palabras del Presidente de la República con respecto a nuestro proyecto en Mexicali, Baja California. Hemos tomado nota de sus mensajes y estamos listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente López Obrador y su gabinete para trabajar de cerca en un plan de acción que considere los grandes retos actuales y futuros que enfrenta México en lo económico y lo social”.

Para aprovechar la situación el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, realizó hoy una invitación a Constellation Brand para que vayan a su estado y valoren la posibilidad de invertir en él.

También te puede interesar