miércoles 12 junio 2024

AMLO va ahora contra el ISSSTE

por etcétera

Ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador va contra el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE): anunció que trabajan en su reforma, lo que justificó con su gastado discurso de la privatización y la corrupción.

En su conferencia de prensa de este lunes, López Obrador se refirió al ISSSTE, sistema del que, dijo, “es el que estaba más abandonado, más privatizado. Es como regresarlo a lo público porque lo habían privatizado. Nada más quedaba el nombre y el cascarón administrativo, porque hasta los edificios estaban privatizados; laboratorios, todos los servicios integrales de salud, subvencionados, subcontratados. Y ahora lo que queremos es mejorar los servicios médicos en el ISSSTE y tener todos los medicamentos y que no falten los servicios, y en eso estamos trabajando”.

Como siempre, acusó que había corrupción en el instituto, “es que estaba podrido todo”. Y justificó que le echa la culpa de esa situación a las administraciones anteriores: “Dicen mis adversarios, yo llevo cuatro años o cerca de cuatro años, que todavía le sigue echando la culpa a los gobiernos anteriores. No se las voy a dejar, no voy a dejar de echarles la culpa de lo que hicieron. Eso fue una tragedia; es que acabaron, se esmeraron en destruir al país”.

Así, anunció que su gobierno ya está trabajando en una reforma completa del ISSSTE “porque queremos dejar un buen sistema de atención a los trabajadores al servicio del Estado, tanto activos como jubilados”.

López Obrador insistió en una promesa que ha incumplido en toda la línea, cuyo fracaso se puede observar con el destino del Instituto de Salud para el Bienestar y la incierta implementación del IMSS-Bienestar: “Estamos avanzando para garantizar el derecho a la salud a los que no tienen seguridad social. Es un compromiso que tenemos: que el año próximo vamos a tener un sistema público de salud de primer orden, de los mejores del mundo para la población abierta; es decir, universal, para todos. Estamos trabajando en eso”.

Al respecto es menester recordar que desde 2019 López Obrador había prometido un sistema de salud como el de Dinamarca, que desde finales de 2020 debió haber estado listo. Pero el presidente sigue señalando un sistema de salud desastroso y, otra vez, promete que en un año el país tendrá uno de primer mundo.

Mientras se ha dado a conocer la enorme cifra de personas, incluso con seguridad social, que acuden a sistemas de salud privados (como los consultorios adyacentes a farmacias), además de que continúan las denuncias por falta de medicamentos, López Obrador informó de forma idílica: “Ya les he explicado de que se están rehabilitando centros de salud, hospitales; se están equipando, estamos abasteciendo con medicamentos los centros de salud, los hospitales”.

Y finalizó: “Por eso sí vamos a lo del ISSSTE a fondo, ya estamos en eso. Yo espero que en poco tiempo les podamos dar ya los informes. Así como los martes se está informando sobre el sistema de salud que está integrando para la atención a la población abierta, así en el caso del ISSSTE vamos a ir avanzando”.

También te puede interesar