jueves 23 mayo 2024

35 aniversario del PRD: una izquierda socialdemócrata necesaria para México

por etcétera

Llegamos este 5 de mayo de 2024 con un PRD que cumple 35 años de vida. Es un año crucial para el futuro democrático de nuestro país.

Durante este lapso hemos acreditado y demostrado que somos la verdadera izquierda en nuestro país, la izquierda democrática comprometida con la defensa de las causas más profundas de la gente, de la sociedad mexicana y la construcción de una sociedad con instituciones democráticas como el INE, el INAI, la CNDH, entre muchas otras, que han permitido la transición democrática, la paz y la tranquilidad nacional.

El México de hoy no podría entenderse sin el papel y la presencia del PRD. Como izquierda socialdemócrata hemos sido fieles defensores del Estado de Derecho y de las libertades individuales en su más amplia acepción.

Somos pioneros en la lucha por la igualdad de las mujeres frente a los hombres al impulsar la paridad de género en todos los ámbitos de la vida nacional, y lograr que esos derechos estén reconocidos en la Constitución.

Ha sido indeclinable nuestra lucha por mejores condiciones de las y los trabajadores en general, de los derechos de los pueblos indígenas, el desarrollo de las juventudes, y el reconocimiento de los derechos de las personas de la diversidad sexual.

Surgimos como los impulsores de la República Democrática con pleno equilibrio de poderes, defensores irrestrictos de la libertad de expresión, de un México que respete a la libre empresa, que viva sin miedo, sin abrazos a la delincuencia, donde se persiga y castigue a los grupos delictivos y haya un combate verdadero a la corrupción.

En el PRD estamos comprometidos con apoyos reales al abandonado campo mexicano, respeto al medio ambiente e impulso de un desarrollo económico armónico y sustentable, entre muchos otros aspectos de la vida nacional. También hemos luchado incansablemente para alcanzar la Presidencia de la República y, aunque no hemos accedido a ella, somos los arquitectos de los cambios democráticos más importantes en el país en las últimas cuatro décadas.

Hoy México es más desigual que hace seis años, más inseguro, con más feminicidios, con menos atención a una educación de calidad y de mejor salud; con un gobierno más corrupto. La llamada cuarta transformación es un falso ropaje de izquierda con el que se ha pretendido ocultar una acentuada y permanente deriva autoritaria con peligrosos signos dictatoriales.

El lema con el que nacimos hace 35 años es hoy más vigente que nunca: “¡Democracia ya, patria para todas y todos!”. Como lo hicimos hace 35 años, seguiremos luchando por todos los derechos y libertades que hoy están en riesgo con este gobierno que llegó con banderas de izquierda democrática para obtener la confianza de la gente, pero que ha demostrado ser todo lo contrario, porque traicionó a quienes le dieron su confianza.

Es del dominio público que hemos cometido muchos errores que en los últimos años han provocado una baja importante en nuestros volúmenes y porcentajes de votación a nivel nacional y en un importante numero de estados del país. Las causas de este fenómeno son múltiples y debemos asumirlas con toda responsabilidad para superarlas urgentemente.

Pero aún con esta condición, en el momento actual, decimos con orgullo y congruencia con nuestra historia que sin la presencia del PRD no se hubiera conformado la Coalición Electoral que actualmente lleva a Xóchitl Gálvez como candidata a la Presidencia de la República.

Estamos convencidos que los partidos políticos debemos abrirnos a la sociedad civil para postular las mejores candidaturas a todos los cargos de elección popular. El momento actual nos está poniendo a prueba, las y los perredistas debemos dar lo mejor de nosotros para construir una mayoría nacional que lleve a Xóchitl a la Presidencia, ganar la mayoría de las gubernaturas en juego y tener mayoría en los poderes legislativos federal y estatales, así como en los municipios en disputa.

Esa es la mejor manera de honrar al PRD en su 35 aniversario y hacerlo pervivir, alejando el fantasma de la pérdida del registro. Por ello mismo, desde la Dirección Nacional de nuestro partido manifestamos que estamos convencidos de la necesidad de superar vicios que nos han debilitado, de hacer a un lado prácticas que no ponen en el centro las exigencias de la sociedad a la que queremos representar.

Al PRD le urge revisarse para relanzarse y reconstruirse de la mano de muchos liderazgos y sectores de la sociedad civil, social y popular, que han emergido con singular energía en este proceso electoral, para construir juntos un PRD renovado, fuerte e influyente en la vida nacional para ser parte fundamental en la conformación de un Gobierno de Coalición que, con Xóchitl Gálvez a la cabeza, conduzca el proceso de reconstrucción democrática de la vida nacional y elimine definitivamente la tentación de implantar en México un gobierno de corte autocrático.

Agradecemos a los liderazgos y grupos de la sociedad civil, de la academia, la ciencia, el arte y la cultura, ambientalistas, animalistas, feministas, de la diversidad sexual, a todos en su amplia pluralidad, sus expresiones de confianza al llamar a votar el próximo 2 de junio por Xóchitl Gálvez por la vía del PRD. Sus votos son de una enorme valía.

Desde ahora les anunciamos que, juntos, en la semanas siguientes a este histórico día, iniciaremos la nueva etapa del PRD socialdemócrata, de izquierda verdadera que México necesita.

Trabajar hoy, pues, para obtener el mejor resultado electoral e iniciar pronto el proceso de renovación y mayor fortalecimiento del PRD. Confiamos en que lo vamos a lograr.

¡Somos la opción ciudadana!

¡Viva el PRD!
¡Viva Xóchitl Gálvez!
¡Viva México!
¡Democracia ya, Patria para todas y todos!

También te puede interesar