jueves 29 febrero 2024

Clara Brugada dio contrato por 10 MDP a empresa fantasma que robó 142 MDP de SEGALMEX

por Jorge García Orozco

Durante su gestión en Iztapalapa, Clara Brugada, la precandidata única de Morena al Gobierno de la Ciudad de México, entregó un contrato de 10 millones de pesos por asignación directa a una empresa fantasma que fue acusada de robarse poco más de 142 millones de pesos de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) por adquisición de azúcar ficticia.

De acuerdo con el contrato número IZTP/DGA/AD-C06/023/2020, del cual etcétera posee una copia, el 3 de enero de 2020 la entonces alcaldesa de Iztapalapa otorgó por asignación directa a Servicios Integrales Carregin un contrato para el arrendamiento de carros tanque pipa para atender el suministro de agua potable en varias colonias de la alcaldía.

El contrato fue establecido por la administración de Brugada a través del director general de Administración, Guillermo Rocha Ramos, y Óscar López Rosas, director jurídico, con Eduardo Alejandro Murillo Landeros, quien fungía como director jurídico de Carregin.

Murillo Landeros fue detenido en mayo por elementos de la Policía Federal Ministerial y fue vinculado a proceso por el juez federal Gregorio Salazar Hernández por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

El contrato entre la alcaldía Iztapalapa y Carregin especifica el arrendamiento de carros tanque pipas de 10 m3 para el suministro de agua potable a la población de la demarcación, que incluye gastos directos e indirectos, certificados de sanitización del tanque y de calidad del líquido, así como seguro vehicular contra accidentes. Cada servicio tuvo un monto de mil 551.72 pesos, y el contrato máximo fue por 10 millones de pesos.

¿Qué es Carregin?

Servicios Integrales Carregin es una de las empresas implicadas en un fraude de Segalmex, por el que obtuvo de Diconsa 142.4 millones de pesos por la adquisición de 25 mil toneladas de azúcar, las que no fueron entregadas. La empresa dilapidó el 82 por ciento de la cantidad en tan sólo dos meses, la cual fue transferida a 18 entidades físicas y jurídicas, según una investigación publicada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Posterior al recibimiento del pago por parte de Diconsa el 22 de mayo de 2020, entre el 25 de mayo y el 30 de julio de ese mismo año, Carregin realizó 38 extracciones por un total de 116 millones 877 mil 566 pesos en beneficio de terceros.

Los beneficiarios primordiales de esas transacciones fueron la entidad Misceláneos Tupeca, representada por Juan Carlos Bustos Hernández, con 59.9 millones de pesos; Corporativo JI Integra, cuyo representante es José Rafael Domínguez Cervantes, con 30 millones de pesos; Andrés Amner Aguilar Escalante, con 9.3 millones de pesos, y Fernando Hiram Zurita Jiménez, antiguo director de la Caja de Previsión de la Policía Auxiliar de la capital, con un total de 5 millones 90 mil pesos.

Con los fondos obtenidos de Diconsa, Carregin realizó pagos por 5 millones de pesos a Hugo Gerardo Rosales Badillo, y por 2.4 millones a Tequilera Obediente, representada por Carlos Solís de la Torre. Otras empresas beneficiadas con el fraude fueron Gremprisma, con 1.7 millones; Ingenio El Mante recibió 1.1 millones; Comercial Institucional Especializada, 810 mil pesos, y Kronos Consultores Amner, 375 mil pesos.

Rosales Badillo, uno de los prófugos vinculados con el caso Segalmex, señala a Zurita Jiménez como el responsable detrás de Carregin.

Todos esos pagos, estimados por la Secretaría de Hacienda y la Fiscalía General de la República (FGR), derivan del supuesto desvío de más de 142 millones de pesos en la compra simulada de azúcar.

Fraude con plantas de agua

Además, Carregin, a través de Murillo Landeros, también fue responsable de un fraude con el agua de Segalmex-Diconsa al hacer una simulación de competencia con la empresa Gainmate Comedores Industriales S. R.L. de C.V., lo que también es investigado por la FGR.

Estas empresas tendrían que haber instalado 274 plantas purificadoras, pero sólo instalaron 25, las que operaron por menos de un año y que ahora están en el abandono. La inversión para instalar y operar esas plantas estaría a cargo de las empresas, y después de cuatro años tendrían que haber sido entregadas a Diconsa, lo que no sucedió ya que no fueron instaladas y están abandonadas.

Sobre Carregin también es necesario mencionar a quienes se ha hecho pasar por accionistas: Daffne Pomar Colín, un ama de casa con dificultades financieras hasta para saldar una deuda de 3 mil pesos en una tienda, figura como accionista de la empresa.

Otro presunto accionista es Jorge Saúl Romero Valencia, quien reside en una modesta vivienda en Cuatro Vientos, una colonia popular en Ixtapaluca, Estado de México, según constató MCCI en visitas domiciliarias en las que verificó la información.

A pesar de que Pomar Colín y Romero Valencia parecen haber sido utilizados como prestanombres, la FGR ha solicitado la detención de ambos en relación con la denuncia presentada por Diconsa, una división de Segalmex. La Fiscalía también acusa a Carregin y a exservidores públicos.

También te puede interesar